Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

“El mundo no está preparado para otra epidemia como el ébola”

Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, critica en esta entrevista con EL PAÍS el miedo de la comunidad internacional a intervenir contra el virus en África

Solo un tercio de países tiene un sistema de alerta temprana ante nuevas enfermedades emergentes, resalta

Margaret Chan, directora general de la OMS

Casi tres años después del comienzo de la actual epidemia de ébola, que se ha cobrado más de 11.000 vidas en África Occidental, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace balance de cómo se manejó la situación. El lunes, en una cumbre organizada por la Comisión Europea (CE) sobre las “lecciones aprendidas” durante esta crisis, Margaret Chan (Hong Kong, 1947) resaltó que, mientras en el reciente terremoto de Nepal se desplegaron al menos 100 equipos médicos internacionales en cuestión de semanas, con el ébola estos equipos se contaron “con los dedos de una mano”. La jefa de la agencia sanitaria de Naciones Unidas pidió la creación de un ejército inspirado en los cascos azules para luchar en la “guerra contra los patógenos”. En esta entrevista con EL PAÍS, Chan analiza qué otras cosas se necesitan para afrontar las nuevas epidemias globales que, opina, sucederán con toda seguridad.

No creo que la vacuna del ébola deba ser usada de forma generalizada

Pregunta. ¿Qué errores cometió la OMS en la actual epidemia de ébola?

Respuesta. La comunidad internacional, incluida la OMS, tardó en reconocer la apabullante magnitud de esta epidemia. Pero luego hubo una corrección y muchos países ayudaron a evitar el peor de los escenarios, ya fuera con contribuciones económicas y materiales, o enviando expertos y laboratorios. Ahora, por primera vez, no tenemos ningún caso registrado en una semana. Tenemos que tener los dedos cruzados, mantener la vigilancia, llegar a cero casos y mantenernos ahí. Pero hay que dejar algo claro. Hay 20 países en África dentro del rango de vuelo de los murciélagos, que llevan la enfermedad. La interrelación entre humanos y animales es tan cercana debido a la deforestación y otras causas que va a seguir habiendo nuevas infecciones emergentes. Los 194 países que han firmado la regulación internacional de salud deben mantener su compromiso de tener un sistema de salud con capacidad de detectar enfermedades poco frecuentes de forma temprana, hacer un diagnóstico rápido y asegurar que los servicios sanitarios cuidan de la gente. Si tienes un hospital sin salas de aislamiento, la infección se expandirá. También si tienes un laboratorio que no puede hacer diagnóstico o que hace uno incorrecto, como sucedió en Guinea. Los Gobiernos deben establecer sistemas para detectar y reportar los casos con transparencia. Esto es lo que llamo un sistema de alerta temprana, pero solo un tercio de todos los países de la OMS tienen esta capacidad.

Tendremos otra crisis de enfermedades emergentes

P. ¿Está el mundo preparado para afrontar una nueva epidemia así?

R. No estamos preparados. Una enfermedad puede emerger en cualquier lugar. ¿Recuerda la epidemia de gripe H1N1? El primero en contarla fue México. Lo hizo bien, fueron transparentes y lo comunicaron a la OMS. La OMS movilizó a EE UU, Canadá y otros para apoyar a México. Pero los países no tienen incentivos para actuar así. Por ejemplo, México fue castigado por sus países vecinos con prohibiciones de viaje y de comercio. Los países deben cumplir sus obligaciones, pero el resto debe obedecer a la OMS. Nosotros no recomendamos esas prohibiciones, pero aún hay 43 países que siguen manteniéndolas por el ébola.

P. ¿Cuál cree que ha sido el papel de España en esta crisis?

R. España, como uno de los países de la UE, lo ha hecho bien. Cada país lo ha hecho lo mejor que ha podido. Pero como ha oído decir a la CE, ha habido un factor miedo, un factor de coordinación y han tenido dificultad para movilizar a gente. Todos debemos aprender la lección. Solo estoy segura de una cosa, tendremos otra crisis. No hay manera de escapar de las enfermedades nuevas y emergentes. Cuanto mejor preparados estemos, más posibilidades de minimizar el impacto, el sufrimiento y la pérdida de vidas.

P. ¿Y la vacuna del ébola?

R. Ahora la vacuna está en ensayos clínicos, no ha sido aprobada para su venta. No creo que debiera ser usada de forma generalizada. Y aunque se apruebe, el número de dosis no es suficiente para cada país de África. Pero no necesitamos eso. Si se presentan las pruebas de los ensayos clínicos a la FDA [agencia del medicamento de EE UU] y dan su licencia, trabajaremos con GAVI [la Alianza de Vacunas] para obtener una reserva y desplegar las vacunas en cualquier país que tenga un brote y ayudar así a controlarlo.

Más información