Briatore instala su lujo en Marbella

El magnate abrirá en verano una filial de Billionaire, su club de millonarios

El empresario italiano Flavio Briatore, en un barco. / CORDON PRESS

Marbella calienta motores para el verano con un gran acontecimiento en perspectiva: la apertura en julio de uno de los selectos clubes nocturnos ideados por el empresario italiano Flavio Briatore. Se trata del concepto Billionaire, complejos con bar, restaurantes y discotecas que buscan "el glamour y la sensación de sentirse único", según dice su folleto promocional. Con ellos se contribuirá a fomentar la imagen de exclusividad en la que trabaja la Costa del Sol y seguro atraerá a numerosos vips.

La presencia del patrón de fórmula 1, con sus gafas de cristales oscuros, acompañado de su esposa desde 2008, la modelo italiana Elisabetta Gregoraci, será todo un reclamo. "Ya tienen previstas varias fiestas en las que se espera que haga de anfitrión", explica un veterano empresario marbellí.

La lista de famosos que han pasado por los locales Billionaire es interminable: desde futbolistas como Fabio Cannavaro, Andrés Iniesta o Cristiano Ronaldo, hasta actores, como Bruce Willis o Kevin Spacey, o cantantes de la talla de Beyoncé, Rihanna o Lenny Krawitz. Tampoco han faltado modelos, como Naomi Campbell (pareja por algún tiempo de Briatore) o habituales de las fiestas más glamurosas , como Paris Hilton. Y seguro que se dejarán caer por allí los Aznar, grandes amigos de Briatore. Muchos de ellos ya posan sonrientes en la galería de celebridades de la que presume su página de Internet. El local de Marbella será el cuarto que el empresario inaugura desde 1998, fecha en la que puso en marcha su primer club en Porto Cervo, al norte de Cerdeña (Italia). Los otros dos están en Estambul (Turquía) y en la playa de Malindi (Kenia). Cada Billionaire presume de un estilo propio, pero todos se refugian bajo el mismo lema: el lujo de ser uno mismo.

Para su aventura española Briatore ha escogido un lugar estratégico en plena Milla de Oro, situada entre el centro de Marbella y Puerto Banús, donde amarran sus yates numerosos turistas adinerados. El Billionarie marbellí se situará frente al club Oasis y muy próximo a otro emblema del lujo: el hotel Puente Romano. "Va a ser un local muy elegante, pero para tener mesa habrá que desembolsar unos 2.000 euros, una tarifa similar a las de la Costa Azul", asegura una fuente cercana a uno de los socios. Briatore cuenta con al menos un socio capitalista español, un empresario que ya regenta varios bares en Marbella.

En Cerdeña, la decoración mezcla épocas y estilos: unos salones versallescos conviven con grafitis mayas o toques ibicencos. El verano pasado la entrada más barata costaba 30 euros e incluía una copa. Los criterios de admisión buscan, además de clientes acaudalados, que haya un equilibrio entre hombres y mujeres. El magnate italiano presume de haber ideado el local favorito de la jet-set internacional. Ahora quiere probar su fórmula en Marbella.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Redactora de EL PAÍS

Últimas noticias

Ver todo el día

Marc Gasol pone en órbita a los Grizzlies

El pívot español brinda otra exhibición y desquicia a los Clippers (107-91)

Arte hípster en las entrañas del DF

Un colectivo de jóvenes arquitectos impulsa un proyecto cultural en una de las zonas más conflictivas del Distrito Federal

Icono Brown

El joven negro que murió por disparos de un policia es un emblema en camisetas, y un símbolo contra la discriminación

Sólo la indignación de la sociedad acabará con la corrupción política

Lo que infunde miedo a los políticos corruptos es la ira de los sin poder

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana