Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Palazuelo define la geometría como "un lenguaje para soñar"

El artista recibe en el Prado el Premio Velázquez, que reconoce su rigor y misterio

El pintor, escultor y grabador Pablo Palazuelo (Madrid, 1916), vinculado a la abstracción geométrica, definió ayer la geometría como "la medida de la materia" y "un lenguaje para soñar" en la entrega del Premio Velázquez de artes plásticas 2004, presidido por la infanta Cristina y celebrado en el Museo del Prado. Palazuelo se une a Ramón Gaya y Antoni Tàpies en el reconocimiento de una trayectoria artística por parte del Ministerio de Cultura, que, en su caso, según el jurado, destaca la coherencia de su obra, el rigor y el misterio, en la línea de la abstracción europea.

La geometría, la espontaneidad, el universo, la energía, la materia, la forma, la emoción, fueron las palabras más citadas en el discurso de agradecimiento de Pablo Palazuelo, tras recibir la medalla del Premio Velázquez de manos de la infanta Cristina, que estuvo acompañada por la ministra de Cultura, Carmen Calvo; el presidente del patronato del Prado, Eduardo Serra, y el director del museo, Miguel Zugaza. El galardón tiene una dotación económica de 90.000 euros, una exposición en el Museo Nacional Reina Sofía y una beca de 30.000 euros para el artista menor de 35 años que designe.

"Mis energías mentales y físicas se dedican casi exclusivamente al trabajo", señaló al principio de su discurso, titulado Las intuiciones imperceptibles, que leyó Kevin Power, subdirector del Reina Sofía. "Una vez inventada la abstracción no hay marcha atrás", dijo para situar su obra en la abstracción geométrica a partir de 1946. "En epocas oscuras, la imaginación brota y florece y el hombre se sentía obligado a inventar cosas aparentemente muy complicadas, y así todo se llenaba de oscuridades fastuosas y barrocas. Hoy lo que veo es que una contemplación tranquila enseña muchas más cosas que todos los libros. Los grandes secretos son sencillos de entender y de explicar".

Las formas geométricas, las estructuras a partir de procesos de manipulación forman las familias de sus pinturas y dibujos. "La geometría está en el origen de la vida, que es lo más inventivo e interminable que conocemos". Palazuelo se refirió al trabajo del artista como "una interacción constante de la imaginación y del pensamiento", y trató de la espontaneidad en los pasos lentos o rápidos de las formas. Defiende la geometría como "el lenguaje para la comprensión del mundo", que en su trabajo ha significado "el descubrimiento de otro lenguaje que aporta otras imágenes", junto a otras palabras a las que recurre con frecuencia, como energía, materia y forma, con la disciplina del "ejercicio de la atención".

La infanta Cristina destacó la sinceridad y contemporaneidad en su trayectoria artística, que son también cualidades de la cultura de nuestro tiempo, mientras que Carmen Calvo consideró el premio como "un acto de justicia" por una obra en continua evolución "cargada de rigor" a lo largo de 60 años, que en el marco del Prado tiene el símbolo de "la cultura como sagrada palabra".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de junio de 2004