Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La obesidad puede causar 11 tipos de cáncer

Una revisión de estudios ve un vínculo entre el exceso de peso y algunos tumores, principalmente del sistema digestivo y de origen hormonal

La obesidad está relacionada con un mayor riesgo de tumores digestivos
La obesidad está relacionada con un mayor riesgo de tumores digestivos EFE

El cáncer acaba con la vida de 7,6 millones de personas todos los años. El dato puede verse agravado por la epidemia de obesidad que avanza por el mundo si se tienen en cuenta los análisis que relacionan el sobrepeso con el desarrollo de tumores. El número de personas en todo el mundo que pesan más de lo recomendable se ha incrementado desde los 857 millones en 1980 a los 2.100 en 2013.

Una revisión publicada por el British Medical Journal trata de identificar los tipos de cáncer que están vinculados con más fuerza al cáncer eliminando sesgos que puedan provocar errores. Los autores, liderados por Maria Kyrgiou, investigadora del Imperial College London (Reino Unido), recordaban cómo un análisis de estudios mostró que, aunque se asume una fuerte correlación entre diabetes de tipo 2 y varios tumores, solo un 14% de las asociaciones estudiadas están sustentadas por evidencias sólidas.

En este caso, examinaron los resultados de 204 estudios ya publicados que estudiaban la relación entre obesidad, aumento de peso, circunferencia abdominal y 36 tipos de cáncer. Así, encontraron que hay 11 tipos de cáncer en los que las pruebas permiten afirmar con confianza que empeoran cuando se está obeso. Entre ellos están algunos de los más frecuentes como pecho, ovario, riñón, páncreas, colon, recto y médula. Completan la lista los de vías biliares, endometrio, mieloma múltiple y gástrico.

Los autores también calcularon el incremento en el riesgo por cada cinco kilogramos por metro cuadrado de aumento en el índice de masa corporal. Esa cifra iba del 9% para el cáncer de recto en hombres al 56% para el cáncer de vías biliares. También se observó que el riesgo de cáncer de endometrio crecía un 21% por cada 0,1% de aumento en el índice cintura cadera. En general, la relación entre obesidad y cáncer parecía mayor para los relacionados con el aparato digestivo y con la actividad hormonal en las mujeres.

En su conclusión, Kyrgiou y sus colegas incluyen que, ahora que la obesidad se está convirtiendo en uno de los mayores problemas de salud pública, los datos que ayuden a identificar los riesgos concretos del problema pueden servir para aplicar estrategias personalizadas para individuos con mayor riesgo de cáncer. Evitar ganar peso cuando se acerca la vejez y, en el mejor de los casos, reducir peso, puede ser una estrategia para reducir las probabilidades de sufrir cáncer.

Más información