Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acampada juvenil en Sol en favor de "la dignidad frente al mercado"

Puesto en libertad uno de los 19 detenidos en la manifestación de jóvenes.- De los 24 arrestados, cinco eran menores de edad

Una treintena de personas acampa, desde anoche, en la Puerta del Sol para reclamar un cambio político, económico y social que de prioridad a la "vida y a la dignidad por encima de los intereses del mercado". Los jóvenes se congregaron a modo de protesta pacífica, después de la manifestación convocada ayer por la tarde en 50 ciudades españolas bajo el lema No somos mercancía de políticos ni de banqueros que acabó en Madrid con varios altercados.

Unas 20.000 personas, según fuentes policiales, marcharon pacíficamente de Cibeles a Sol, pero tras la lectura del manifiesto de la plataforma convocante Democracia Real Ya, unos 400 integrantes de grupos antisistemas y de ultraizquierda aprovecharon para enfrentarse con la policía. Eso se tradujo en disturbios por toda la zona de Gran Vía, la Puerta del Sol y la plaza de Jacinto Benavente. Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP, más conocidos como antidisturbios) tuvieron que desplegarse una amplia área que iba desde la plaza de España hasta la red de San Luis. El resultado: 24 detenidos, cinco de ellos menores de edad, cinco contenedores quemados y siete heridos, entre ellos cinco policías nacionales.

Los jóvenes concentrados en Sol se han reunido esta mañana en una asamblea abierta, en la que no han dejado grabar a los medios de comunicación, para tomar las primeras decisiones en cuestiones de coordinación. Los participantes, que han elegido un sol amarillo como símbolo, quieren permanecer en la plaza hasta el domingo y planean organizar actividades durante los días que mantengan el campamento.

Tras desvincularse de cualquier asociación, los jóvenes han asegurado que no piden el voto para nadie y que se trata de un acto abierto, al que esperan que se vaya sumando gente. Sobre la manifestación de ayer, el grupo ha pedido la puesta en libertad sin cargos de los detenidos y, aunque condena la violencia, dice que la policía no midió sus fuerzas.

Uno de los 19 detenidos en los disturbios ya ha sido puesto en libertad mientras que el resto permanecen en el complejo policial de Moratalaz a la espera de que mañana pasen a disposición judicial y sean puestos en libertad, según han asegurado sus familiares. Ninguno de los arrestados, acusados de desorden público y daños al mobiliario urbano, tenía antecedentes ni pertenecía a ningún grupo concreto, ha informado la Jefatura Superior de la Policía. Los familiares han añadido que los acusados están divididos en celdas por parejas o tríos y que, al parecer, están sometidos a "altas medidas de seguridad con policías encapuchados".

Al respecto se han pronunciado hoy los candidatos a la alcaldía de Madrid de PP, PSM e IU, Alberto Ruiz-Gallardón, Jaime Lissavetzky y Ángel Pérez, respectivamente. En el debate online que han mantenido a través de la web de Europa Press, los tres han coincidido en que las protestas por la crisis deben articularse de forma democrática y Gallardón y Lissavetzky han incidido en su condena a los actos vandálicos. "Las razones que tuvieran los manifestantes las perdieron cuando la foto final de la misma son puñetazos a los policías y cristales rotos en la calle", ha dicho Gallardón.

IU, por su parte, ha dicho que "entiende perfectamente las causas que lo motivan" pero coinsidera que deben desembocar en "alternativas claras que se articulen democráticamente en la sociedad. Protestar sin alternativa es simplemente resistencialismo y eso no es suficiente", ha dicho Pérez. El candidato de IU a presidir la Comunidad, Gregorio Gordo, ha ido más lejos y ha pedido el voto a los jóvenes porque, ha señalado, IU es el instrumento útil para abrir las puertas de su futuro. También el PSOE se ha lanzado a la caza de votos entre los indignados.

En una entrevista digital en EL PAÍS, la presidenta de Madrid y candidata del PP a la reelección, Esperanza Aguirre, ha opinado que los grupos antisistema "debían presentarse a las elecciones". El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha dicho que comprende y comparte que haya "muchos indignados por la crisis", pero ha subrayado que no pueden tener una "actitud pasiva" ante las elecciones del 22-M. La crisis es "una injusticia", pero las personas indignadas "no pueden tener una actitud pasiva" porque quienes defienden la justicia social, como el PSOE, son los que dan "una mayor y mejor respuesta a esas preocupaciones que tienen esos ciudadanos", ha asegurado Blanco.