Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un instituto para los mejores de la clase

Aguirre propone un Bachillerato exclusivo para alumnos con más de un ocho de media - El Ministerio de Educación cree que el modelo "crea guetos"

La Comunidad de Madrid quiere hacer un centro exclusivo para los alumnos con mejor expediente. La presidenta Esperanza Aguirre anunció ayer su intención de poner en marcha los "Bachilleratos de excelencia", un modelo que separa a los estudiantes con un ocho de nota media mínima y un siete en la prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables (CDI), el examen regional que aplica en 6º de Primaria y 3º de la ESO. Este modelo ofrecerá a los estudiantes "una enseñanza que, como ellos, aspire a la máxima excelencia", según Aguirre. El Ministerio de Educación, en una respuesta poco habitual porque no suele entrar a valorar decisiones regionales, tildó la propuesta de "segregadora", contraria "al principio básico de socialización en las aulas".

La Comunidad no precisa ni cuál será el centro piloto ni la prueba de acceso

El ministerio alerta del riesgo para la socialización de los alumnos

El modelo es único en España. La Comunidad quiere empezar el próximo curso con un proyecto piloto en cuatro aulas de 1º de Bachillerato en un instituto cuya ubicación está aún por decidir. Habrá una modalidad de Ciencias y Tecnología y otra de Ciencias Sociales. Se elegirá a "80 o 100 alumnos de los que aspiren al centro de forma voluntaria", según un portavoz de la Consejería de Educación.

Los alumnos con Premio Extraordinario en Secundaria -unos 25 anuales, según Educa-ción- podrán optar a este centro de forma automática. El resto de aspirantes se enfrentará a un examen de ingreso del que la Consejería no ha ofrecido detalles. En Madrid hay unos 3.000 alumnos que podrían presentarse a esa prueba, según estimaciones de la Consejería, que no precisó cómo espera ampliar el sistema en próximos cursos. Tampoco aclaró cómo seleccionará a los "mejores profesores", que recibirán un suplemento económico por impartir clase en este centro, ni explicó cómo será el plan de estudios de los futuros alumnos.

El Ministerio de Educación considera "preocupante" la propuesta madrileña. "Medidas como esta muestran el currículo oculto del PP, todo aquello que no había dicho y ahora empezamos a ver", considera Mario Bedera, secretario de Estado de Educación. Bedera tilda el modelo de "segregador" y cree que hay riesgo de que se creen "guetos", aunque precisa que no existe ninguna normativa que impida a una comunidad desarrollar una iniciativa como esta.

Otro de los problemas del modelo, a juicio del Ministerio, es la socialización de los estudiantes. "El aula es un ecosistema que incluye conocimientos, destrezas, y que hace que los alumnos se relacionen con el conjunto, mostrando un mundo diverso frente al laboratorio que quiere poner en marcha la Comunidad de Madrid", asegura Bedera. "Creo que son fuegos artificiales en etapa preelectoral, me extraña que las familias entren en algo tan peculiar", concluye.

La Consejería de Educación no precisó ayer qué modelos "europeos" han inspirado a la presidenta Aguirre. Según el Ministerio, no existe nada similar en los países con mejores resultados en el informe PISA. Juan Manuel Moreno, experto en educación del Banco Mundial, asegura que Estados Unidos o Australia sí aplican fórmulas similares. Moreno considera que la propuesta "es sumamente perjudicial para la eficiencia del conjunto del sistema" y advierte de que puede desmotivar al resto de centros que, "despojados" de los mejores alumnos y profesores, "entenderán que su función en el sistema es la de ser mediocres". Si el sistema se amplía más allá del proyecto piloto, "deberá hacerse con un presupuesto específico adicional y no a costa de recortar nuevas plazas de profesorado o de la inversión en mejorar la calidad de la educación en todos los centros", propone.

"¿Y el otro millón de alumnos?"

"La propuesta de Aguirre es muy mediática, pero no cubre necesidades reales". Paco García, responsable de Educación en CC OO Madrid, acusa al Gobierno regional de "inventar la distribución regresiva, quitar medios a quienes más lo necesitan y dárselo a los que menos". García recordó ayer que medidores como la tasa de repetición o el abandono educativo temprano (jóvenes de entre 18 y 24 años sin título de ESO) aumentan año tras año. Las tasas de abandono han pasado del 19,4% en 2000 al 26,3 en 2009, según datos regionales recogidos por CC OO, aunque aún están por debajo de la media nacional (31,2%). La tasa de repetidores en 6º de Primaria ha pasado del 19,4% al 26,3% en el mismo periodo, cinco puntos menos que la media de España (31,2%). "Con esta evolución, le pregunto a la presidenta Aguirre si ha reservado algo para el otro millón de alumnos", concluye García.

Para Eduardo Sabina, portavoz de FETE-UGT Madrid, la propuesta es "una tomadura de pelo". "Es un planteamiento propagandístico que se perderá como el humo", asegura Sabina. La fórmula avanzada ayer por la Comunidad de Madrid tampoco convence a la oposición. Eulalia Vaquero, diputada de IU en la Asamblea de Madrid, cree que "supone volver a una escuela selectiva y segregadora". "No es de recibo que, en un año en el que el presupuesto se recorta un 5% y se pierden profesores de apoyo, la apuesta del PP sea para los que menos lo necesitan", concluye. Maru Menéndez, portavoz socialista en la Asamblea, asegura que el plan "no da ninguna respuesta a las necesidades educativas del alumnado madrileño".

Otros modelos

- España. Ninguna comunidad autónoma tiene un proyecto similar al de Madrid, según el Ministerio de Educación. Hay fórmulas para reforzar el aprendizaje de los mejores estudiantes, pero en su entorno. En Cantabria, por ejemplo, los alumnos más talentosos refuerzan conocimientos en horario extraescolar y con juegos.

- Finlandia. Según el ministerio, ninguno de los países con mejores resultados en el informe PISA aplica fórmulas parecidas. Finlandia, que siempre está entre los mejor calificados, aplica medidas "para que el que vaya más atrasado se incorpore a la media", continúan desde el ministerio.

- EE UU y Australia. Las magnet school (escuelas imán) de Estados Unidos son centros de Secundaria que se especializan en materias, según un portavoz de Educación del Banco Mundial. En Nueva Gales del Sur se accede a centros selectivos a través de una prueba a la que se pueden presentar todos los alumnos

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de abril de 2011

Más información