CARTAS AL DIRECTOR

La justicia en Cataluña no funciona

Aunque no es noticia en los medios de comunicación, los trabajadores públicos del Departament de Justícia de la Generalitat hemos emprendido diferentes movilizaciones en defensa de nuestros derechos colectivos y en defensa de los ataques que está sufriendo la calidad del servicio público al que nos dedicamos. Estos recortes afectan a los trabajadores, quienes han dejado de percibir un mes de salario, pero también a los ciudadanos a los que, con independencia de su capacidad económica, el Govern de la Generalitat les obliga a pagar un nuevo "PEAJE" que oscila entre los 60 y los 120 euros por el mero hecho de acudir a un Tribunal de Justicia a reclamar sus derechos, sin que esto redunde en beneficio del servicio que reciben. El deterioro del servicio público de la Justicia, ya bastante evidente, se ha agravado con las políticas llevadas a cabo por el Govern: como recortes en las ayudas al Colegio de Abogados encargados de proporcionar el servicio de Asistencia Jurídica a las clases populares que no tienen recursos para proveerse de un abogado particular, además de haberse incrementado la congestión de los Juzgado de lo Contencioso en un 250% y en un 150% la en la Jurisdicción civil.

Un ciudadano de Catalunya, según el CGPJ, puede tardar una media de entre 5 a 13 años en obtener una resolución definitiva; mientras que la Audiencia Nacional ha tardado poco más de 2 meses en archivar el supuesto fraude fiscal investigado en relación a las cuentas radicadas en Suiza y Liechtenstein de las que el Molt Honorable President Artur Mas era beneficiario. Parece que el Guvern con sus recortes, ha decidido sustituir aquella venda, que la imagen tradicional de la justicia llevaba en los ojos como símbolo de su imparcialidad, por un parche. No hace falta decir con qué ojo mira la nueva Justicia del Govern, ni hacia qué lado.— José Manuel Iglesias García.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama amplía la misión militar en Afganistán más allá de 2015

Las tropas estadounidenses podrán participar también en acciones contra los talibanes

Chavismo y Podemos, Punto Fijo y Moncloa

Ni el chavismo ni Podemos llegaron de Marte, son producto de profundas crisis democráticas

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

IMPRESCINDIBLES

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La paz: cerca de La Habana, lejos de Bogotá

La política es más necesaria que nunca para llevar a buen término las negociaciones entre el Gobierno y las FARC. Su éxito significará no solo el fin de una larga guerra, sino una esperanza para todo el mundo

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana