Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Theodore Roszak propone iniciar un nuevo diálogo con la naturaleza

Theodore Roszak, teórico de los movimientos contraculturales, convocó a la humanidad, "después de la aventura industrial", a iniciar "un nuevo diálogo con la naturaleza". Roszak dictó una conferencia en la Universitat d'Estiu de Gandía, que en su cuarta edición reflexiona sobre el futuro. Joseph Pelton, especialista estadounidense en nuevas tecnologías, afirmó en Gandía que la humanidad "ya camina desde la aldea global de la que habló McLuhan hacia el cerebro global". Pelton diseñó el siglo XXI como una época en que 10.000 millones de personas necesitarán vitalmente de la tecnología. El siglo XXI será el tiempo en que se desarrollará el cerebro global, según Pelton, quien afirmó que el mundo se caracterizará entonces por su "globalismo", la existencia de "teleciudades", la creación de superestados, la fusión de las grandes empresas de computadoras con las dedicadas a las telecomunicaciones, y por el desarrollo de la "teleeducacíón y la telesanidad".

Por su parte, Roszak abogó por limitar la "violencia tecnológica, pensar en la calidad de la vida y escuchar la voz de la tierra". Para este profesor californiano, el origen de los movimientos contraculturales de los años 60 se sitúa en el paso de la reivindicación de los derechos humanos a la lucha por los derechos de la persona. Según Roszak, los primeros pertenecen a la colectividad, en tanto que los segundos reclaman el individualismo, la diversidad de actitud sexual, de cultura, o de étnia.

Joseph Pelton, director de política y estrategia de la International Telecommunications Satellite Organisations (Intelsat), dijo que en el siglo XXI la humanidad se planteará mantener una población estable, o "ir hacia el espacio y crear ecosistemas en otros planetas". Explicó que se registrará una importante redistribución del trabajo con pérdidas de millones de puestos de trabajo, "también en el sector de los servicios", a consecuencia de la inteligencia artificial. "La población crece a un ritmo muy inferior a los conocimientos, por lo que en futuro cada hombre sabrá menos cosas propocionalmente".

Colosalismo moderno

"El ser humano y el planeta están en peligro por el mismo enemigo: la grandeza de las estructuras industriales y económicas, las burocracias, y los ejércitos", argumentó Roszak. Aseguró también que el progreso económico es demasiado rápido para el sistema ecológico, y propuso acabar con el "colosalismo moderno, que hay que desintegrar creativamente, no de forma destructiva". Alrededor de 200 personas escucharon las conferencias de los dos pensadores. Pelton aventuró que Japcanusa, un superestado formado por Japón, Canadá y EE. UU, será el líder indiscutible en el siglo XXI, en tanto que Europa corre el riesgo de perder el tren de la tecnología punta. Roszak concluyó afirmando que las "necesidades del ser humano son las del planeta y los derechos del hombre son también los del planeta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de agosto de 1987