Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Epidemia

La vacuna del ébola funciona

La Organización Mundial de la Salud anuncia que la inmunización es eficaz al 100%, aunque los ensayos deben seguir para asegurarse de que proporciona inmunidad de grupo

Un amujer recibe la vacuna del ébola en Conakry
Un amujer recibe la vacuna del ébola en Conakry

La nueva vacuna del ébola que se prueba en Guinea desde el 23 de marzo tiene una efectividad del 100%, según ha anunciado hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). El organismo ha advertido de que los resultados son aún preliminares. En los próximos meses se continuará vacunando a la población en riesgo para comprobar si se genera inmunidad de grupo, un paso clave para detener esta epidemia que se ha cobrado más de 11.000 vidas. Médicos Sin Fronteras (MSF) pide que la vacuna llegue cuanto antes a Liberia y Sierra Leona.

En estas pruebas se ha seguido una estrategia de vacunación en anillo como la que se usó para erradicar la viruela. El centro de cada anillo es un infectado y se vacuna a todas las personas que han estado en contacto estrecho con ellas. En total han recibido la inmunización más de 4.000 personas. El primer gran grupo son familiares, vecinos y compañeros de trabajo de 100 infectados. El segundo son unos 1.200 médicos y sanitarios, según ha informado MSF, que ha llevado a cabo los ensayos clínicos junto a la OMS.

La vacuna llega un año y medio después del anuncio oficial de la epidemia, que ha registrado un total de 27.784 casos y 11.294 muertes, según datos de la OMS del 27 de julio. El brote ya está controlado, pero tanto Guinea como Liberia y Sierra Leona han seguido registrando casos. Esta semana, la OMS había registrado siete nuevas infecciones.

Aunque la vacuna parece totalmente efectiva, un panel internacional de expertos ha determinado que el ensayo debe seguir para probar si genera inmunidad de grupo, es decir, si consigue que el virus deje de propagarse aunque haya una buena parte de la población que no esté vacunada. El ensayo incluirá ahora a chavales de 13 a 17 años de edad y posiblemente a niños de seis a 12 años, ha dicho la OMS en una nota de prensa.

Los resultados preliminares de este ensayo se publican en la revista médica The Lancet. La vacuna ensayada con éxito es la VSV-EBOV, desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y cuya licencia tiene la farmacéutica estadounidense Merck.

Los resultados han sido recibidos con una enorme esperanza por parte de la comunidad internacional y las organizaciones que trabajan en África Occidental. Miriam Alía, actual responsable de vacunas de MSF España y que ha trabajado en Guinea en el actual brote, explica que “de todas las personas que han sido vacunadas, ninguna se ha contagiado a pesar de haber estado en contacto con enfermos”, resalta. El trabajo que queda por hacer para dar por finalizada la epidemia es censar todos los casos de ébola existentes más los nuevos que vayan surgiendo, vacunar a todos sus contactos y esperar hasta que no se registre ningún nuevo caso durante 42 semanas. En este sentido, la experta ha dicho que es clave que la OMS haga accesible cuanto antes la vacuna a los otros dos países afectados en el contexto de ensayos clínicos como el de Guinea.

Cautela

Rafael Delgado, microbiólogo del Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid) y miembro del comité científico que asesoró al Gobierno español durante la presente crisis del ébola, hace una llamada a la cautela ante los datos difundidos por la OMS. El experto advierte de que este ensayo no ha tenido un grupo control al que se le administre un placebo, la forma habitual de probar la eficacia de una vacuna. Esta fue una condición inamovible puesta por las autoridades de Guinea y fundamentada en que que sería poco ético no dar un tratamiento posiblemente efectivo a todas las personas que lo necesiten, explica. En este caso, la comparación se ha hecho vacunando a la mitad de anillos en cuanto comenzó el estudio y, a la otra mitad, tres semanas después. Esa diferencia permite tener una idea de la efectividad de la vacuna sin dejar de proteger a ningún participante, ha dicho la OMS.

"Los resultados son una muy buena noticia, pero habrá que esperar a ver los números y resultados detallados, pues en este tipo de estudios es mucho más difícil llegar a una conclusión causa-efecto", opina Delgado. El único ensayo con un grupo de control se estaba realizando en Liberia y tuvo que ser detenido antes de terminar por la falta de nuevos casos.

Más información