Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El magnate venezolano Gustavo Cisneros busca sus raíces en Palencia

La fundación del empresario reconstruye la historia de la localidad

Las fiestas de la Virgen del Castillo, patrona de la localidad palentina de Cisneros, han contado este año con un invitado de honor, que recibió las llaves de la ciudad que protegió durante años el cardenal que lleva su nombre. Durante unas horas, un importante despliegue mediático y de autoridades guió a los escasos 600 vecinos del pueblo hacia la iglesia-museo de San Pedro para codearse con uno de los más grandes empresarios de la comunicación y la enseñanza, el venezolano Gustavo Cisneros, desde ahora hijo predilecto de esta villa situada al oeste de la Tierra de Campos.

La presencia del magnate americano sirvió para presentar públicamente el que está llamado a ser el primer tomo de la historia del pueblo, escrita por Álvaro García Castro, un conocido investigador venezolano que recibió hace tres años el encargo de reconstruir la memoria del lugar donde nacieron los antepasados del empresario.

La edición del libro ha corrido a cargo de la Fundación Cisneros, creada y dirigida por Gustavo Cisneros y su esposa, que inicia con este proyecto una labor "de rescate y difusión" de la memoria histórica y cultural de esta villa, de la que un día salieron "a recorrer el mundo" sus ancestros. Hasta tal punto parecía ayer sentirse cómodo el conocido empresario que llegó a decir que "no descartaba" la posibilidad de asentarse en un futuro en esta localidad. "En algún sitio habrá que descansar", comentó. Gustavo Cisneros, que tiene sus sedes en Caracas y Nueva York, declaró a los periodistas que las autoridades del pueblo ya lo "habían convertido" en el nuevo benefactor. La de ayer era su segunda visita a la localidad terracampina.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2007