CARTAS AL DIRECTOR

Socializar pérdidas y esconder ganancias

El ministro De Guindos anuncia la creación de un “banco malo” que purgue los “activos tóxicos” derivados del ladrillo. Y, cómo no, en agosto.

Qué eufemismo llamar “banco malo” a lo que no es más que una condonación encubierta de las pérdidas producidas por años de locura y descontrol bancario. Eso sí, lo de “banco malo” lo dirá el ministro porque esas pérdidas las pagarán los contribuyentes vía impuestos en no menos de tres generaciones, y ya puestos a adivinar las intenciones del Ejecutivo al que pertenece, imagino que debemos dar por hecho que los recortes de más de cien mil millones anunciados por Mariano Rajoy para 2013 y 2014 son para amortizar las pérdidas del sector bancario.

A todo esto, no sé si el ministro se habrá dado cuenta del agravio, pero ¿qué pueden pensar los miles de autónomos y de pymes que llevan asumiendo pérdidas contra sus propios bienes, o los que pagan su hipoteca religiosamente?

Ante tanto desatino económico no estaría de más que, en vez de socializar las pérdidas del sector diluyéndolas en la deuda soberana, el señor Guindos, o, en su defecto, el ausente ministro de Hacienda, señor Montoro, obligaran a repatriar las ganancias escondidas a los que sí obtuvieron pingües beneficios vendiendo sus terrenos en el mejor momento posible, al comienzo de la burbuja inmobiliaria; porque ellos, los herederos del oprobio de tiempos pretéritos, los que emponzoñaron la vida pública para recalificar lo incalificable, sumiendo a los Ayuntamientos en la inmoral cultura del pelotazo, son los que deben pagar.— Francisco Javier España Moscoso.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Españoles en Gurs

No hay mucha gente que sepa lo que ocurrió en esta zona del sur de Francia. Y, sin embargo, el campo de concentración que se instaló allí resume uno de los momentos más trágicos de la historia del viejo siglo XX

LA CUARTA PÁGINA

El furor del Estado Islámico

La organización yihadista ha conquistado una base territorial en la que ha proclamado su propio califato, dispone de una red de financiación que le aporta grandes recursos y utiliza el terror como su mejor arma

LA CUARTA PÁGINA

En los días del gran engaño

Culto, leído, dotado para la retórica, dueño de voluntades, Pujol ha sido el constructor de un gran relato, fuente de legitimación de un poder absoluto que ha resultado estar operando a la manera de clanes y mafias

Un mínimo de humanidad

Ante la brutalidad de las guerras de hoy, deben respetarse los Convenios de Ginebra

La espiral final

La presidenta de Argentina recurre a la épica trágica en la crisis de la deuda

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana