El nuevo (e indignante) manual de la esposa perfecta, según la ciencia

<p>Las relaciones de pareja son uno de los objetos de estudio al que más horas dedican investigadores de todo el mundo. ¿Qué cualidades se necesitan para que una relación sea duradera, satisfactoria y plena? La respuesta muy a menudo nos viene dada en clave heterosexual y masculina.</p> <p><strong>La ciencia, en algunas ocasiones, parece tener una cierta tendencia a estudiar características y valores en las mujeres que bien pudieran tener los hombres</strong> y que poco o nada tienen que ver con el género. En este sentido la periodista científica Angela Saini, explica en su libro Inferior que "desde la inteligencia hasta la emoción, durante siglos la ciencia nos ha dicho que los hombres y las mujeres son fundamentalmente diferentes. Pero esta no es toda la historia" en realidad, según Saini "la ciencia ha maltratado a las mujeres".</p> <p>En la literatura científica se puede encontrar toda clase de estudios: sobre preferencias masculinas y también sobre preferencias femeninas. Entre los primeros, no es difícil descubrir algunos ejemplos de machismo más o menos disimulado. Analizar <a href="psycnet.apa.org/record/2010-01934-004" rel="nofollow" target="_blank">cómo de largas han de ser nuestras piernas</a> para que resulten atractivas o determinar <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3210352/" rel="nofollow" target="_blank">el tamaño ideal de pecho</a> son solo un par de ejemplos algo obvios e infantiles ¿verdad?</p> <p>Pero ¿qué pasa cuándo los estudios ensalzan otro tipo de cualidades como la bondad o la paciencia? Pues en muchas ocasiones no nos damos cuenta que <strong>estamos ante una situación que se conoce como "patriarcado de consentimiento"</strong> explica Mercedes Cano, coach especialista en igualdad. "El patriarcado es muy hábil y se adapta muy bien a lo que necesita y en vez de decirte que tú no eres capaz de hacer algo lo que hace es alabarte, esto se conoce como machismo sutil", sigue Cano. Precisamente de machismo sutil se nutre la siguiente compilación de estudios científicos que pretenden escribir el ABCD de la esposa perfecta. Los revisamos:</p>
<p>Las relaciones de pareja son uno de los objetos de estudio al que más horas dedican investigadores de todo el mundo. ¿Qué cualidades se necesitan para que una relación sea duradera, satisfactoria y plena? La respuesta muy a menudo nos viene dada en clave heterosexual y masculina.</p> <p><strong>La ciencia, en algunas ocasiones, parece tener una cierta tendencia a estudiar características y valores en las mujeres que bien pudieran tener los hombres</strong> y que poco o nada tienen que ver con el género. En este sentido la periodista científica Angela Saini, explica en su libro Inferior que "desde la inteligencia hasta la emoción, durante siglos la ciencia nos ha dicho que los hombres y las mujeres son fundamentalmente diferentes. Pero esta no es toda la historia" en realidad, según Saini "la ciencia ha maltratado a las mujeres".</p> <p>En la literatura científica se puede encontrar toda clase de estudios: sobre preferencias masculinas y también sobre preferencias femeninas. Entre los primeros, no es difícil descubrir algunos ejemplos de machismo más o menos disimulado. Analizar <a href="psycnet.apa.org/record/2010-01934-004" rel="nofollow" target="_blank">cómo de largas han de ser nuestras piernas</a> para que resulten atractivas o determinar <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3210352/" rel="nofollow" target="_blank">el tamaño ideal de pecho</a> son solo un par de ejemplos algo obvios e infantiles ¿verdad?</p> <p>Pero ¿qué pasa cuándo los estudios ensalzan otro tipo de cualidades como la bondad o la paciencia? Pues en muchas ocasiones no nos damos cuenta que <strong>estamos ante una situación que se conoce como "patriarcado de consentimiento"</strong> explica Mercedes Cano, coach especialista en igualdad. "El patriarcado es muy hábil y se adapta muy bien a lo que necesita y en vez de decirte que tú no eres capaz de hacer algo lo que hace es alabarte, esto se conoce como machismo sutil", sigue Cano. Precisamente de machismo sutil se nutre la siguiente compilación de estudios científicos que pretenden escribir el ABCD de la esposa perfecta. Los revisamos:</p>
Idealmente você deveria ter entre 2 e 4 anos menos que seu marido. É o que confirma um estudo publicado no Journal of Sex Research, no qual se revela que os homens estão mais satisfeitos com suas relações e vida sexual quando suas parceiras são de 2 a 4 anos mais jovens que eles. Se você já está em idade pós-menopausa, então se esqueça de ser a mulher de alguém, ou por acaso não leu o estudo de impacto mundial publicado na PLOS Computational Biology que revelou que as mulheres mais velhas se tornam inférteis porque os homens não as acham atraentes? Talvez seu caso seja outro, como afirma Maxwell Burton-Chellew, biólogo da Universidade Oxford, que, em declarações a The Telegraph, disse que "os homens sentem menos atração pelas mulheres pós-menopáusicas porque já não podem ter filhos, e não o contrário”. Logo, nunca envelheça, por favor.
Idealmente você deveria ter entre 2 e 4 anos menos que seu marido. É o que confirma um estudo publicado no Journal of Sex Research, no qual se revela que os homens estão mais satisfeitos com suas relações e vida sexual quando suas parceiras são de 2 a 4 anos mais jovens que eles. Se você já está em idade pós-menopausa, então se esqueça de ser a mulher de alguém, ou por acaso não leu o estudo de impacto mundial publicado na PLOS Computational Biology que revelou que as mulheres mais velhas se tornam inférteis porque os homens não as acham atraentes? Talvez seu caso seja outro, como afirma Maxwell Burton-Chellew, biólogo da Universidade Oxford, que, em declarações a The Telegraph, disse que "os homens sentem menos atração pelas mulheres pós-menopáusicas porque já não podem ter filhos, e não o contrário”. Logo, nunca envelheça, por favor.
Assim explica um estudo realizado no Westfield State College, EUA, que afirma que os homens se sentem mais atraídos pelas mulheres que riem de suas piadas. "O fato de que uma pessoa, homem ou mulher, ria constantemente das gracinhas da outra, valida sempre suas atitudes, reforça seu modo de ser e, como resultado, eleva sua autoestima. Ter constantemente uma pessoa que na subordinação incondicional aplauda, costuma causar prazer”, explica Carmen Espinosa Pintos, psicóloga especialista em violência de gênero.
Assim explica um estudo realizado no Westfield State College, EUA, que afirma que os homens se sentem mais atraídos pelas mulheres que riem de suas piadas. "O fato de que uma pessoa, homem ou mulher, ria constantemente das gracinhas da outra, valida sempre suas atitudes, reforça seu modo de ser e, como resultado, eleva sua autoestima. Ter constantemente uma pessoa que na subordinação incondicional aplauda, costuma causar prazer”, explica Carmen Espinosa Pintos, psicóloga especialista em violência de gênero.
Um estudo cujos resultados foram publicados no Journal of Research in Personality revelou que as pessoas às quais se atribui a palavra “honesto” parecem estar mais em forma, em melhor estado de saúde e com uma cara mais amável, feminina e atraente. Uma das conclusões do estudo é que os homens preferem ter uma mulher honesta quando se trata de estabelecer uma relação de casal de longo prazo. Por que esses dados foram concluídos numa linha sexista? Nesse clichê se espera que as mulheres sejam boas. Não é que dos homens se espere o contrário, mas neles ter malícia está associado a inteligência, adaptabilidade ao contexto. É curioso que, sendo a mesma característica, nas mulheres ter malícia ou pensar em seu próprio interesse se associe com ser egoístas, com não ser boas.
Um estudo cujos resultados foram publicados no Journal of Research in Personality revelou que as pessoas às quais se atribui a palavra “honesto” parecem estar mais em forma, em melhor estado de saúde e com uma cara mais amável, feminina e atraente. Uma das conclusões do estudo é que os homens preferem ter uma mulher honesta quando se trata de estabelecer uma relação de casal de longo prazo. Por que esses dados foram concluídos numa linha sexista? Nesse clichê se espera que as mulheres sejam boas. Não é que dos homens se espere o contrário, mas neles ter malícia está associado a inteligência, adaptabilidade ao contexto. É curioso que, sendo a mesma característica, nas mulheres ter malícia ou pensar em seu próprio interesse se associe com ser egoístas, com não ser boas.
<p>¿Qué es más importante el físico o la personalidad? Esta misma pregunta se hicieron un grupo de investigadores al desarrollar <a href="http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00224540903365497?journalCode=vsoc20" rel="nofollow" target="_blank">un experimento</a> en el que se examinó la influencia de la personalidad sobre las percepciones del atractivo físico. A una muestra de 2.157 estudiantes universitarios les fueron asignados aleatoriamente grupos de personas a los que tenían que evaluar y decir quiénes les parecían más atractivos. De algunos disponían información sobre su personalidad y de otros no.</p> <p>Los resultados fueron sorprendentes:<strong> los estudiantes que recibieron información sobre la personalidad de los sujetos que estaban evaluando consideraron atractivas a personas de distintas tallas</strong>. Un espectro mucho mayor que cuando no fueron informados de la personalidad del sujeto. Estos resultados sugieren que las señales no físicas influyen en la percepción de la belleza física... y características como la amabilidad o la asertividad nos convierten en personas atractivas ¿Personas he dicho? Disculpe, en mujeres atractivas. Se me olvidó explicar que los 2.157 evaluadores eran varones analizando a mujeres y así saber de una vez por todas como nos tenemos que comportar.</p> <p>Anote: buena, comprensiva, dicharachera… pero sin pasarse. ¡Que la frescura no sobrepase el decoro! Para Espinosa Pintos si se consiguiera un cambio en el modelo social se haría palpable que todas estas cualidades "son de las personas y no de un género determinado".</p>
<p>¿Qué es más importante el físico o la personalidad? Esta misma pregunta se hicieron un grupo de investigadores al desarrollar <a href="http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00224540903365497?journalCode=vsoc20" rel="nofollow" target="_blank">un experimento</a> en el que se examinó la influencia de la personalidad sobre las percepciones del atractivo físico. A una muestra de 2.157 estudiantes universitarios les fueron asignados aleatoriamente grupos de personas a los que tenían que evaluar y decir quiénes les parecían más atractivos. De algunos disponían información sobre su personalidad y de otros no.</p> <p>Los resultados fueron sorprendentes:<strong> los estudiantes que recibieron información sobre la personalidad de los sujetos que estaban evaluando consideraron atractivas a personas de distintas tallas</strong>. Un espectro mucho mayor que cuando no fueron informados de la personalidad del sujeto. Estos resultados sugieren que las señales no físicas influyen en la percepción de la belleza física... y características como la amabilidad o la asertividad nos convierten en personas atractivas ¿Personas he dicho? Disculpe, en mujeres atractivas. Se me olvidó explicar que los 2.157 evaluadores eran varones analizando a mujeres y así saber de una vez por todas como nos tenemos que comportar.</p> <p>Anote: buena, comprensiva, dicharachera… pero sin pasarse. ¡Que la frescura no sobrepase el decoro! Para Espinosa Pintos si se consiguiera un cambio en el modelo social se haría palpable que todas estas cualidades "son de las personas y no de un género determinado".</p>
<p>Lo que <strong>un hombre buscará en usted es que sea “estable” antes que neurótica</strong>. Y no, no lo dice un estudio victoriano (cuyas mujeres de la época vivieron bajo la carga de los estereotipos sexuales y a las que se les atribuía un sinfín de enfermedades nerviosas). Lo dice <a href="http://www.scirp.org/journal/PaperInformation.aspx?PaperID=57339" rel="nofollow" target="_blank">un estudio de 2015</a> de Psychology, en el que además aclaran que si es usted extrovertida, atlética e inteligente mejor que mejor. </p> <p>En el estudio se encuestó a 158 hombres con una edad promedio de 24.5 años que tuvieron que calificar a 16 mujeres hipotéticas para su idoneidad como parejas a largo plazo. Mercedes Cano explica que el sesgo sexista en este tipo de estudios es muy útil para el sistema patriarcal ya que "<strong>con este mecanismo se induce a las mujeres a pensar que una determinada forma de actuar les corresponde por el mero hecho de ser mujer</strong>".</p>
<p>Lo que <strong>un hombre buscará en usted es que sea “estable” antes que neurótica</strong>. Y no, no lo dice un estudio victoriano (cuyas mujeres de la época vivieron bajo la carga de los estereotipos sexuales y a las que se les atribuía un sinfín de enfermedades nerviosas). Lo dice <a href="http://www.scirp.org/journal/PaperInformation.aspx?PaperID=57339" rel="nofollow" target="_blank">un estudio de 2015</a> de Psychology, en el que además aclaran que si es usted extrovertida, atlética e inteligente mejor que mejor. </p> <p>En el estudio se encuestó a 158 hombres con una edad promedio de 24.5 años que tuvieron que calificar a 16 mujeres hipotéticas para su idoneidad como parejas a largo plazo. Mercedes Cano explica que el sesgo sexista en este tipo de estudios es muy útil para el sistema patriarcal ya que "<strong>con este mecanismo se induce a las mujeres a pensar que una determinada forma de actuar les corresponde por el mero hecho de ser mujer</strong>".</p>
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción