PLAYLIST

El regreso de Jay-Z, Cardi B, Foo Fighters y otras 12 canciones de febrero

Los críticos de ‘Babelia’ analizan los temas recientes más destacados en todos los estilos musicales

Jay-Z y Nipsey Hussle, en una imagen de 2019.
Jay-Z y Nipsey Hussle, en una imagen de 2019.Shareif Ziyadat

‘What It Feels Like’ – Nipsey Hussle & Jay-Z

Nipsey Hussle fue asesinado frente a su tienda en Los Ángeles hace dos años. Rapero y hombre de negocios, el autor del fabuloso Victory Lap siempre pareció una versión pyme de Jay-Z, a quien admiraba y con quien estuvo a punto de colaborar en varias ocasiones. Hace unos meses, los productores Mike & Keys recuperaron este tema que Nipsey escribió hace ocho años, le añadieron un sonido que recuerda al que destilaba Jay-Z cuando dominaba el mundo y este puso también su voz. El resultado es una canción enorme que nos sirve par recordar lo que Jay-Z fue y también lo que Nipsey era: un tipo con un estilo tan irresistible y tan propio que incluso muerto podría ser capaz de robarle protagonismo al rapero más exitoso de las dos últimas décadas. El tema forma parte de la banda sonora de Jesus and the Black Messiah. XAVI SANCHO

‘Echoing’ – Kings of Leon

Al principio parecían el elemento sureño y rural que necesitaba el nuevo rock and roll de principios de este siglo para terminar de cubrir todas las bases. Luego descubrieron a Pixies y U2. Firmaron un disco raro y brillante. A renglón seguido se olvidaron de los Pixies y se convirtieron en una máquina de rock ampuloso, pretencioso y dolorosamente vacuo. Triunfaron. Mucho. Ahora parecen haber dado un pasito atrás, conscientes de que lo que les hizo ricos les hizo también irrelevantes y, sobre todo, que lo que les hizo ricos hace diez años ya no hace ricos ni a The Killers. Echoing es una melodía mil veces escuchada sobre una progresión de acordes mil veces utilizada. Funciona porque esto siempre ha funcionado, y porque siempre habrá gente a quien todo esto suene nuevo y gente que lo eche de menos. X. S.

‘Heels’ – Billy Nomates

Mientras el renacer del rock and roll que aupó a gente como Kings Of Leon tenía lugar, en un espacio más frío, oscuro y poco ventilado sucedía un amago de recuperar el electro que, en un principio, fue excitante, nervioso y radial y que, más tarde, sería asimilado dentro de la electrónica estándar. Billy Nomates, una chica de Bristol que debe ser de las pocas personas de la escena que se lleva bien con Sleaford Mods, recupera un poco ese sonido que se llamó electroclash y en esta apabullante Heels lo eleva por encima de Peaches o Adult, añadiéndole elementos de Primal Scream o de los mismos Sleaford Mods. Esta maravilla incómoda y repetitiva habla de comunicación y alienación y forma parte de su nuevo EP, Emergency Telephone. Cuando se vuelva a poder ser alternativo, habrá que darle las gracias a gente como ella. X. S.

La rapera Cardi B, en el vídeo de 'Up'.
La rapera Cardi B, en el vídeo de 'Up'.

‘Up’ – Cardi B

Tras conquistar el estrellato con su debut en 2018 y volver a alcanzar la cima con WAP, su exitosa y lúbrica canción junto a Megan Thee Stallion, Cardi B ultima un segundo disco, del que este tema parece un primer y rotundo adelanto. La rapera del Bronx, nacida como Belcalis Marlenis Almánzar, vuelve a deslumbrar con un número técnicamente perfecto, marcado por una aliteración frenética de bilabiales que deja sin aliento. Cardi B despliega sobre una base sencilla su conocida pirotecnia lírica, con la que expone un sistema de valores que también es el de buena parte del hip hop femenino de hoy: actitud sex-positive, gusto por el lujo más ostentoso (aquí convoca a Balenciaga, el Bentayga de Bentley y el mítico bolso Birkin de Hermès), fanfarronería sobre sus éxitos y empoderamiento a través del dinero, ya sea propio o ajeno. “Los tíos sin blanca no merecen ningún coño”, canta Cardi B, retomando lo que ya decían Destiny’s Child en los tiempos de Bills, Bills, Bills, solo que sin remilgo a la vista. “Si tuviera polla, la lamerías como una piruleta”, termina por concluir. Freud se pondría las botas con la buena de Belcalis. ÁLEX VICENTE

‘Don’t Judge Me’ – FKA twigs & Headie One & Fred Again..

Otro regreso esperado es el de FKA twigs, que ya tiene a punto el disco que compuso durante el confinamiento. Su primer sencillo es una colaboración con el rapero londinense Headie One y el productor Fred Again.. (detrás de canciones de Ed Sheeran o Stormzy). El tema llega acompañado de un vídeo de seis minutos dirigido por Emmanuel Adjei (artífice del Black is King de Beyoncé) y rodado en la fuente monumental de 13 metros que Kara Walker instaló en la Tate Modern, con apariciones de conocidos activistas negros en el Reino Unido, como la escritora Reni Eddo-Lodge, el poeta Salomon O. B. o la modelo trans Munroe Bergdorf. La canción, pensada como un aullido contra “el opresor invisible”, es una estudiada mezcla de fuerza y fragilidad que, pese a su encomiable cometido, resulta algo artificiosa en su desarrollo dramático, en su paso de la voz quebradiza del inicio a las paredes que tiemblan en el clímax. La artista británica tiende aquí a una grandilocuencia con la que no logra reproducir el escalofrío de emoción pura que recorría un tema tan sencillo y tan tremendo como Cellophane. Á. V.

El grupo británico Squid, en una imagen promocional.
El grupo británico Squid, en una imagen promocional.Holly Whitaker

‘Narrator’ – Squid feat. Martha Skye Murphy

En 2020 este quinteto de Brighton ya estaba siendo programado en festivales de relumbrón con solo dos EPs autoproducidos. Pero llegó la pandemia y todo se fue al traste. Al final se han decidido a fichar por el mítico sello Warp, que tras varios retrasos publicará su debut en mayo. Como primer adelanto, muestran esta canción de ocho minutos y medio dejando claro que eso de que un buen sencillo no pasa de los 180 segundos es algo olvidado. Narrator, en la que colabora la cantante Martha Skye Murphy, es un delirio ruidoso e hipnótico que va de menos a más y recuerda según el momento a The Fall, Yo La Tengo o incluso a Frank Zappa. Apunten el nombre porque los chavales apuntan maneras. ÍNIGO LÓPEZ PALACIOS

‘Hall of Death’ – Matt Sweeney & Bonnie ‘Prince’ Billy

Will Oldham (alias Bonnie ‘Prince’ Billy) y su amigo y colaborador, el guitarrista Matt Sweeney, vuelven a editar disco juntos después de 15 años. Una segunda parte ya desde el título: si aquel se llamaba Superwolf, el que se publica a finales de abril será Superwolves. Este adelanto lo firman con Ahmoudou Madassane, uno de los músicos más activos de la rica escena del rock tuareg de Mali. Las guitarras circulares que convierten la melodía country de la canción en blues del Sahel son cortesía de uno de los grupos en los que toca Madassane, la Mdou Moctar ensemble. Y la mezcla entre Kentucky y el desierto funciona. I. L. P.

‘Got Me Worried’ – Django Django

Cualquiera que siga la cuenta de Twitter de los escoceses sabe que Django Django son buscadores de tesoros en las cubetas de saldos de las tiendas de discos. En los últimos tiempos han dejado claro su amor por grupos de la psicodelia californiana de los sesenta como The West Coast Pop Art Experimental y especialmente The Millenium. De hecho, esta canción está claramente inspirada por To Claudia On Thursday, un maravilloso tema de estos últimos. Got Me Worried es una delicia de teclados juguetones, voces suaves, toques tropicalistas y una parte cantada en algo que parece portugués. Forma parte de su nuevo disco, el muy recomendable Glowing In The Dark. I. L. P.

La cantautora estadounidense Sharon Van Etten.
La cantautora estadounidense Sharon Van Etten.

‘On Your Way Now’ – Sharon Van Etten

El folk-rock norteamericano siempre ha tenido en Sharon Van Etten a un ser especial. Admirada por The National y consolidada ya como una de las voces más sugerentes del panorama actual, su música siempre tiene esa extraña capacidad de envolver. Va abrazando hasta dejarte sin respiración, bien sea conmovido por el dolor o asombrado por tanta belleza. Acaba de publicar esta canción que es su primera composición nueva desde el notable disco Remind Me Tomorrow. Una vez más, se recrea en atmósferas particularísimas, aunque en este caso expande su sonido con oscuras percusiones y sombríos sintetizadores. Casi parece una ensoñación. FERNANDO NAVARRO

‘Poor Lost Souls’ – Jimbo Mathus & Andrew Bird

A finales de los noventa fueron compañeros en los Squirrel Nut Zippers y ahora son dos músicos con una personalidad admirable, capaces de construirse carreras fuera de los márgenes, pero con una calidad a prueba de bomba. Andrew Bird abandona el traje de crooner que había cogido en sus últimos discos y se une a Jimbo Mathus, un experto en darle un buen revolcón a los sonidos raíces del folk. Juntos han grabado These 13, un disco con un alma rural, buscando los espíritus errantes de Townes Van Zandt y Hank Williams, y que se ha registrado frente a un micrófono RCA 44 para obtener una sensación más realista y cruda. El disco sale en marzo y este es uno de sus adelantos. Dos voces, dos talentos. F. N.

El músico, compositor y productor Alizzz en una imagen promocional.
El músico, compositor y productor Alizzz en una imagen promocional.

‘Ya no siento nada’ – Alizzz

¿Han escuchado El encuentro, la canción que Alizzz y Amaia Romero publicaron en octubre pasado? Lleva siete millones de escuchas en Spotify, y parecen pocas. Puede que sea la canción pop más molona de los últimos meses. Lo tiene todo: melodía, inocencia, ritmo… Ahora llega Ya no siento nada, esta vez solo Alizzz. Este barcelonés treintañero, de nombre real Cristian Quirante, no se quiere quedar solo como productor y compositor de C. Tangana. Alizzz guarda planes para una carrera en solitario, y no podemos estar más por la labor. Ya no siento nada funciona como las mejores canciones de MGMT. Imposible no dejarse llevar por los sonidos que estás escuchando, unas melodías que parecen sencillas. Parecen… La letra resulta igual de ingenua que El encuentro. Bendita simpleza. El día que nos liberen de la jaula y podamos bailar estas canciones con seres de nuestra misma especie vamos a ser muy felices. CARLOS MARCOS

‘Intacto’ – Mikel Erentxun & Quique González

Al margen de unos y de otros, sin sonar en las radios comerciales y con poca presencia en los a veces prejuiciosos medios indies, Mikel Erentxun acumula una carrera en solitario impoluta, al margen de la relevante aportación de Duncan Dhu, claro. Se prepara el músico vasco para un disco con colegas cantantes, algo poco original, pero si la calidad va por el camino de Intacto, la cosa se pone interesante. Para esta canción recluta a Quique González, al que estos medios tiempos de derrota le sientan de maravilla. Es una canción larga, que supera los cinco minutos, con su solito de guitarra y otro de órgano, pero, caramba, a uno se le queda hasta corta. Así de buena es esta pieza donde los dos músicos se turnan en una parte vocal, aportando serenidad y profundidad. ¿La música? Tracen una línea que va desde The Band a Ryan Adams, con todo lo bueno que hay de por medio. Ganas de escuchar más canciones. C. M.

‘La Rama’ – Los Hermanos Cubero & Christina Rosenvinge

Los Hermanos Cubero, aún encantadoramente inclasificables, conciben la música popular, que no exactamente pop, como un algo colectivo, un algo que se hace con amigos, y por eso, dicen, su disco Errantes Telúricos no debería extrañar a nadie. Lo extraño es cómo consiguen llevar a su terreno, ese folk de vieja escuela, a personalísimos artistas que provienen del otro rincón del cuadrilátero, mandolina y voces y letras y arreglos del pasado mediante. Es el caso aquí de una Christina Rosenvinge de voz inusitadamente ronca, que encaja extraña pero perfectamente en una curiosísima y hasta imposiblemente pegadiza pieza de orfebrería mariachil destinada a que no dejes de repetirte una palabra tan maravillosa como “resalada”, y a que no olvides que cada corte de Los Hermanos Cubero es un género en sí mismo. LAURA FERNÁNDEZ

En su autobiografía, 'Historias de terror', Liz Phair no se pne de perfil en ningún momento.
En su autobiografía, 'Historias de terror', Liz Phair no se pne de perfil en ningún momento.Elizabeth Weinberg

‘Hey Lou’ – Liz Phair

Es altamente recomendable escuchar el nuevo, y divertidísimo sencillo de Liz Phair –que estará incluido algún día en ese álbum que nunca parece llegar, Soberish– en algún lugar en el que, a la vez, pueda verse el videoclip. Porque la canción es un homenaje a una famosísima pareja del indie glam mundial: nada menos que Lou Reed y Laurie Anderson. Phair se preguntó un día cómo debía ser su vida en casa, cuando no estaban de gira, ni tocando, sino simplemente desayunando o leyendo, y compuso este delicioso tema que, teniendo el espíritu noventas de todo lo que toca Phair, es un noventismo más cercano a Aimee Mann que a nada. Contiene referencias directas al clásico O Superman de Anderson y, bueno, las protagonistas del videoclip son dos adorables muppets que, entre otras cosas, recuerdan a cuando se metían con Andy Warhol. L. F.

‘No Son Of Mine’ – Foo Fighters

He aquí el disparo más macarrónicamente hard rockero de Medicine At Midnight, el décimo y, en muchos sentidos, aburrido, álbum de los de Dave Grohl. Un agresivo y testosterónico disparo decidido a contentar a aquellos a los que tal vez no les parece nada bien que Foo Fighters quieran sonar, como dijo Grohl el otro día, “bailables”, en el sentido en el que podrían resultarlo reinterpretando el Let’s Dance de Bowie, dijo también. Suena a un old school superadísimo, de una agresividad innecesaria en el contexto en el que se encuentra. Es decir, si eres Dave Grohl y quieres sonar bailable, ¿por qué no, simplemente, sonar bailable? Oh, está el asunto AOR. Un deseo de sonar para todos los públicos, que, en su caso, no debe olvidarse de incluir a ese tipo de público. L. F.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50