TRIBUNA LIBRETribuna
i

Entre adultos y sin sentido

El cine actual sigue aplicando viejos esquemas narrativos del porno atribuyendo a las mujeres fantasías masculinas

Jack Nicholson y Jessica Lange, en 'El cartero siempre llama dos veces'.
Jack Nicholson y Jessica Lange, en 'El cartero siempre llama dos veces'.

Recuerdo haberle leído hace tiempo a Maruja Torres que su generación aprendió a besar durante el franquismo en la última fila de aquellos viejos cines de barrio de sesión doble, copiando hasta el menor detalle la forma en la que se besaban en la pantalla los actores y actrices que protagonizaban las películas que estaban viendo. Qué duda cabe que, al respecto, los besos de Casablanca, De aquí a la eternidad o Esplendor en la hierba constituyen hitos memorables....

Lo más visto en...

Top 50