ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 9 de octubre de 2011
Reportaje:CARRERAS & CAPITAL HUMANO

¿Quién pide disculpas?

Florence Noiville critica a los centros que formaron a los directivos de la crisis

En la École des Hautes Études Commerciales (HEC) la han declarado "persona non grata", dice Florence Noiville, antigua alumna de esta, la más afamada escuela de negocios de Francia, y autora de J'ai fait HEC et je m'en excuse, que, después de haber vendido 15.000 ejemplares en el país vecino y 5.000 en Italia, ha llegado a España bajo el título Soy economista y os pido disculpas (Ediciones Deusto) y, según la editorial, ya ha "colocado" los 6.000 ejemplares de la primera edición.

A Noiville le han cerrado las puertas del centro de estudios donde cursó su carrera por denunciar las prácticas de esta y otras escuelas de negocios que prepararon a las jóvenes generaciones de entonces para "ser los predadores de la estepa empresarial de 2010". Son quienes han tomado las decisiones durante la crisis. Unas élites, como explica Noiville, solo dispuestas a maximizar los beneficios sin cuestionarse si sus acciones eran éticas o no. "En la certeza de que somos los mejores, tenemos razón y este es el mejor de los sistemas económicos posibles". La economista y actual periodista de Le Monde pone en tela de juicio la educación recibida en estos centros, a quienes acusa de generar profesionales sin escrúpulos. ¿Es adecuada la forma en que han aplicado lo aprendido?, se pregunta.

La autora, que no mantuvo un debate con los responsables de las instituciones de formación de ejecutivos a las que se refiere en el libro, sí lo ha hecho con las primeras escuelas de negocios españolas. IE Business School, IESE y ESADE han recogido el guante. Y admiten cierta culpabilidad, pero poca y mucho después de la de los Gobiernos, los bancos centrales, las agencias de calificación... "¿Qué es la educación sino desarrollo de pensamiento crítico?", se plantea Santiago Álvarez de Mon, profesor de IESE, en la creencia de que es lo que intenta fomentar en cada una de sus clases. "Claro que hay directivos que arruinan las empresas y que las escuelas de negocios están obsesionadas por sus posiciones en los rankings internacionales, pero no hay que demonizar a todos", sostiene.

¿Qué es lo que ha cambiado en las escuelas de negocios españolas como consecuencia de la crisis?, pregunta Noiville, en la creencia de que poco ha ocurrido desde entonces en los centros franceses. "No podemos hacer como si la crisis no hubiera sucedido", afirma la periodista. "Los profesores de economía han revisado su programa; damos clases de geopolítica y trabajamos sobre la visión a largo plazo", explica Marcel Planellas, secretario general de ESADE. "Hemos introducido el estudio del análisis del riesgo, el comportamiento en las finanzas y las finanzas sostenibles", afirma Francisco Navarro, vicedecano de IE Business School. Y añaden que ESADE ha creado el Instituto de Innovación Social, e IE Business School, Financieros Sin Fronteras.

Álvarez de Mon es más crítico y aunque, como los representantes de las otras dos escuelas españolas, explica que los valores y la ética siempre han estado inmersos en sus programas educativos, cree que las escuelas de negocios "no hemos aprendido de la crisis. Nos falta humildad y apertura mental. La crisis la estudiarán nuestros nietos", declara. "Debemos hacer autocrítica. Hemos tratado a los alumnos como si fueran clientes y estamos heridos de modas", mantiene.

Para Noiville, las escuelas han de jugar un papel importante de cara a decidir cuál es el tipo de líder que el mundo necesita para el futuro. Por el momento, los centros de formación de ejecutivos están educando a profesionales globales. Es su gran reto. Lejos de polémicas. -

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana