Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La solución del 'acertijo de Einstein'

Solo el 2% de la población es capaz de resolver el famoso enigma del físico. ¿Lo ha logrado?

El planteamiento es sencillo: en una calle hay cinco casas de colores distintos, y en cada casa vive una persona de distinta nacionalidad. Los cinco dueños son muy suyos: beben diversos tipos de bebida, fuman diferentes marcas de cigarrillos, y cada uno tiene una mascota distinta a la de los demás. A partir de las siguientes pistas, ¿quién es el dueño del pez?

1. El británico vive en la casa roja
2.
El sueco tiene un perro como mascota
3.
El danés toma té
4.
El noruego vive en la primera casa
5.
El alemán fuma Prince
6.
La casa verde está inmediatamente a la izquierda de la blanca
7.
El dueño de la casa verde bebe café
8.
El propietario que fuma Pall Mall cría pájaros
9.
El dueño de la casa amarilla fuma Dunhill
10.
El hombre que vive en la casa del centro bebe leche
11.
El vecino que fuma Blends vive al lado del que tiene un gato
12.
El hombre que tiene un caballo vive al lado del que fuma Dunhill
13.
El propietario que fuma Bluemaster toma cerveza
14.
El vecino que fuma Blends vive al lado del que toma agua
15.
El noruego vive al lado de la casa azul

La única manera de dar con la solución es cruzar los datos de estas 15 afirmaciones. Existen mútliples fórmulas para hacerlo (en YouTube hay varios ejemplos), y esta es la combinación definitiva: 

La solución del 'acertijo de Einstein'

Así pues, el dueño del pez es el vecino alemán. ¿Es del 2% de población que lo ha logrado? Enhorabuena, forma parte de la aristocracia de los portadores de una elevada inteligencia lógica, que permite resolver problemas complejos, realizar esquemas con facilidad y establecer relaciones profundas. Si, por el contrario, el físico germano le parece un modelo inalcanzable (bienvenido al 98%), siempre le quedará sumarse al team Mozart, cuyo cociente intelectual no destacaba entre el resto según las mediciones clásicas: por fortuna, hay otros tipos de inteligencia, como la creatividad o la capacidad de adaptación.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.