COLUMNA

La Tartera

Me da la impresión de que deben ir olvidándose de hacer campaña o demagogia con visititas a hospitales, colegios o centros de acogida

Al presidente del Gobierno parece irritarle que los españoles no comprendan su obsesión por cuadrar el déficit a fuerza de recortes. En realidad, nadie tendría demasiado en contra de que se pegara el tijeretazo a las duplicidades o a ciertos organismos prescindibles. Me temo que sólo a la clase política le conviene perpetuar el costoso sistema del que disfrutan. El problema es que lo que perciben los ciudadanos, y me incluyo, es que se está tratando de reconstruir un país ruinoso a base de dejar al pobre sin resuello o de asfixiar a la clase media, que es al fin y al cabo la que mantiene el mercado vivo.

Asistimos, hasta el momento con inusitada y misteriosa calma, a la adopción de una política económica brutal, consistente en arreglar el desaguisado que la misma clase política provocó con medidas que agobian y humillan: impuestos que encarecen el material escolar, cobro de las instalaciones de comedor para los niños con tartera, retirada de mamografías gratuitas y obligadas, por no hablar del paulatino desmantelamiento de la sanidad pública, de la rebaja de sueldos o de haber convertido la investigación en España en un oficio imposible. Y si el sacrificio sirviera para algo, si alguien supiera a qué conduce, pero de momento lo único que se está provocando es miedo, paralización del riesgo creativo y una especie de desánimo colectivo que degenera ya en un profundo resentimiento.

De momento, nada ni nadie les hace desistir de su plan de ajuste a costa de los más desfavorecidos. Eso sí, me da la impresión de que deben ir olvidándose de hacer campaña o demagogia con visititas a hospitales, colegios o centros de acogida. Esta semana una madre lanzó la primera tartera, pero la situación es tan tensa que una se pregunta cómo alguien no les advierte de que no es el mejor momento para visitar aquellos centros que están esquilmando.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Una fortuna blanqueada a través de su madre y de un amigo

Según el medio, una red creada por su amigo Carlos Santos Silva se dedicaba a blanquear el dinero ilegal a través de su madre y del abogado Ferreira, también detenido

El fin de la España cañí

Con el ingreso en prisión de Pantoja y la muerte de la duquesa de Alba se termina una época

“No contemplo la posibilidad de fracasar en la producción de grafeno a gran escala”

Investigadora del Instituto de Ciencia de Materiales del CSIC, lidera el programa de un macroproyecto europeo para llevar el 'supermaterial' del laboratorio a la sociedad

Ricci Bitti: “Lo mejor es consultar a los jugadores”

El presidente de la Federación Internacional reflexiona sobre el caso Gala León y los cambios en la Copa Davis

IMPRESCINDIBLES

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La paz: cerca de La Habana, lejos de Bogotá

La política es más necesaria que nunca para llevar a buen término las negociaciones entre el Gobierno y las FARC. Su éxito significará no solo el fin de una larga guerra, sino una esperanza para todo el mundo

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana