CARTAS AL DIRECTOR

Socializar pérdidas y esconder ganancias

El ministro De Guindos anuncia la creación de un “banco malo” que purgue los “activos tóxicos” derivados del ladrillo. Y, cómo no, en agosto.

Qué eufemismo llamar “banco malo” a lo que no es más que una condonación encubierta de las pérdidas producidas por años de locura y descontrol bancario. Eso sí, lo de “banco malo” lo dirá el ministro porque esas pérdidas las pagarán los contribuyentes vía impuestos en no menos de tres generaciones, y ya puestos a adivinar las intenciones del Ejecutivo al que pertenece, imagino que debemos dar por hecho que los recortes de más de cien mil millones anunciados por Mariano Rajoy para 2013 y 2014 son para amortizar las pérdidas del sector bancario.

A todo esto, no sé si el ministro se habrá dado cuenta del agravio, pero ¿qué pueden pensar los miles de autónomos y de pymes que llevan asumiendo pérdidas contra sus propios bienes, o los que pagan su hipoteca religiosamente?

Ante tanto desatino económico no estaría de más que, en vez de socializar las pérdidas del sector diluyéndolas en la deuda soberana, el señor Guindos, o, en su defecto, el ausente ministro de Hacienda, señor Montoro, obligaran a repatriar las ganancias escondidas a los que sí obtuvieron pingües beneficios vendiendo sus terrenos en el mejor momento posible, al comienzo de la burbuja inmobiliaria; porque ellos, los herederos del oprobio de tiempos pretéritos, los que emponzoñaron la vida pública para recalificar lo incalificable, sumiendo a los Ayuntamientos en la inmoral cultura del pelotazo, son los que deben pagar.— Francisco Javier España Moscoso.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Cebollas dulces

En Chile la gente sabe, por dura experiencia, que es preciso trabajar mucho para obtener un poco. Y aún más para ganar algo. Y que es preciso inventar bastante, “ingeniárselas harto”, como decimos por allá

LA CUARTA PÁGINA

“Yo sé leer”: vida y muerte en Guerrero

En este territorio bipolar, el carnaval coexiste con el apocalipsis. El emporio turístico de Acapulco y la riqueza de los caciques contrasta con la pobreza de la mayoría, y el narcotráfico no es la principal causa de su deterioro

El gusto por lo corto

Hoy: el estilo no está en las preposiciones (tercera y última parte)

Las dos caras del nacionalismo independentista

Cataluña necesita una respuesta inteligente y constructiva

Europa en la nueva era de la creatividad

La economía creativa contribuye no sólo a la cultura, sino a la economía

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana