CARTAS AL DIRECTOR

Socializar pérdidas y esconder ganancias

El ministro De Guindos anuncia la creación de un “banco malo” que purgue los “activos tóxicos” derivados del ladrillo. Y, cómo no, en agosto.

Qué eufemismo llamar “banco malo” a lo que no es más que una condonación encubierta de las pérdidas producidas por años de locura y descontrol bancario. Eso sí, lo de “banco malo” lo dirá el ministro porque esas pérdidas las pagarán los contribuyentes vía impuestos en no menos de tres generaciones, y ya puestos a adivinar las intenciones del Ejecutivo al que pertenece, imagino que debemos dar por hecho que los recortes de más de cien mil millones anunciados por Mariano Rajoy para 2013 y 2014 son para amortizar las pérdidas del sector bancario.

A todo esto, no sé si el ministro se habrá dado cuenta del agravio, pero ¿qué pueden pensar los miles de autónomos y de pymes que llevan asumiendo pérdidas contra sus propios bienes, o los que pagan su hipoteca religiosamente?

Ante tanto desatino económico no estaría de más que, en vez de socializar las pérdidas del sector diluyéndolas en la deuda soberana, el señor Guindos, o, en su defecto, el ausente ministro de Hacienda, señor Montoro, obligaran a repatriar las ganancias escondidas a los que sí obtuvieron pingües beneficios vendiendo sus terrenos en el mejor momento posible, al comienzo de la burbuja inmobiliaria; porque ellos, los herederos del oprobio de tiempos pretéritos, los que emponzoñaron la vida pública para recalificar lo incalificable, sumiendo a los Ayuntamientos en la inmoral cultura del pelotazo, son los que deben pagar.— Francisco Javier España Moscoso.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

“¿Y Dilma, qué ha conseguido?”

Aunque hay deseo de cambio en la población, la polarización política hace difícil que la oposición gane las elecciones en Brasil. Pero el país está maduro para la alternancia y necesita volver a crecer

LA CUARTA PÁGINA

Las trampas de la consulta

Aunque sabe que la independencia no es mayoritaria en Cataluña, el nacionalismo se empeña en votar sus preguntas para que el mero hecho de hacerlo sea el reconocimiento institucional de su carácter de nación

LA CUARTA PÁGINA

Nostalgia de París

PIEDRA DE TOQUE. A finales de los años cincuenta vivían todavía Sartre, Mauriac, Camus, Breton... Mi más vivo recuerdo son los discursos de André Malraux, grandísimo escritor y un orador fuera de serie

La política del escándalo

Hacer favores privados con recursos públicos es la esencia de la corrupción

El déficit o cómo asfixiar a las autonomías

La crisis financiera de las comunidades solo se resolverá con una reforma fiscal

Lo que Gibraltar esconde

Reino Unido tiene en el Peñón una gran base militar naval, aérea y de inteligencia

El sistema

Con un pacto entre CC OO y el PP se inició la disparatada gestión de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana