Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Killer, español

Mario Killer, nacido en Rosario (Argentina) hace veintiséis años, es, desde ayer, lunes, oficialmente español. Ante los tribunales sevillanos juré la nacionalidad de nuestro país. Con este ritual y el fallo del comité jurisdiccional, el pasado viernes, que dejaba en libertad al jugador, se cierra el «caso Killer». El argentino, ahora también español, podrá jugar con el Betis sin ocupar ficha de extranjero. El juramento podía haberse celebrado antes, pero el Betis quiso esperar el fállo federativo para no complicar las cosas. El jugador tiene contrato con el Betis por tres temporadas y cobrará veinticinco millones de pesetas. Killer; que fue internacional con Argentina, será el jugador internacional número trece que juega esta temporada en el Betis: Esnaola, Benítez, Biosca, Gordillo. López, Alabanda, Cardeñosa, Meigido y García Soriano vistieron la camiseta española; Murhen fue internacional con Holanda, y Peruena y Cabezas, con Uruguay.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de octubre de 1978