Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Holanda legaliza un partido que defiende la pederastia

Un partido político que defiende la pederastia podrá presentarse a las elecciones en Holanda. Así lo decidió ayer un tribunal de este país, argumentando que "es a los votantes a quien corresponde juzgar los programas políticos". El Partido del Amor Fraternal, la Libertad y la Diversidad (PNVD), fundado el pasado mayo, pretende rebajar la edad de consentimiento sexual de los 16 a los 12 años, legalizar la posesión de pornografía infantil y la zoofilia.

"La libertad de expresión, que incluye el derecho a la creación de partidos políticos, son la base de una sociedad democrática", aseguró el tribunal. "Estas libertades dan a los ciudadanos la oportunidad de usar un partido político para pedir un cambio en la Constitución o en la legislación".

Anke de Wijn, tesorero del partido, se mostró satisfecho por la decisión del tribunal, que ha provocado polémica en el país: "No estamos haciendo nada ilegal, ni cometiendo ningún crimen, así que no hay razón para vetarnos", dijo.

El PNVD asegura en su programa que pretende abrir un debate público sobre la pederastia para

romper con el tabú y el estigma que existe en torno a ella. Su argumento central es el de que una prohibición sólo genera mayor curiosidad entre los más jóvenes.

Desde sus filas se defiende, además, que la edad de voto se sitúe en los 12 años y propone que se permita programar pornografía en televisión durante todo el día, limitando a la noche aquélla con contenidos violentos.

El polémico partido, que cuenta en sus filas con tan sólo tres miembros conocidos -su presidente, su secretario y su tesorero, los tres de inscripción obligatoria en el registro-, tiene pocas probabilidades de conseguir un escaño en el parlamento holandés. Para ello se precisan más de 60.000 votos y, por ahora, los sondeos muestran que obtendrían menos de 1.000 en las elecciones que se celebrarán el próximo 22 de noviembre.

Rechazo ciudadano

Holanda, un país conocido por sus políticas tolerantes en cuanto al consumo de drogas, la prostitución o los matrimonios entre homosexuales, ha mostrado su rechazo a las propuestas del PNVD. Según una reciente encuesta, el 82% de la opinión pública quiere que el Gobierno intervenga para frenar el partido.

"Los pederastas están abusando de la tolerancia holandesa", aseguró Anke de Wijn, abogado que representa a los adversarios del partido. "Hay pocas limitaciones a la libertad de expresión, y eso es bueno, pero esto es demasiado", dijo.

Irene van Engelen, miembro de la Fundación Solace, que combate e investiga la pederastia, se mostró escéptica con que el PNVD siga adelante. Según ella, los pederastas prefieren permanecer en el anonimato. Sin embargo, la ley holandesa exige a todos los partidos la presentación de una lista de candidatos y de al menos 30 firmas para poder presentarse a las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de julio de 2006