Adaptaciones series

Justin Theroux encarna a los fantasmas de su tío, el autor de ‘La costa de los mosquitos’: “El protagonista tiene mucho de él”

La estrella de ‘The Leftovers’ encabeza la nueva adaptación de la novela con tintes autobiográficos de Paul Theroux

Justin Theroux, en un instante del segundo capítulo de 'La costa de los mosquitos'.

Justin Theroux (Washington D. C., 49 años) se encuentra relativamente tranquilo en su casa de Nueva York mientras charla a través de Zoom sobre su nuevo proyecto: La costa de los mosquitos, que Apple TV+ estrena este viernes 30 de abril en todos los países en los que está presente. Tras meses de caos político que se ha extendido a la gestión de la crisis sanitaria y se ha saldado con miles de muertos, su país intenta recuperar la normalidad con un ritmo frenético de vacunas contra el coronavirus. “Ya se ve el final del túnel, pero me da la sensación de que es un túnel muy largo y todavía nos queda un buen trecho”, admite, entre divertido y resignado.

MÁS INFORMACIÓN

Su personaje en la nueva serie se cuestiona precisamente qué son una vida y una sociedad normales y, de hecho, huye de forma deliberada de ellas, en un periplo que también le resulta eterno y agotador. Allie Fox es un genio autodidacta e idealista radical que decide dejar Estados Unidos, donde acumula ya un buen número de problemas, para alejarse de la civilización junto a su mujer (Melissa George) y sus dos hijos. En su marcha no están permitidos ni los teléfonos móviles ni la televisión y tiene como destino el lugar más recóndito posible de América Latina, en un trayecto migratorio opuesto al habitual.

Desde su lanzamiento a finales de 2019, Apple TV+ ya ha logrado estar en los Emmy y en los Globos de Oro gracias a The Morning Show, los elogios de la crítica con Little America y una comedia popular entre el público como Ted Lasso. Con La costa de los mosquitos busca para su catálogo su propia serie de culto gracias en buena parte a Theroux, que ha participado en algunos de los clásicos recientes en este terreno, como A dos metros bajo tierra y The Leftovers.

La propuesta no puede tener más capas de lectura. Esta temporada de siete capítulos narra los hechos inmediatamente anteriores a los vistos en la película de mismo nombre dirigida por Peter Weir en 1986, que también se inspiraba en la novela de Paul Theroux. No es casualidad que aparezca por segunda vez este peculiar apellido, ya que el autor es tío del actor. El sobrino no solo hereda el papel encarnado en el cine por Harrison Ford, sino que también se enfrenta a un personaje basado en alguien con quien se ha criado. “Mi abuelo es parte de Allie Fox, pero mi tío también. Mucho más de lo que le gusta admitir”, comenta con una sonrisa. De él dice haber aprendido, al igual que sus primos —uno de ellos, Louis Theroux es director de documentales—, el placer de la curiosidad perpetua, aunque confiesa no haber podido leer toda su bibliografía. “Es demasiado prolífico para mí”, bromea.

Melissa George, Logan Polish, Gabriel Bateman y Justin Theroux, en un instante del primer capítulo de 'La costa de los mosquitos'.
Melissa George, Logan Polish, Gabriel Bateman y Justin Theroux, en un instante del primer capítulo de 'La costa de los mosquitos'.APPLE TV+

Más allá de lo establecido

Para el Theroux actor, La costa de los mosquitos en la que él participa —un thriller angustioso y frenético de la que es también productor ejecutivo— mantiene un rasgo fundamental de sus antecesoras: no es un producto cultural al uso. “La película de Peter Weir cuenta la historia de una familia que vive tranquila y a la que le empiezan a ir las cosas cada vez peor. Así termina el relato, sin final feliz, algo que no resultaba muy comercial para el Hollywood de entonces. En nuestro caso, el reto es mostrar a un Allie Fox que, aunque tiene cierto carisma, a menudo no resulta agradable para el espectador”, cuenta. “Es un tipo optimista y convincente, que tan pronto es un padre cariñoso como pasa a comportarse con su propia familia como si fuera el líder de una secta. Es alguien tan cegado por sus convicciones que termina sacrificando la felicidad de los demás, en especial de quienes tiene más cerca. ¿Hace lo que hace porque quiere lo mejor para sus hijos o porque quiere salirse con la suya? Es una pregunta que cada espectador tiene que resolver por sí mismo”.

Quizá el público de este convulso siglo XXI sí que comparta con el personaje la sensación de desencanto generalizado. Él sencillamente da un paso más allá y convierte en realidad una fantasía universal y recurrente. “Todos hemos soñado en algún momento con atrevernos a abrir esa puerta misteriosa que nos lleve a dejarlo todo atrás para vivir de un modo más auténtico, aun cuando no sepamos hacia dónde nos dirige ese camino”, comenta el actor.

Justin Theroux y Melissa George, en un instante del primer capítulo de 'La costa de los mosquitos'.
Justin Theroux y Melissa George, en un instante del primer capítulo de 'La costa de los mosquitos'.APPLE TV+

La faceta más extrema del personaje, añade, no forma parte del clan Theroux. Su tío Paul sí que admite haberse inspirado para el protagonista de su celebrada novela en un referente literario, el padre de Huckleberry Finn, y en uno real, el reverendo Jim Jones, que comenzó luchando contra el racismo y la pobreza en una iglesia de San Francisco hasta que se convirtió en cabeza de la secta Templo del Pueblo. Jones se trasladó a la selva de Guayana a finales de la década de los setenta y condujo a la muerte a más de 900 feligreses que le habían seguido hasta allí, en un suicidio colectivo en el que él también falleció.

A diferencia del libro o la película, esta versión de La costa de los mosquitos ofrece “diversidad de puntos de vista a un relato con una esencia muy marcada”. Entre los directores de algunos de sus capítulos destacan Jeremy Podeswa (A dos metros bajo tierra, Boardwalk Empire), Rupert Wyatt (El origen del planeta de los simios) y la mexicana Natalia Beristáin (Luis Miguel: la serie, El secreto de Selena).

Tras participar en un proyecto tan extraordinario como The Leftovers, Justin Theroux admite que le ha costado encontrar un guion capaz de sorprenderle en estos más de tres años desde que acabó la serie de HBO. “Fue algo tan especial que pensé que ya no daría con un papel o un proyecto que me motivara. Creí que ya todo consistiría en hacer más de lo mismo y, dentro de lo afortunado que soy, me resultaba algo descorazonador”, dice. Ha encontrado ese libreto anhelado en un texto concebido hace 40 años por alguien de su familia, inspirado en su propia familia.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50