ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 23 de febrero de 1985
Entrevista:

Vittorio Frosini: "Es difícil, controlar los bancos de datos en manos del Estado"

"En la Polémica entre magistrados y periodistas estoy a favor de los periodistas"

  • Entrevista con un miembro del Consejo Superior de la Magistratura italiana

Vittorio Frosini, que ha estudiado en las universidades de Pisa y Oxford, y actualmente es profesor de Filosofia del Derecho en la de Roma, es un juez experto en temas de justicia e informática que ha participado en la elaboración de una ley que sobre este tema se está debatiendo en Italia. En 1981 el Parlamento italiano lo eligió miembro del Consejo Superior de la Magistratura, equivalente al Consejo General del Poder Judicial en España. Natural de Catania, Frosini afirma qué "Sicilia es famosa por la Mafia, pero ha dado grandes filósofos, literatos y políticos". Su origen siciliano le ha llevado a dirigir la delegación para la investigación sobre la Mafia en Sicilia oriental, "lo he que querido hacer para que nadie pensara que tenía miedo de ir allí".Pregunta. Los modernos sistemas informáticos provocan protestas en algunos sectores sociales por lo que comportan de violación de la intimidad.

Respuesta. Es cierto. Los avances tecnológicos permiten, por ejemplo, poder escuchar la voz de una persona a kilómetros de distancia con un adecuado instrumental. La amenaza más grave, sin embargo, es aquella que viene de los bancos de datos en cuanto que pueden acumular informaciones sobre una persona, como nunca habíamos imaginado. Si tengo una tarjeta de crédito, a través de ella se sabe dónde he estado, dónde he comido, dónde he dormido...

P. ¿Con qué armas cuenta el ciudadano para defenderse de esta agresión a su intimidad que suponen los bancos de datos?

R. La amenza a la libertad, a la intimidad, viene de las agencias que tienen, por razones de intereses comerciales, bancos de datos, y del Estado. Según qué agencias se pueden controlar con una ley al respecto. En Italia hemos previsto un órgano formado por magistrados, no por políticos. Lo que encuentro más dificil de controlar son los bancos de datos en manos del Estado.

La informática ha sido uno de los medios más eficaces para la lucha contra el terrorismo y contra la Mafia. En Italia existe una ley especial para combatir la Mafia y también hay bancos de datos que no sólo contienen los nombres de los mafiosos, sino de todas aquellas personas, relacionadas con ellos. Esto tiene el, gran inconveniente de que una persona pariente o que trabaja en, una empresa de la Mafia, sin saberlo, figura en la relación. Este es un problema muy grave y muy delicado. El uso de la informática es como el uso de la lanza de Aquiles, que puede curar, pero también herir.

P. Una reciente polémica sobre los límites -de la libertad de información se ha producido recientemente en Italia, como consecuencia del arresto de un periodista y de una sentencia en la que se limita la libertad de información.

R. Sobre esto tengo una opinión muy clara. Soy catedrático de la universidad de Roma, componente del Consejo de la Magistratura y actualmente colaborador del diario Il Tempo de Roma. Tengo dos almas, la del magistrado y la del hombre de cultura. Pero soy intransigente en la defensa de la libertad de información.

En Italia se han producido recientemente dos casos polémicos. En una sentencia de la corte de casación italiana se ha criticado la manera tendenciosa con que los periodistas dan las noticias. Usted es periodista, yo también, tenemos derecho a escribir de manera tendenciosa. Sobre todo porque la absoluta objetividad es una ilusión y lo sabemos. No estoy de acuerdo con esta sentencia y así lo he manifestado, a pesar de que el juez que la dictó es, muy amigo mío y tengo respeto a la corte de casación.

El segundo caso es el de Paolo Longanesi, periodista del Giornale, que fue arrestado e inhabilitado porque había publicado una información procedente de las declaraciones de mafiosos. Yo critico la legalidad de este arresto. En este caso, ¿quién es el culpable, el abogado que facilita la información o el periodista que la difunde? Como ve, en este debate entre jueces y periodistas yo estoy del lado de los periodistas, aunque sea un magistrado.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana