Vídeo | Así es el tren medicalizado en el que MSF evacúa a heridos del este de Ucrania

Médicos Sin Fronteras ha trasladado a más de 700 personas en sus convoyes adaptados desde finales de marzo

Un paciente gravemente herido de guerra es trasladado en el tren médico de MSF desde el este de Ucrania hasta Lviv.Foto: Andrii Ovod (MSF)

Visto desde el exterior, uno de los trenes que Médicos Sin Fronteras ha medicalizado para evacuar a heridos del este de Ucrania es indistinguible de cualquier otro de la red ferroviaria del país. Pero como se ve en este vídeo, en su interior hay camillas en vez de asientos, una UCI en lugar del vagón restaurante y heridos de guerra en vez de viajeros. Aitor Zabalgogeazkoa, Responsable de la Unidad de Emergencias de MSF, explica cómo surgió la idea: “Estábamos buscando el valor añadido de MSF en un conflicto como el de Ucrania. Uno de los problemas que tenían era el transporte de heridos y de personas muy vulnerables de la zona en la que están más activos los combates a zonas más seguras. Viendo qué gigantesca es la red ferroviaria ucraniana, pensamos que el tren era una buena alternativa”.

La organización se puso manos a la obra. Adaptó dos convoys locales y desde el 31 de marzo ha evacuado a más de 700 víctimas de la guerra. El de Ucrania es el primer conflicto armado en el que Médicos sin Fronteras organiza un sistema como este. “Recorre del este al oeste el país, tratando de ayudar a los hospitales que se encuentran más cercanos a la línea de fuego, para poder trasladar a sus pacientes y que no se vean sobrepasados por la cantidad de heridos que les llegan secundarios a la guerra”, cuenta Guadalupe García, médica del tren de MSF en Ucrania.

Desde que empezaron a trabajar, estos trenes han realizado 28 trayectos. Son las autoridades locales quienes informan a la ONG de qué pacientes necesitan ser trasladados al oeste. “El ministerio de Salud nos dice los lugares en los que más congestionado tienen el hospital. Lo que hacemos es coordinar con el ministerio y los hospitales el momento de recogida de las ambulancias, vienen, recogemos a la gente en el tren, se la estabiliza, se la coloca y se inicia el viaje, que dura entre 20 y 30 horas”, dice Zabalgogeazkoa.

No son viajes sencillos porque la red ferroviaria sufre cortes de electricidad con frecuencia. Entre sus destinos están ciudades como Kiev o Lviv, a mil kilómetros de distancia de las principales estaciones de origen: Zaporiyia y Dnipró. Y han llegado a recoger pacientes más lejos, en el Donbás, la zona en la que se concentran ahora mismo los combates más intensos. “Hemos recogido gente en Kramatorsk, en Kropovsk, en Severodonetsk, en lugares que ahora mismo están afectados directamente y no se puede llegar”, añade.

Junto a los heridos y enfermos, en los trenes viajan médicos, enfermeros y personal de mantenimiento. En el vagón en el que se ha instalado la UCI pueden llegar a trabajar 25 profesionales. La mayoría son ucranios entrenados por el equipo de Médicos sin fronteras. “Este tren medicalizado cuenta con cinco camas categorizadas como nivel 2, para terapia intensiva y con 18 camas categorizadas con cuidados intermedios”, relata García. Con el material del que disponen a bordo, podrían llegar a realizar cirujías si fuera necesario. Eso sí, el convoy tendría que detenerse.

El perfil de los pacientes ha cambiado con la evolución del conflicto. “Inicialmente habían sido muchos heridos por la guerra, actualmente son pacientes con enfermedades crónico degenerativas”. La mayoría, en cualquier caso, son civiles. Y entre ellos predominan los niños y los ancianos, aunque no todos son heridos por los proyectiles rusos. “También hemos hecho otro tipo de evacuaciones, por ejemplo orfanatos o psiquiátricos”, remata Zabalgogeazkoa. Cientos de víctimas han dejado la guerra atrás en estos vagones. Pero los médicos vuelven una y otra vez para seguir evacuando a los más vulnerables.

Sobre la firma

Daniel Castresana

Es periodista licenciado por la Universidad Complutense de Madrid y Master de Periodismo de EL PAÍS por la Universidad Autónoma. Trabajó en los informativos de la cadena de televisión CNN+ y en el diario Expreso (Ecuador) antes de incorporarse a la sección de vídeo del periódico, donde se ocupa principalmente de temas de actualidad.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS