ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 8 de enero de 1992

Escrivá de Balaguer justificó el genocidio judío, segun el semanario 'Newsweek'

  • El Opus Dei desmiente estas simpatías y califica la información de "mentira"
Barcelona 8 ENE 1992

José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei que el próximo 17 de mayo será beatificado, justificó el genocidio judío, según Vladimir Feltzman, asesor del cardenal arzobispo de Westminster, Basil Hume. "Él me dijo que Hitler había sido injustamente acusado de matar a seis millones de judíos", asegura al semanario estadounidense Newsweek Feltzman, quien agrega que Escrivá le matizó: "En efecto, él sólo mató a cuatro millones".

El ayudante del cardenal Hume, declaró ayer a este diario que Jose María Escrivá de Balaguer le dijo en una ocasión que Adolf Hitler "no era tan malo como cree la gente", informa desde Londres Enric González. La conversación entre ambos tuvo lugar en un cine de Roma, en 1967 o 1968, durante el intermedio de una película bélica "en la que los soldados alemanes eran los villanos; Escrivá hizo algunos comentarios positivos sobre Hitler y afirmó que no había causado la muerte a seis millones de judíos, calificando tal cifra de absoluta exageración".El sacerdote católico VIadimir Feltzinan, que perteneció al Opus Dei entre 1959 hasta 1985, matizó ayer que las opiniones del candidato a santo debían enmarcarse en "un contexto histórico: para él, Hitler y sobre todo Franco eran salva dores de la fe católica contra el ateísmo comunista, representado por el dirigente soviético Stalin". Feltzman subrayó que "muchos sacerdotes de la misma generación que Escrivá compartían su punto de vista, y en el caso de España no hay más que fijarse en la gran cantidad de religiosos que se unieron voluntariamente a la División Azul para combatir en el bando alemán contra la URSS".

Sobre las razones por las que abandonó el Opus Dei, el sacerdote británico declaró: "En 1959 me parecía un camino hacia Dios, y a partir de 1968 empezó a parecerme una barrera".

El prelado del Opus Dei, Álvaro del Portillo, desminitió ayer en Roma estas informaciones y dijo que Escrivá de Balaguer "amó profundamente al pueblo judío y siempre condenó vigorosamente la tiranía". "Me siento dolorido y estupefacto por las afirmaciones aparecidas en algunos diarios; todo lo que se dice es contrario a la realidad: el fundador fue un hombre que amó profundamente al pueblo judío", agregó Del Portillo, informa Peru Egurbide. También el cardenal Silvio Oddi, citado en el informe de Newsweek, ha desmentido tajantemente haber hablado con periodistas de la mencionada revista y haber puesto jamás en duda la conveniencia de la beatificación de Escrivá.

"Nada más leer la prensa de hoy", añadió Álvaro del Portillo, "hemos tomado contacto con la Embajada de Israel y con representantes de la comunidad israelí, a los que he expresado mi solidaridad y mi indignación por tamañas mentiras, en el entendido de que no hago otra cosa que participar del dolor de monseñor Escrivá ante el holocausto sufrido por el pueblo hebreo como consecuencia del clan criminal nazi".

Viaje a Grecia

Como prueba de ello, la prelatura presentó la filmación de una reunión celebrada en Caracas en 1974 del fundador del Opus con unas 3.000 personas, una de las cuales se declaraba hebrea. "Yo amo mucho a los hebreos, porque amo mucho a Jesucristo", le responde Escrivá en la película. "Le amo locamente y es hebreo, y no digo que era hebreo sino que es. Jesucristo vive y es un hebreo, como tú. Luego, el segundo amor de mi vida es una hebrea, María Santísima".Otra de las afirmaciones que hace el semanario estadounidense, citando a Feltzman, es que Escrivá acompanado por Álvaro del Portillo, viajó a Grecia en 1966 para intentar meter al Opus Dei en la Iglesia ortodoxa, porque con el concilio Vaticano II, "la Iglesia católica iba a la ruina". A este respecto, la oficina romana del Opus precisa que "la intención atribuida al venerable Escrivá de pasarse a la Iglesia ortodoxa carece de todo fundamento". "Su viaje a Grecia en 1966", agrega el comunicado, "fue motivado por el deseo de estudiar in loco la posibilidad de iniciar la actividad apostólica del Opus Dei. De regreso a Roma portó como regalo un icono de aquella tierra a Pablo VI y otro a monseñor Dell Acqua, entonces sustituto, que habían sido previamente informados de su viaje".

Para poner en duda la fiabilidad de Feltzman, el Opus recuerda que el conocimiento de este sacerdote sobre "el Venerable Escrivá fue bastante superficial: de estudiante, durante tres o cuatro años, tuvo en Roma contactos esporádicos con el fundador del Opus Dei".

Newsweek informa que contra la beatificación de Escrivá de Balaguer, tan sólo dos miembros del tribunal que debía juzgarlo se pronunciaron en contra. Se trata del español Justo Fernández Alonso, rector de la Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat, en Roma, y el italiano Luigi de Magistris, de la Sagrada Pénitenciaria vaticana. Uno de ellos aseguró por escrito que tal beatificación podría suponer "un grave escándalo público", según el semanario. Para el Opus el hecho de que sólo dos jueces de la causa se pronunciaran en contra confirma la "absoluta libertad" que presidió la decisión colegiada.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana