Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así te ve una mujer, según el calzoncillo que lleves

Dime qué calzoncillo usas... Y te diré qué tipo de hombre eres. Según una encuesta que hemos realizado a mujeres sobre este tema, los tópicos se cumplen: muerte al slip y larga vida al boxer

Chris Hemsworth posa tapado únicamente por unos boxer en una escena de la película 'Vacaciones' (2015).
Chris Hemsworth posa tapado únicamente por unos boxer en una escena de la película 'Vacaciones' (2015).

Es sábado por la noche, has ligado y te llevas una chica a casa. La tranquilidad impera en todo momento; antes de salir revisaste tu indumentaria, también por dentro, y te enfundaste unos calzoncillos conocidos como slip que viste en un anuncio de Dolce & Gabbana. Estás satisfecho de tu elección y piensas que todo va a ir como la seda... Error. Grave error. “Se tiene que querer mucho a sí mismo para llevar eso”, es el primer pensamiento que le vendría a la mente a Ana, periodista de 31 años. “Es un tronista”, apunta Sofía, mientras Sonia, de Logroño, sería más benevolente: “Siempre y cuando el cuerpo acompañe...”. ¿Puede llegar a ser la ropa interior masculina un condicionante a la hora de ligar y causar una buena impresión al sexo contrario? Según nuestra encuesta entre mujeres de 25 y 40 años, a primeras, poco haría variar el resultado. Pero a medida que avanza la entrevista, surgen opiniones adversas. “Si es una primera cita lo relativizo, pero si se trata de un ligue de una noche, me da más igual...”.

La ropa interior ocupa un papel fundamental para la excitación femenina, mejorando la primera impresión y acelerando los biorritmos

Ana es estratega digital, tiene 39 años, y comienza quitando hierro al asunto, a medida que sus respuestas revelan una mayor importancia. “Si lleva la ropa interior un poco desgastada, está claro que ha elegido la soltería como opción de vida”. Según el estudio de Persistence Market Research, la ropa interior masculina es un negocio en crecimiento que generó el pasado año más de 8.000 millones de dólares (7.200 millones de euros) y proyecta ascender un 5,8% en el 2020. Su consumidor potencial, entre los 36 y 45 años, abarca un 24.2% de su totalidad, y juega diversos factores en su elección, entre ellos, la impresión que pueda causar en la mujer, señala la psicóloga Ángela Sampedro y colaboradora del SeAp en Oxford. “Ocupa un papel fundamental para la excitación femenina, mejorando la primera impresión y acelerando los biorritmos”. En esa ciencia imprecisa que motiva al sexo contrario, doce mujeres nos relevaron sus impresiones frente a clásicos modelos y nuevas incursiones como el calzón largo. Opiniones unánimes, como evitar el slip blanco en la primera cita, el tanga de por vida, o como apunta el experto en moda masculina y belleza y creador de The Adonis Lab, Arturo Gil Bordés, “se debe huir de materiales como la lycra y los estampados estridentes. Es más aconsejable elegir motivos marineros como las anclas o los peces, las calaveras y tejidos suaves como el algodón”.

Los calzoncillos tipo culotte, las camisetas interiores y aquellas prendas íntimas que puedan evidenciar “la mano” de una madre, también deben pasar a mejor vida, según apunta María, estudiante de Medicina.“Los estampados infantiles o tipo cómic tampoco son bienvenidos. Frases ingeniosas como “en caso de emergencia, pulse un botón... son un horror con mayúsculas”. Incluso uno de los más aplaudidos por las encuestadas, el boxer corto, tampoco se libra de la crítica. “Si tiene estampados psicodélicos o son muy ajustados, sobre todo en chicos con un poco de sobre peso, pierden todo el atractivo”, apunta Ana.

Slip, el antimorbo si no eres David Gandy

Para lucir unos slip con estilo es necesario estar muy a gusto con uno mismo.
Para lucir unos slip con estilo es necesario estar muy a gusto con uno mismo.

“Si no viene acompañado de un cuerpo de anuncio, mejor que lo dejen en casa”. Este calzoncillo popularizado por la firma Jockey a final de los años 30, es la versión masculina de la braguita de mujer, caracterizado por sus escasas dimensiones poco atractivas si no le acompaña un cuerpo fibroso. Puede resultar incómodo, incluso poco saludable, si se escatima en el tallaje. “Los calzoncillos están destinados a proteger los testículos. Si son muy ajustados puede aumentar la temperatura de la zona y afectar a la salud”, apunta el doctor Gómez Sancha, evitando la correcta producción de espermatozoides. Y también dar lugar a equívocos. “A mí me recuerda a un gay de los 90”, confiesa Amanda, de 31 años y veterinaria.

El boxer corto. Estás diciendo que eres metrosexual

Justin Bieber con unos boxer cortos en una campaña para Calvin Klein Underwear.
Justin Bieber con unos boxer cortos en una campaña para Calvin Klein Underwear.

“Es mi favorito, transmite que el chico en cuestión se cuida”. En ocasiones puede rozar lo “metrosexual”, como apunta María, de 32 años, o incluso resultar un poco “gay” para Eugenia, de Logroño, pero son idóneos si busca transmitir una imagen de chico aparente, con gusto y preocupado por su cuerpo. Se trata de un híbrido entre el boxer de toda la vida pero en menor tamaño y con cintura baja. Abanderado por David Beckham y Calvin Harris como imagen para la línea de ropa íntima de Calvin Klein, “denota seguridad en una relación sexual a primera vista”, señala la psicóloga Ángela Sampedro. Un apunte a tener en cuenta, según Arturo Gil: “Asegúrate que son de tu talla, porque pueden apretar demasiado”.

El calzoncillo de tela tipo bermuda. Eres un pijo

Los calzoncillos de estilo bermuda transmiten confianza y son cómodos para llevarlos con traje.
Los calzoncillos de estilo bermuda transmiten confianza y son cómodos para llevarlos con traje.

Para el 75 por cierto de las encuestadas, es el cliché número uno de la ropa interior masculina. “Probablemente sea un chico del Barrio de Salamanca, y haya estudiado en el CEU”. Aunque también transmiten confianza, son cómodos para llevarlos con traje ya que “no marcan” y desde los 90 suelen asociarse con yuppies como retrató la película American Psycho. Arturo Gil aconseja evitarlos por su falta de inspiración. “Pueden resultar un tanto aburridos, a no ser que los escojas con estampados más divertidos y que resten seriedad a esa imagen seria de hombre de negocios”.

Boxer. El ganador

David Beckham lleva unos boxer de la línea de ropa interior que diseñó para H&M.
David Beckham lleva unos boxer de la línea de ropa interior que diseñó para H&M.

Opinión unánime sobre el acierto de esta prenda en la primera cita. “Me resulta moderno pero con un punto clásico, sienta bien”, “me da confianza” o “lo lleva cualquier tío que aprecie” son algunos de los piropos que recoge la encuesta. En su imaginación se pasean skaters, jóvenes empresarios y hombres dedicados al sector digital. Originarios de los años 20, tomaron su nombre del boxeo, ya que su creador y fundador de Everlast, Jacob Golomb, diseñó un pantalón con elástico en la cintura para sustituir a la tira de cuero que se usaba entonces. El portal de estilo masculino Mr Porter apunta como secreto de su éxito la combinación de ambos mundos; es cómodo como un calzoncillo de tela pero lo suficientemente atractivo para ellas como un slip ajustado. “Es la apuesta segura”, señala Arturo Gil. “En color negro o gris, con estampado marinero de anclas o rayas”.

Calzoncillo largo tipo Lejano Oeste, igual a hipster incomprendido

Cuatro hombres posan orgullosos, y muy cómodos, con sus calzoncillos largos.
Cuatro hombres posan orgullosos, y muy cómodos, con sus calzoncillos largos. Getty

“Un chico de Brooklyn con melena larga que hace café”, apunta Ana, de 31 años. “¿Mi abuelo... quizás?”, señala Sonia. O bien por exceso de tendencia o falta de entendimiento, el 75 por ciento de las mujeres encuestadas no ven con buenos ojos esta versión moderna del calzón, cuyos orígenes se remontan al siglo XV. “Se suele asociar a hipsters y seguidores de tendencias, aunque también se use en ciudades con inviernos de gran dureza por ser un protector térmico”, apunta Arturo Gil.

¿Y la ausencia de todo? Ese “plan comando” al que apuntaba Joey Tribbiani en la serie Friends, genera tanto sorpresa como diversidad de opiniones. “¡Dios mío... Qué es esto!” “Arghhhh”, “Dónde me he metido...” son algunas impresiones que puede dar lugar falta de todo, incluido el pudor. Aunque siempre está la excepción que confirma la regla: “Se trata de un tío con personalidad, que le da igual todo... Me gusta”. Y eso, en las cortas distancias, es un tanto a favor.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información