Política científica

El Gobierno suaviza las restricciones para contratar científicos

En 2015 se cubrirán una de cada dos plazas vacantes para investigadores, según la secretaria de Estado, Carmen Vela

Protesta de jóvenes investigadores por los recortes, en 2013.

El Gobierno va a levantar parcialmente las restricciones impuestas para la contratación de investigadores. Desde que Mariano Rajoy aterrizó en La Moncloa, se congeló la contratación pública con algunas excepciones. En el caso de los investigadores, se cubría solo una de cada diez plazas que quedaban libres, por ejemplo. A partir del próximo año, esa tasa de reposición aumentará hasta el 50%, es decir, que se cubrirán una de cada dos plazas vacantes. Así lo ha anunciado hoy en el Congreso la secretaria de Investigación Desarrollo e Innovación, Carmen Vela. “La nueva tasa se comenzará a aplicar a partir del 1 de enero de 2015”, ha dicho Vela, que ha resaltado que esta es “la mejor noticia” que puede extraerse de los presupuestos para el próximo año.

Las subvenciones para I+D bajan tres millones respecto al año pasado

La secretaria de Estado ha presentado hoy los presupuestos de su departamento, que, en general se mantienen en niveles “iguales que el año anterior”. Vela también ha anunciado 25 contratos para investigadores jóvenes que hayan finalizado el programa Ramón y Cajal y ha señalado que , en la universidad, el 15% de las nuevas plazas cubiertas deben ser para cajales. El programa Ramón y Cajal se creó en 2001 como una herramienta para atraer talento científico del extranjero, pero en los últimos años ha sufrido serios problemas ya que no se podía garantizar que, terminado el programa, se pudiera contratar de forma estable a los investigadores por falta de fondos.

El presupuesto de la secretaría de Estado, que centraliza la mayor parte de los fondos públicos dedicados a I+D+i, baja en 2015 un 1%. El descenso se debe a fondos financieros destinados a préstamos que el organismo “no necesitaba”, según Vela, y que se han recortado para “no enmascarar los presupuestos”. No obstante, aunque los fondos dedicados a investigación aumentan un 4,6% en 2015, según Vela, ese aumento se debe a instrumentos financieros, préstamos y créditos. Según los datos presentados hoy, los fondos no financieros, las subvenciones de las que se nutre realmente el sistema público de I+D, bajarán hasta los 2.410 millones, tres menos que el año pasado. Esto supone un nivel inferior al alcanzado en 2006, según datos oficiales. Es de reseñar que los datos de Vela sobre el I+D no cuadran con los facilitados por Hacienda hace dos días y que hablaban de un supuesto aumento que en realidad era una caída de 7 millones de euros.

Se necesitarían muchísimos años para recuperar los niveles de 2009", dice la Cosce

La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) ha comentado en un rápido análisis de los presupuestos que "no se puede decir que se apueste por la I+D como motor de crecimiento sino que se consolidan las pérdidas de años anteriores". Según esta organización, con tasas de crecimiento en investigación científica tan escasas como la de este año, "se necesitarían muchísimos años para recuperar los niveles de 2009", el año en que empezaron los recortes. Por su parte, Manuel López, presidente de la Confederación de Rectores de las Universidades Españolas, después de agradecer al "ministerio correspondiente" el incremento, ha recordado que "desde 2009 hasta hoy se ha perdido casi el 31% de la financiación" para I+D y que aún no se han alcanzado los niveles de 2011.

Más información