ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 11 de agosto de 2011
Reportaje:Ante la visita de Ratzinger

La visita del Papa no sale gratis

Los organizadores presumen de coste cero para el contribuyente - No hay subvención directa, pero sí rebajas en transporte y cesión de edificios públicos

EL PAÍS

Organizar la visita del Papa y del millón de personas que la jerarquía católica espera reunir en Madrid del día 16 al 21 es "como montar una boda a lo bruto", según el director financiero de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), Fernando Giménez Barriocanal. Cuesta mucho dinero. Giménez asegura que con los 31,5 millones de las inscripciones de los 456.380 peregrinos y 30.000 voluntarios, los 16,5 millones de los patrocinios de grandes empresas españolas (que obtienen deducciones porque el Gobierno ha declarado el evento de "excepcional interés público") y los 2,5 millones de las donaciones individuales podrán gastar 50 millones, que es lo que han presupuestado.

Giménez, que también gestiona los dineros de la Conferencia Episcopal y es consejero delegado de la Cope, repite como un mantra que el encuentro de Benedicto XVI con los jóvenes católicos "no costará ni un euro al contribuyente". Las Administraciones no les han otorgado subvenciones directas. Pero que no las haya, no significa que no exista gasto público. Por ejemplo, los inscritos tienen un abono especial para el transporte público (bus, metro y cercanías) que cuesta un 80% menos que el abono para turistas, lo que supone una merma de los ingresos a las arcas públicas de 20 millones de euros. Un agosto típico solo se venden 700 abonos. La JMJ ha comprado 600.000 (y podrá devolver los que no use).

El Estado dejará de percibir unos 16 millones de euros por los patrocinios

El centro de Madrid se cerrará al tráfico siete días por el encuentro

Otro gasto cuantificable: Metro requerirá al menos un centenar de trabajadores extra diarios, según estimaciones sindicales, que cobrarán un plus de 100 euros al día por cabeza. Total: 60.000 euros más.

Otros gastos son difíciles de cifrar como el agua, la luz y el mantenimiento de los 693 establecimientos públicos (colegios, institutos, polideportivos...) en los que pernoctarán los peregrinos (que pagan de 30 a 210 euros) y los voluntarios (que abonan de 30 a 90 euros). Suman 337.000 plazas. "Vamos a usar recursos públicos, como los usa todo el mundo, pero no vamos a consumir fondos públicos", recalcó a este diario Giménez.

El impacto sobre el tráfico de Madrid sí que es inédito en la historia de la capital: el centro, incluidas la Gran Vía o el paseo de Recoletos, se cerrará al tráfico durante los seis días de la visita. El presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, critica "la mezcla de Iglesia y Estado" que supone la visita de Benedicto XVI a Madrid.

Yago de la Cierva, director ejecutivo de la JMJ, se declaró encantado de que entre los representantes de las Administraciones públicas que han pedido entradas "haya muchos ministros".

Gracias a que el Gobierno declaró la JMJ (y otros 14 eventos este año) de interés público, las empresas donantes se pueden deducir el 15% del coste con el límite del 90% de lo aportado, explica la profesora de derecho Tributario de la Universidad Complutense Rosa Galán. Es decir, el Estado dejará de percibir "13-16 millones de euros", explica el director financiero del encuentro, una fracción menor de los 263 millones de la merma recaudatoria que suponen los 15 eventos (como el Mundobasket o el 300º aniversario de la Biblioteca Nacional). El banco de Santander, por ejemplo, ha diseñado, y donado a la JMJ, el sistema informático con el que el casi medio millón de asistentes han tenido que usar para inscribirse por Internet.

Los particulares se pueden deducir el 40% de la donación.

Giménez sostiene que "los impuestos directos e indirectos" generados por esta visita del Papa aportarán "30-40 millones de euros" a las arcas públicas. El Ministerio de Economía no ha hecho ninguna estimación al respecto, según un portavoz. Y la profesora Galán explica que "la pérdida de recaudación es directa, lo otro, será o no será, depende de lo que consuman, consumirán muchísimo o vendrán con bocatas".

Buena parte de los inscritos dormirán en locales públicos y comerá en alguno de los 2.132 restaurantes, bares o cafeterías asociados.

El responsable económico de la JMJ da otro dato que, asegura, "sirve para hacerse una primera idea" del impacto económico. "El año pasado España recibió 53 millones de turistas que dejaron 53.000 millones de euros. Y este año, el 1% de los turistas que viene a España lo hace por la JMJ". Es más, añade, "lejos de ser un coste para la sociedad, supone un beneficio".

Los organizadores aseguran que la recepción a Benedicto XVI supondrá unos ingresos de más de 100 millones de euros para España -cuyo desglose no especificó-. Defienden además que la visita, retransmitida por televisiones de todo el mundo (4.700 periodistas se han acreditado), supondrá "una importante proyección para la marca Madrid y la marca España", según Yago de la Cierva, director ejecutivo de la JMJ.

Los gastos del encuentro incluyen cuestiones tan diversas como el montaje de escenarios para los actos centrales -una misa en la plaza de Cibeles, la gran eucarística con el Papa en el aeródromo de Cuatro Vientos o un Vía Crucis en Recoletos-, cien confesionarios portátiles instalados en el parque de El Retiro, las mochilas que se entregarán a cada uno del casi medio millón de inscritos, la instalación de carpas o de aseos móviles. Los organizadores convocaron concursos de proveedores para hacer parte de sus compras. De todos modos, la JMJ ha contratado a la consultora PriceWaterhouseCoopers para auditar las cuentas del evento y medirá el impacto económico. Giménez espera tenerla para septiembre porque si tardara demasiado "perdería la gracia".

Las grandes cifras de la JMJ

- Organizar los tres actos centrales de la visita papal -pagada por los peregrinos, los voluntarios y las empresas patrocinadoras- costará 12,5 millones de euros. Son la misa de la plaza de Cibeles, el Vía Crucis en Recoletos y la misa de clausura en Cuatro Vientos.

- Las mochilas para los peregrinos cuestan 4,8 millones del presupuesto global de 50,5 millones.

- Las instalaciones de carpas, confesionarios y adecuación de espacios son 7,3 millones.

- Se prevén 1,3 millones en seguridad y acreditaciones y 2,6 en promoción.

- El programa cultural y la guía del peregrino suponen 4,1 millones y el gasto en oficinas y materiales supera los 5,5.

Parte de los 200 confesionarios que están ya instalados en el Parque del Retiro de Madrid. / MANUEL H. DE LEÓN (EFE)

Escaparate de una farmacia hoy en Toledo / ÁLVARO GARCÍA

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana