Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el hermano del ex presidente Carlos Salinas por el asesinato de Ruiz Massieu

Un hermano del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, de nombre Raúl y de profesión ingeniero civil, fue detenido ayer en México como "responsable intelectual" del asesinatodel secretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Francisco Ruiz Massieu, hecho ocurrido el 28 de septiembre en la capital mexicana. La detención de Raúl Salinas, ex cuñado como su hermano Carlos del político asesinado, desató ayer en México una tormenta política, pero también levantó esperanzas ante la posibilidad de esclarecer crímenes como el de Ruiz Massieu y Luis Donaldo Colosio.

MÁS INFORMACIÓN

Raúl Salinas de Gortari, de 48 años y con una biografía política en el PRI que se inicia en 1982, se encontraba a las 16.00 horas de ayer (23.00 horas de Madrid) recluido en la prisión de Almoloya de Juárez, a dos horas de carretera de la Ciudad de México. El hermano de Salinas, un hombre que durante el sexenio pasado fue acusado desde diversos frentes de haberse enriquecido ilícitamente, fue detenido por funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR), la fiscalía que dirige el político opositor de la derecha Antonio Lozano.La PGR anunció ayer, a través del subprocurador Pablo Chapa Bezanillas, que el hermano del ex presidente Salinas es el "autor intelectual" del crimen debido a que mantenía "estrecha relación" con el prófugo Manuel Muñoz Rocha, el ex diputado del PRI que hasta ayer se suponía que era el último escalón de este asesinato. Según la PGR, Muñoz Rocha, en su huida de la justicia, llamó primero por teléfono y se refugió después en casa de Raúl Salinas, lo que evidencia que ambos eran cómplices y pone en entredicho la declaración del detenido, que en todo momento ha asegurado que no se veía con Muñoz Rocha "desde hacía 20 años".

Pese a que no se dieron más detalles sobre la vinculación Raúl Salinas de Gortari-Muñoz Rocha, lo que para algunos observadores deja en precario una acusación tan fuerte como la de "autor intelectual", Chapa Bezanilla advirtió que, de materializarse judicialmente la acusación por la que ayer ingresó en prisión el hermano del anterior presidente de México, el caso quedaba "agotado".

Muñoz Rocha, en paradero desconocido desde días después del asesinato, era el presidente de la comisión de Asuntos Hidráulicos de la Cámara de Diputados. Éste acompañó, dos días antes del asesinato, a Ester Durán, detenida hace unos meses, a ingresar en una caja de un banco 243.000 pesos como gratificación por su colaboración en la planeación del atentado. Otra de las pruebas presentadas ayer contra Salinas de Gortari es que éste llamó por teléfono a la citada Ester Durán al día siguiente del asesinato.

El hermano se defiende

Casi al mismo tiempo que era detenido Raúl Salinas, su hermano Carlos, que dirigió la política mexicana hasta el 1 de diciembre, llamaba por teléfono a uno de los informativos más importantes de la televisión mexicana para defenderse de las acusaciones de un partido de la oposición que le recriminaba por haber obstaculizado las investigaciones de otro asesinato político: el del candidato a la presidencia mexicana Luis Donaldo Colosio.

El ex presidente mexicano no hizo alusión a la detención de su hermano y dijo que fue él personalmente el que ordenó crear una subprocuraduría especial para investigar no sólo el atentado de Colosio, sino también el de Ruiz Massieu.

Con la detención de Raúl Salinas de Gortari y la posibilidad de que la acusación que le hace la Fiscalía de la Nación se confirme, el caso Ruiz Massieu puede pasar a una dimensión imprevisible, en opinión de medios políticos. De hecho, la primera lectura política que se le dio ayer a esta detención es la de que el Gobierno del presidente Ernesto Zedillo, que actualmente intenta salir a duras penas de una doble crisis financiera y política (devaluación del peso y Chiapas), no pone reparos para que, de una vez por todas, en México se ejerza con transparencia de la justicia.

También se especulaba que, con la detención de Raúl Salinas, "se esté allanando el terreno" para que por primera vez en la historia de México se pueda enjuiciar a un ex presidente de la nación, como es el caso de su hermano Carlos, y que es lo que pretende un sector amplio de la oposición tanto de derecha como de izquierda en relación con su gestión política y económica al frente del país en los últimos seis años.

La PGR anunció que en breve llamará a declarar por "delitos conexos" al hermano de la víctima, Mario Ruiz Massieu, al parecer por su obcecación en inculpar como obstaculizadores de las investigaciones cuando él las dirigía a los entonces presidente y secretario general del PRI, Ignacio Pichardo y María de los Ángeles Moreno. Esto último provocó anoche perplejidad y asombro en sectores de la oposición política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 1995

Más información

  • La fiscalía dice que es el "autor intelectual" del atentado que mató al ex secretario general del PRI