Selecciona Edición
Iniciar sesión

Unas gafas 3D para explorar la visión tridimensional de los insectos

Una investigación confirma que las mantis religiosas ven en tres dimensiones y abre nuevas vías de investigación para el estudio de la percepción visual de los invertebrados

ampliar foto

La estereopsis es uno de los modelos de percepción visual que emplean muchos animales para percibir el mundo en 3D y, con ello, la profundidad. Sin embargo, la mayoría de estudios realizados al respecto se han centrado en buscar si los organismos vertebrados presentan esta capacidad, dejando de lado esta búsqueda en organismos invertebrados debido, en gran medida, a la falta de técnicas. De hecho, solo un organismo invertebrado ha sido estudiado desde los años 80, la mantis religiosa, de quien se ha podido observar que emplea la estereoscopia.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) ha logrado confirmarlo. Gracias al diseño de unas gafas especiales en 3D especialmente adaptadas para las mantis y a la observación de su conducta en un cine para insectos, los científicos han podido demostrar de manera definitiva que las mantis religiosas ven en tres dimensiones.

La nueva técnica que hemos desarrollado puede ser utilizada en otras especies y, por consiguiente, abre una nueva línea de investigación”

Vivek Nityananda, investigador de biología sensorial de la Universidad de Newcastle y líder del estudio

En los experimentos, se colocaron las lentes a las mantis con cera de abeja y se les mostraron vídeos de simulaciones de insectos que se movían alrededor de una pantalla de ordenador. Las mantis no trataron de capturar a los bichos cuando las imágenes estaban en 2D, pero cuando fueron mostradas en 3D flotando delante de la pantalla, las mantis las pincharon (ver vídeo).

El estudio, además, ha mostrado que se necesitan gafas 3D de estilo old school para los test de funcionamiento en las mantis. Los primeros test se hicieron con lentes de polarización circular para separar las imágenes en los dos ojos, pero no funcionaron porque los insectos estaban tan cerca de la pantalla que las gafas no fueron capaces de separar las imágenes de los dos ojos correctamente.

“Cuando este sistema falló empleamos el estilo antiguo de gafas 3D con lentes azules y rojas. Dado que las mantis perciben con dificultad la luz roja, empleamos después gafas de lentes azules y verdes”, ha explicado Vivek Nityananda, investigador de biología sensorial de la Universidad de Newcastle y líder del estudio.

La percepción en 3D

La visión en 3D en las mantis fue estudiada por primera vez en los años 80 por Samuel Rossel, pero su trabajo usó prismas y oclusores que implicaban que solo un muy limitado conjunto de imágenes podían ser mostradas, por lo que su trabajo no fue concluyente. El equipo de la Universidad de Newcastle ha desarrollado gafas en 3D para insectos que pueden mostrar cualquier imagen a través de las pantallas.

“La nueva técnica que hemos desarrollado puede ser utilizada en otras especies, y por consiguiente abre una nueva línea de investigación. También nos permite mostrar a las mantis estímulos visuales más complejos y empezar a explorar por primera vez los mecanismos subyacentes en la percepción de profundidad de los insectos”, ha señalado Nityananda.

El equipo no duda en continuar investigando en esta línea. “Acabamos de empezar diferentes experimentos relacionados con ello. Además, mientras descubrimos más detalles de los algoritmos subyacentes en la percepción en 3D también pensaremos en construir modelos que podrían ser usados en ordenadores y robots”.

Explorar los mecanismos de la estereopsis en los insectos es importante en dos sentidos. Según Nityananda, “la visión estéreo en invertebrados puede tener mecanismos muy diversos para percibir la percepción de profundidad que nos puede dar nuevas maneras de cómo el 3D puede ser procesado. Dado que los insectos tienen cerebros relativamente más pequeños estos mecanismos pueden ser más fáciles de implementar en robots u ordenadores”.

El investigador también ha subrayado que este tipo de estudios puede arrojar luz sobre cómo la visión estéreo ha evolucionado y saber si algunos mecanismos básicos de procesamiento 3D son compartidos entre animales tan diferentes como insectos y humanos.

 

 

Más información