_
_
_
_
_

Vuelve ‘Entrevías’: las claves de la tercera temporada de la serie que se mueve a ras de barrio

Una entrega más ambiciosa, según su creador, abre el abanico de tramas con la incorporación de nuevos personajes

Serie Entrevias
María Molins, Laura Ramos y Jose Coronado, en el primer capítulo de la tercera temporada de 'Entrevías'.
Natalia Marcos

En un momento en el que a las series les cuesta despegar en la televisión en abierto, Entrevías llegó el año pasado para demostrar que todavía había esperanza para la ficción en el horario de máxima audiencia. Sus dos primeras temporadas lograron una media del 15,9% de cuota de pantalla y 1.736.000 espectadores. Después, su incorporación al catálogo de Netflix le dio una exitosa segunda vida en España y mucho tirón en países como Venezuela, Uruguay, Honduras, Chile, Brasil o Estados Unidos. Su tercera tanda de capítulos, que Telecinco estrena este martes (22.50), llega en el momento en el que el canal más necesita recuperar a la audiencia.

Afrontar una nueva temporada tras el éxito de las anteriores y con las expectativas tan altas tiene sus pros y sus contras, según David Bermejo, creador de Entrevías. “Tienes la suerte de tener un tablero de juego que ya existe y unas piezas estupendas con unos actores estupendos, que te da más seguridad porque no tienes que empezar de cero. Pero por otro lado está el vértigo del éxito. Hay que responder”, cuenta a EL PAÍS antes de la puesta de largo de la serie este sábado en el recién inaugurado South International Series Festival de Cádiz. Allí, el primer episodio ya se ha podido testar, con visible buen resultado, a juzgar por las risas y los aplausos, ante un público que colapsó, tanto a la entrada como a la salida, los alrededores del Palacio de Congresos —con la ayuda de los asistentes, a la vuelta de la esquina, a la procesión de la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad—.

Como explica Bermejo, aunque la peculiar “historia de amor” entre el protagonista, el gruñón Tirso (interpretado por José Coronado), y su rebelde nieta sigue viva, tenía un recorrido pensado para dos temporadas, lo que obligaba a los guionistas a idear nuevas tramas más allá de ellos. A esa misión ayuda la incorporación de personajes como el que interpreta Natalia Dicenta, Maica, exmujer de Tirso que abandonó a su familia y regresa con la intención de recuperar a los suyos y para crear en el barrio una fundación para ayudar a los jóvenes a salir de la calle. Pero ni Tirso ni los pandilleros verán con buenos ojos sus aparentes buenas intenciones. “Ella es el reverso de Tirso. Es un personaje que cree en las segundas oportunidades, es luminosa, simpática, agradable, se lleva a la gente de calle… y eso saca de quicio a Tirso porque cree que en realidad es una manipuladora que ha venido a robarle a su familia”, adelanta Bermejo.

Nona Sobo y Jose Coronado, en 'Entrevías'.
Nona Sobo y Jose Coronado, en 'Entrevías'.

Otra incorporación es la de Óscar Higares como el comisario Romero, un hombre ambicioso de oscuro pasado que quiere hacer carrera política, para lo que necesita salir en los medios y, por tanto, que el barrio vuelva a ser conflictivo. Su misión será agitar el avispero, cosa que hace desde el primer capítulo. Se encontrará de frente con Ezequiel (Luis Zahera), que sale del coma con amnesia y tendrá a su ahijada Dulce —otra incorporación, Michelle Calvó— como aliada. Y en otro frente, se incorpora el primo pequeño de Nata, ahora ama y señora de la delincuencia del barrio. Tente, interpretado por Álex Medina, es un violento menor de edad que se convertirá en una pesadilla para Tirso y su familia. “Creo que es una temporada más madura, con más tensión, más emoción y más dinámica. Hemos sido más ambiciosos”, resume Bermejo.

Ingredientes de un éxito

Pero ¿qué tiene Entrevías para que lograra el favor del público y otras no lo hayan conseguido? “Esa es la pregunta del millón”, dice el creador. Él destaca, por un lado, los actores. “Tener a Jose Coronado es como tener una marca de lujo que le pones a un bolso y ya es mejor automáticamente. Pero haciendo una reflexión, pienso que la serie tiene algo muy local, muy cercano. Mezcla muchos géneros, acción, amor, emoción, comedia, ironía… Eso se parece mucho a la vida”. Bermejo habla de su serie como “quijotesca”: “Hay un antihéroe clarísimo que cree que puede cambiar el mundo y piensa que el mundo está loco, pero el loco es él. Y hay una aventura contada con humor, y a través de esa aventura vas entrando en la sociedad, en problemas que están en la calle. Es una mezcla que en este país sabemos hacer muy bien. Además, ha viajado bien, a pesar de ser sumamente local. No sé, es posible que sea todo eso o no, porque esa es la pregunta del millón”.

Jose Coronado, en un momento del rodaje de la tercera temporada de 'Entrevías'.
Jose Coronado, en un momento del rodaje de la tercera temporada de 'Entrevías'.

Uno de los ingredientes que destacan en Entrevías es su sabor a barrio, con personajes de diferentes procedencias, diferentes rasgos y diferentes acentos, algo poco habitual en la ficción televisiva nacional. “Es una realidad que existe y que no está representada. No es algo buscado, es que está ahí. Si hiciéramos una serie sobre la España de los años setenta no estaría, pero ahora está. Yo siempre me he planteado que la serie trata sobre los prejuicios en general, prejuicios de raza, de clase, de edad, y cómo la falta de comunicación hace que creamos que la gente es de cierta manera que no es”. Son temas que no se han explorado mucho en las series españolas. “Pero tampoco hay mucha ficción que trate sobre ambientes de barrio, de lo que pasa en la calle. Si te acercas al barrio, está ahí. Si no, lo vas esquivando”, argumenta Bermejo.

El otro as en la manga que guarda Entrevías tiene nombre propio, el de su protagonista. Jose Coronado ha encadenado series de éxito en Telecinco, desde El Príncipe hasta Entrevías, pasando por Vivir sin permiso, todas con el guionista y productor Aitor Gabilondo detrás. ¿Qué tiene Coronado para haberse convertido en un amuleto para las series? “Tiene presencia. Tiene esa cosa tan rara que es el carisma. Y una cosa que la gente no tiene por qué saber, que Coronado tiene una profesionalidad espectacular. Es el primero en llegar al set, tira de todo el equipo, exige que todo el mundo dé lo mejor de sí mismo, y eso favorece que las cosas tengan calidad. Hace una labor soterrada para que las cosas funcionen. Es un líder en todas las esferas de su vida”, dice el guionista. “Siempre va a favor de obra, y eso es muy de agradecer, y más cuando es una estrella. Podría ser un cretino por ello y no pasaría nada. Pero no lo es para nada”.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Natalia Marcos
Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_