Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercedes Sosa, Inti Illimani y Ana Belén, en un concierto solidario

Un concierto solidario, Contra la injusticia y la impunidad, convocará el próximo día 25, en el Pavelló Olímpic de Badalona, a artistas históricamente comprometidos como Mercedes Sosa y León Gieco, los chilenos Inti Illimani, Jorge Drexler, Ana Belén y Víctor Manuel, entre otros. La causa que los une es el apoyo a la defensa de los derechos humanos violados durante las dictaduras en Chile, Uruguay y Argentina. Parece un cartel elaborado con 25 años de historia, que incluye mitos de la canción política de los años setenta, como los argentinos Mercedes Sosa y León Gieco, y los chilenos Inti Illimani, además de artistas de trayectoria comprometida con la izquierda como Ana Belén y Víctor Manuel, y representantes de una generación posterior como el uruguayo Jorge Drexler y el catalán Gerard Quintana, del grupo Sopa de Cabra.

Todos ellos han decidido actuar gratuitamente en este concierto convocado por la Coordinadora Latinoamericana Contra la Impunidad, organizadora de este festival. La entrada es de 2.000 pesetas y los fondos recaudados se destinarán a proyectos concretos y a entidades en defensa los derechos humanos en Chile, Argentina y Uruguay. Con motivo de este acto, los organizadores han dado a conocer un manifiesto en el que no sólo reclaman responsabilidades a los ejecutores que, durante las dictaduras, encarcelaron, torturaron, secuestraron e hicieron desaparecer a miles de personas, sino "a los gobiernos democráticos posteriores, que han eludido hasta el presente el conocimiento de toda la verdad", con leyes que "sólo han servido para proteger la impunidad de los asesinos y torturadores, dejando a las víctimas en el más completo olvido".

En este manifiesto se apoya "toda legítima acción encaminada a obtener justicia por todas y cada una de las atrocidades cometidas", así como "los procesos jurídicos que se desarrollan en España contra los responsables de delitos de lesa humanidad".

La cantante Mercedes Sosa simboliza para muchos la voz profunda de la América Latina herida por esos regímenes. Sus canciones, enraizadas en el folclore, levantaron la voz contra los oprimidos y perseguidos.

León Gieco, para muchos el Bob Dylan argentino, es autor de la canción, y el verso, que este concierto usa como epígrafe: "...sólo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente", popularizada en España por Ana Belén.

Inti Illimani cultiva, desde hace treinta años, los sonidos andinos, que han sabido siempre conectar con el espíritu de lucha de su pueblo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de marzo de 2000