Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

“La salud global va a cambiar el mundo en las próximas décadas”

El epidemiólogo madrileño ha sido seleccionado como el científico menor de 30 años más influyente de Europa por la revista Forbes

Su madre siempre le dijo que tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos. Y César Velasco siempre trató de aplicarse el cuento. Pero este epidemiólogo madrileño de 29 años tiene mucho que decir. Así lo piensan en la revista Forbes, que le acaba de nombrar el científico de menos de 30 años más influyente de Europa.

César Velasco. Forbes

La prestigiosa cabecera económica, que lleva años elaborando la lista de los jóvenes más prometedores de Estados Unidos, lo hace en Europa seleccionando a los 30 menores de 30 más influyentes en varias categorías. Encabezando la de ciencia, un español que decidió que la mejor forma de cambiar el mundo era dedicarse a la salud global, una disciplina que en los países en desarrollo puede sonar difusa. “Es la que no se encarga de la salud de los pacientes, sino de las poblaciones”, define Velasco tras un día en el que no ha parado de conceder entrevistas para explicar su logro.

Seguramente, dice, la revista ha tenido muy en cuenta que lleva toda su vida moviéndose, asumiendo cada vez más responsabilidades en los proyectos que le iban asignando en tareas relacionadas con las vacunas, el ébola, el VIH, la salud, la migración. Ha pasado por el Reino Unido, México y, más recientemente, Sierra Leona, donde el último verano estuvo a pie de campo trabajando contra el brote de ébola. Es casi seguro que Forbes también le ha colocado en la primera plaza de ese grupo por la repercusión que tuvo cuando fue incluido por en el prestigioso Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE, por sus siglas en inglés) de esta enfermedad, que asesora a la Organización Mundial de la Salud en lo relativo a las políticas que seguir para frenarla a través de la vacuna.

Velasco asesora a la Organización Mundial de la Salud sobre la vacuna contra el ébola en un comité formado por él y otros nueve científicos de prestigio internacional

Es la inmunización contra el ébola uno de los mayores ejemplos que Velasco señala para defender el buen trabajo que la humanidad está haciendo en su campo: “Se consiguió en un tiempo récord. Se están haciendo enormes esfuerzos para tratar enfermedades emergentes y reemergentes y creo que el que yo encabece esta lista es también un reconocimiento a esta área de la medicina. Se han dado cuenta de que salud global va a cambiar el mundo en las próximas décadas”.

Velasco, además de seguir asesorando a la OMS y a ISGlobal, donde se formó, pone su granito de arena a esta tarea desde la subdirección médica del Hospital Clínico de Zaragoza, puesto que ocupa desde hace unos meses con tanta intención de aportar como de seguir aprendiendo. Piensa que el sistema de salud español es envidiable y le sirve a profesionales como él para tenerlo de referencia cuando van a trabajar a países en desarrollo.

Aunque tiene un discurso lleno de humildad, también denota ambición. Este puesto es seguramente un paso más en una larga carrera internacional. “No me gusta quedarme en mi círculo de confort. Cuando me ponen por delante un reto que creo que puedo asumir lo afronto para superarlo, pero no me quedo ahí”, explica.

Ser parte del SAGE ya es de por sí una lucha diaria por ganarse el respeto de colegas con mucha más trayectoria que él. Solo la élite de la ciencia mundial está presente en mesas como esa, compuesta por solo 10 personas. El asiento se ocupa de forma voluntaria y sin remuneración para eliminar posibles conflictos de interés. A él, cuenta, le explicaron que valoran la experiencia, pero no como un cúmulo de años trabajados, sino como una mezcla de talento, ambición y actitud.

Esta lista de Forbes le servirá para dar un poco más de visibilidad a su trabajo y reivindicar a su generación: “Muchos jóvenes españoles tenemos una formación universitaria de excelencia, nos hemos esforzado para educarnos a nivel internacional y también trabajar en nuestro país. Tenemos capacidad de cambio y ganas de mejorar las cosas”.