Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concluye la semana ecológica de Ibiza

La Semana Internacional de Solidaridad Ecológica y Defensa del Medio Ambiente, celebrada en Ibiza del 4 al 9 de junio, ha constituido un auténtico éxito de participación, con la asistencia de más de medio millar de naturalistas, y de exposición, con más de treinta ponencias presentadas y diversos experimentos sobre el aprovechamiento de los medios naturales, tanto energéticos como de la aprovechación de residuos sin provocar la degradación del paisaje.

Se realizaron experiencias colectivas de yoga, a cargo de Jaime Calamanch, y de tecnología autónoma y no contaminante, dirigidas por el grupo Tara, de Barcelona. Destacaron además las ponencias del doctor Serrallach, que habló sobre el Tratamiento de residuos y producción de energía; la intervención de Costa Morata sobre La amenaza nuclear del Mediterraneo; la de Néstor Pellicer, que versó sobre Les illes Balears en el Mediterrani; la intervención del secretario de la asociación AEPDEN, José Manuel de Pablos, quien expuso a los asistentes el fenómeno del movimiento ciudadano que supuso La larga batalla por la defensa de Gredos, la ponencia de Andrés Medrano sobre La energía nuclear y las posibilidades de la energía solar, así como otras interesantes Ponencias. A estas sesiones asistieron unos 200 congresistas, profesionales e interesados en los temas ecologistas, que componían un grupo sumamente heterogéneo de personas, a veces con criterios muy dispares, pero cuyo denominador común era su interés por salvaguardar el equilibrio del medio ambiente.Simultáneamente, unos 300 jóvenes, integrantes de quince grupos de «Escoltes Catalans», pertenecientes a comarcas catalanas, Mallorca, Menorca y una representación francesa, se instalaron en un campamento al aire libre que llevaba por nombre Eco 77. En él se realizaron diversos experimentos prácticos de instalación de paneles solares, construcción «geodésica» de edificios, y otros temas relacionados con el estudio de la naturaleza y la conservación del entorno.Entre las visitas realizadas por los congresistas destacó la efectuada a Ses Salines, una de las pocas zonas todavía libre de cualquier construcción turística, pero que se encuentra amenazada por un proyecto de especulación de este territorio.

Dentro de los actos realizados en esta semana ecológica destacó también la presentación ante los asistentes de la Federación del Movimiento Ecologista, creada recientemente y que celebrará su congreso constituyente a finales de septiembre.

El aprovechamiento de los medios naturales y su aplicación a nuestro moderno sistema de vida; la contaminación del Mediterráneo y la salvación de Formentera, tal vez el último rincón del Mediterráneo que mantiene intacto su equilibrio ecológico; los riesgos de la energía nuclear, y la necesidad de potenciar la lucha de los diversos grupos ecologistas, hecho que se reflejó en el mismo éxito de la convocatoria de la Semana, fueron los temas más tratados y que con más interés se discutieron entre los asistentes a esta Semana Internacional de Solidaridad Ecológica de Ibiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 1977

Más información

  • Notable y positivo balance