LA SUCESIÓN DE AZNAR

Rajoy asume el legado de Aznar tras ser ratificado como candidato del PP a La Moncloa

El sucesor apuesta por la continuidad y advierte a Ibarretxe que "no se puede jugar con el modelo territorial".- Aznar: "Desde hoy, el líder del PP se llama Rajoy"

ELPAIS.es / AGENCIAS Madrid 2 SEP 2003 - 20:17 CET

Archivado en:

La Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano entre congresos, ha ratificado a primera hora de la tarde por unanimidad -503 votos a favor y uno en blanco- la designación del vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, como secretario general del PP y candidato de esta formación a La Moncloa en las elecciones de 2004. Rajoy, que recibió ayer el "apoyo unánime" del Comité Ejecutivo Nacional del PP a propuesta de su presidente, José María Aznar, se ha dirigido a la cúpula de su partido en su primer discurso como sucesor, centrado en el terrorismo, la unidad de España y la economía.

Así, el flamante candidato ha expresado su voluntad de mantener las políticas básicas desarrolladas por el Ejecutivo en los últimos años, por "coherencia", ha dicho. Entre ellas, ha enumerado la continuidad de los esfuerzos en la lucha antiterrorista y la defensa de la vigencia del modelo de Estado. No ha faltado en sus palabras un duro reproche a las pretensiones soberanistas del lehendakari Juan José Ibarretxe, cuyo polémico plan será presentado en el Parlamento vasco el próximo 26 de septiembre. Al respecto, Rajoy ha advertido al líder del PNV de que "no se puede jugar con el modelo [territorial] ni modificarlo unilaterlamente".

Sin salirse del País Vasco, el nuevo líder del PP ha defendido con firmeza la ilegalización de todo el entramado de ETA porque no se trata sólo, ha dicho, de atacar "a los que pegan tiros y ponen bombas".

Ha aludido a los socialistas al expresar su deseo de que el principal partido de la oposición se posicione claramente con el modelo constitucional actual. "Nos gustaría -ha precisado- que, al menos, quienes se supone que piensan como nosotros en este tema actuaran en consecuencia y digan con claridad que hoy, 25 años después de la aprobación del modelo de Estado, ese modelo es ya una realidad estable que no precisa de ninguna reforma". En materia económica ha defendido "el incremento del empleo y la reducción del paro".

Minutos antes de este discurso, los 504 cargos que han aisistido a la reunión de Junta Directiva Nacional del PP, que se ha celebrado desde las 11.45 horas en el hotel Hesperia de Madrid, han votado a puerta cerrada y, por petición del propio cantidato, mediante una papeleta que han ido introduciendo en cuatro urnas, tal y como hizo Aznar en 1989 cuando Fraga le propuso como líder.

"El mejor presente y futuro"

La reunión ha comenzado un cuarto de hora después de lo previsto con un largo y cerrado aplauso de los asistentes a Aznar y Rajoy, quienes han aparecido juntos y sonrientes. El primero en tomar la palabra ha sido el presidente que, visiblemente emocionado, ha asegurado que su sucesor representa "el mejor presente y futuro" para España. En este sentido, Aznar ha reiterado que su relevo como candidato es una decisión "con todas las consecuencias", por lo que, "desde hoy, el líder del PP se llama Mariano Rajoy". De su pupilo ha destacado además la "sensatez".

Por todo esto, el hasta ahora líder del PP ha pedido a sus compañeros de partido que cierren filas en torno a Rajoy. Asimismo, el presidente del PP y del Gobierno ha dado su sentido agradecimiento a los dos hombres que se quedaron en el camino de la carrera sucesoria, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja, de los que ha subrayado su "entrega, amistad y lealtad". "Sin vosotros no habría podido ejercer mi responsabilidad", ha sentenciado Aznar. En este momento, el presidente ha tenido que secarse las lágrimas.

Tras la reunión, se espera el anuncio de la crisis de gobierno que va a provocar la salida de Rajoy y del ministro de Ciencia e Industria, Josep Piqué del Ejecutivo. En sustitución de Rajoy, Arenas se perfila como ministro de la Presidencia y portavoz. La gran incógnita sigue siendo si Mayor Oreja regresará al Gobierno.

El PP se queda solo en el Congreso

Alegando defectos formales en la convocatoria, la oposición en pleno ha rechazado asistir a la Junta de Portavoces encargada de ordenar el primer pleno del Congreso tras las vacaciones. Pese a esa ausencia el PP ha mantenido la reunión, aunque no ha adoptado acuerdo alguno. Los populares juzgan la protesta "pueril" y "desproporcionada", mientras que los socialistas han aprovechado para responsabilizar al nuevo candidato del PP, Mariano Rajoy, de lo que consideran un progresivo desprecio al Parlamento. El detonante de esta nueva polémica parlamentaria es la convocatoria de la Junta de Portavoces del Congreso, una reunión que habitualmente se celebra los martes por la mañana y que se ha trasladado a la tarde para evitar la coincidencia con la Junta Directiva Nacional del PP que decidió la nominación de Rajoy.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

Rajoy entrega su voto durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del partido. / EFE

Aznar, Rajoy y Arenas, al inicio de la Junta Directiva Nacional del partido. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana