La comisión de expertos que asesora a Montilla exige el fin del canon

"El canon de copia privada es un sistema manifiestamente ineficaz e imperfecto". Es la principal conclusión de un dictamen elaborado por la Comisión Asesora sobre la Sociedad de la Información del ministro de Industria. Presidida por Manuel Castells -uno de los mayores expertos mundiales en este campo-, esta comisión asesora al ministro José Montilla en las nuevas tecnologías, aunque actúa de forma independiente a él. Y en este caso ha querido hacer constar que el establecimiento de un canon sobre los soportes digitales es "injusto e indiscriminado, no frena la piratería y nos hace responsables a todos de ella", en palabras de Castells, que añade: "El canon puede afectar seriamente al desarrollo de la sociedad de la información".

Éste es el primer dictamen que emiten públicamente los expertos, entre los que también se encuentran Jesús Banegas, presidente de la patronal tecnológica Aetic; Amparo Moraleda, presidenta de IBM, y Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid.

En el extenso documento los expertos dejan claro que no discuten los derechos de propiedad intelectual, pero argumentan que el canon es "injusto". Esta fórmula impone un sobrecoste a CD, DVD y aparatos reproductores y grabadores para compensar al autor por las copias de los usuarios. Pero la comisión explica que el canon también se aplica a usos lícitos (copias de seguridad, fotografías) y que, además, ya hay tecnologías que permiten la protección de los derechos de autor.

Los expertos aseguran que los ingresos de las entidades de gestión por copia privada han pasado de 31 a 114 millones de euros entre 2002 y 2004, lo que supone un incremento del 267%, mientras que en Europa la cifra rondó el 85%. La Comisión se pregunta, además, por qué motivos "se tiende a mezclar y confundir [la copia privada] con la piratería", y concluye que "lo más razonable sería la supresión pura y simple del canon". "Lo que queremos es abrir un debate sobre cómo gestionar los derechos de autor en un mundo digital, y no medieval", explica Manuel Castells.

Por otra parte, Eduardo Bautista, director de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), aseguró ayer en Bruselas que la industria está "intoxicando" al Ejecutivo comunitario a través de la "tesis inexacta" de que el canon por copia privada "es un freno" para la sociedad de la información, informa Efe.

El proyecto de Ley de Propiedad Intelectual, actualmente en debate, consolida este canon, aunque tampoco parece convencer a las entidades de gestión. Ayer, Enrique Loras, director general de la SGAE, reprochó al Ministerio de Cultura que no haya defendido los intereses del sector: "Con el mecanismo aprobado se impide que sea el mercado el que se regule". Concepción Becerra, secretaria general técnica del Ministerio, recordó que la ley "está en el Senado con el apoyo casi unánime del Congreso", informa Europa Press.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 2006