La manifestación de 'Juventud Sin Futuro' acaba en bronca

Más de dos mil personas se manifiestan contra la precariedad, el paro y la privatización de la educación. Unos 300 manifestantes, fuera de control, cortan el tráfico en Atocha y Paseo del Prado

M. GARIJO / J. D. QUESADA / I. SANTAEULALIA Madrid 7 ABR 2011 - 19:48 CET

"Sin casa, sin curro, sin pensión, sin miedo" se lee en la pancarta que abre la manifestación de jóvenes y estudiantes que recorre la calle Atocha de Madrid. Cerca de dos mil personas han acudido a la convocatoria de las siete de la tarde en la plaza de Antón Martín camino del museo Reina Sofía reclamando visibilidad. "Aquí está la juventud precaria", gritan. Al llegar a la plaza han leido su manifiesto contra la precariedad, el paro y la privatización de la educación. Los jóvenes, y los no tan jóvenes que se han unido a la marcha por solidaridad con la causa, piden un empleo digno, reclaman el "derecho a techo a justo precio" y advierten de que "esta crisis" no la pagan ellos. Según la Policía, se han congregado 1.000 manifestantes, cifra que sube hasta 5.000 según los organizadores. Los agentes detuvieron a 13 personas, una de ellas un menor, por los altercados ocurridos al término de la concentración.

Se percibe la indignación, no cesan los gritos y los silbidos. "En un país en crisis, con todos los retrocesos sociales, lo que es impensable es que no se haya hecho nada hasta ahora", se queja Laura, estudiante de 18 años de Relaciones Internacionales en la universidad Complutense de Madrid. Acompañada de dos compañeros, recuerda las movilizaciones de los jóvenes europeos. "Ya era hora. En Francia, en Italia, en Grecia se han manifestado y nosotros íbamos con retraso. Había que reaccionar ya", reclama.

La manifestación ha transcurrido sin incidentes. Sin embargo, al término de la misma, varios cientos de jóvenes, fuera de control, han invadido la rotonda de Atocha y han interrumpido el tráfico utilizando vallas de obra. Después se han dirigido hacia el Paseo del Prado cortando la circulación del carril de bajada. Se han vivido momentos de tensión con los conductores que no podían pasar. Los manifestantes descontrolados han golpeado el mobiliario urbano, pintado las paredes y arrastrado las vallas. La Policía Nacional ha cargado contra ellos y les ha dispersado.

La iniciativa Juventud Sin Futuro nació en el mundo universitario, aunque se ha extendido hasta contar con el apoyo de asociaciones de la sociedad civil, apuntan desde la organización. En la facultad de filosofía nada más entrar podeía verse un gran cartel en el que se lee "Juventud Sin futuro" y el lema de la convocatoria. "Han conectado con la gente", apuntaba ayer un profesor de la universidad Complutense que ha estado apoyando la iniciativa. La convocatoria nació en Madrid, pero ya hay otras ciudades que se han sumado y han convocado actos o concentraciones en otras ciudades de forma más o menos espontánea. En Barcelona, la propuesta ha surgido en las redes sociales y convocan en la plaza Universitat.

Cuando se les pregunta a los organizadores por los líderes, por los cabecillas de la protesta,aseguran que no tienen. Hablan de una plataforma que se ha organizado con reuniones yse ha gestionado a través de distintas comisiones. Muchos de ellos son estudiantes de la Complutense, pero vienen también de otras universidades y aseguran que también agrupan a estudiantes de bachillerato, becarios y algún investigador.

Siguen la estela de otros países donde los recortes y las reformas económicas ya han llevado a la calle a los jóvenes. En Portugal, miles de ellos jóvenes salieron a la calle para protestar contra la crisis y la falta de oportunidades. En Inglaterra, los estudiantes protestaron por los recortes del Estado y en Italia se preparan para manifestarse contra la precariedad en la que viven. El anuncio ha llegado , como ocurre en estos tiempos, a través de Facebook, Twitter y de su página web, donde han colgado un manifiesto, al que ya se han adherido más de 4.000 personas.

Las redes sociales se convierten en el altavoz para estos movimientos, como antes fueron los pasquines o después los mensajes de móvil. En Portugal, la llamada Geracao a rasca (generación en apuros) colgó su manifiesto el 5 de Febrero para convocar su manifestación. Cinco semanas más tarde, el 13 de marzo, 300.000 manifestantes, según la organización, acudieron a la protesta convocada en Lisboa. Juventud sin futuro, ha doblado su número de seguidores a su página de Facebook desde el martes hasta hoy. Más de 4.000 han firmado el manifiesto de su página web.

Entre los firmantes del manifiesto se encuentran además de los propios estudiantes, profesores como Jorge Riechmann, titular de filosofía moral de la UAM o Félix Ovejero, titular de ciencias económicas Universidad de Barcelona. Además, hay poetas como Marcos Ana o Luis García Montero, escritores como Almudena Grandes Hernández o Nacho Murgui, el presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid.

La plataforma española quiere reivindicar que no es verdad que esta generación se conforme con todo, que existe un estado de disconformidad. Y es que como decía un joven portugués en la manifestación de Portugal, quieren mostrar, que "este no es país para jóvenes".

Otras noticias

Cerca de dos mil jóvenes se manifiestan con pancartas la precariedad, el paro y la privatización de la educación. / GORKA LEJARCEGI

No cesaban los gritos y los silbidos de los asistentes que estaban indignados por la falta de oportunidades de la juventud. / BERNARDO PÉREZ

Un herido en los disturbios de la manifestación de Madrid. / GORKA LEJARCEGI

Los jóvenes universitarios se han movilizado esta tarde en Madrid y Barcelona. Protestan por la precariedad laboral y los recortes sociales. Aseguran que son jóvenes sin trabajo, sin casa, sin futuro pero también sin miedo. / AGENCIA ATLAS

El movimiento Juventud sin Empleo, réplica de otros que sacaron a la calle a miles de jóvenes en Grecia, Portugal o Francia, reúne en Madrid a más de 2.000 jóvenes que protestan contra la falta de trabajo, la precariedad y los recortes del estado del bienestar. / A. DE LA RÚA / LUIS ALMODÓVAR / M. GARIJO

Últimas noticias

Ver todo el día

Talento, oficio y elefantiasis

El mundo inquietante, gótico y violento de Joyce Carol Oates vuelve en 'Carthage' Mantiene la astucia para sorprender, pero también el afán por lo accesorio

Un hombre mata en Asturias a sus hijas de 7 y 9 años y luego se suicida

El presunto parricida, de 55 años, estaba separado de la madre de las niñas El suceso ha tenido lugar en San Juan de la Arena

La verdad de la demanda boliviana

Chile y Bolivia tienen sin duda pendiente el desafío de construir relaciones de futuro resolviendo los temas pendientes del siglo XIX

Tres cajas venden EBN Banco por 47 millones

La compra se ha cerrado en una segunda ronda de ofertas coordinada por Mediobanca

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana