Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro se mantiene como primera preocupación de los españoles

La clase política se coloca en tercer lugar en febrero y supera al terrorismo y la inmigración como problema

El paro, la economía y la clase política traen de cabeza a los españoles. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de febrero, refleja que el dinero sigue siendo lo que más preocupa a los ciudadanos. El paro sigue en máximos históricos con un 81,1% de los encuestados principalmente preocupados por el desempleo. La cifra baja un punto con respecto al techo alcanzado en enero, cuando el paro marcó el récord de la década como mayor problema del país para el 82,7% de los entrevistados.

Por detrás, se sitúa la economía, con un 47,8% e irrumpen con fuerza, aunque de lejos, la clase política y los partidos. El 16,8% de los encuestados considera un problema a los políticos, cuatro puntos más que en enero. Hace un mes, la clase política ocupaba el quinto lugar en la escala. La inestabilidad política ha hecho que ascienda hasta la tercera posición, por delante del terrorismo de ETA y la inmigración.

Justo una semana después de que el Gobierno anunciara su propuesta de prolongar la edad de jubilación hasta los 67 años, un 7% de los españoles consultados por el CIS dicen que las pensiones son uno de los problemas que más les afectan personalmente, cifra que antes no llegaba ni al 1%.

El barómetro de febrero apunta también que el pesimismo sobre la situación económica del país ha crecido entre los españoles, puesto que el 78% ve la situación "mala o muy mala" frente al 72,4% del anterior estudio.

A la par, se percibe de forma más negativa la situación política, que, si en el barómetro de enero era "mala" o "muy mala" para el 53,5%, ahora lo es a juicio del 57,4% de los encuestados.