Golden Globes
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Los Globos de Oro devuelven la corona a ‘The Crown’ en unos premios sin sorpresas

Netflix arrasa en las categorías televisivas de los galardones con las cuatro estatuillas del drama sobre la vida de la reina Isabel II y las dos de ‘Gambito de dama’

Emma Corrin, durante su discurso de agradecimiento del premio a la mejor actriz protagonista de una serie dramática por 'The Crown'.

Se suele repetir que los Globos de Oro premian la novedad frente a los Emmy, que tienden al conservadurismo. Sin embargo, este año las categorías televisivas de los premios otorgados por la Asociación de la Prensa Extranjera no se han salido del guion. Al margen de algunas candidaturas un tanto exóticas (¿Emily in Paris? ¿The Undoing? ¿Ratched?) y la ausencia de la, para muchos, mejor serie de 2020, Podría destruirte, los premios que se entregaron en la madrugada del lunes no reservaron ninguna sorpresa para los aburridos espectadores de una gala con los nominados en sus casas y sin la chispa que le suele dar el alcohol que ingieren sus invitados a lo largo de la noche.

Más información

The Crown regresó al trono en el que ya se sentó con su primera temporada. La cuarta, centrada en los años de mandato de Margaret Thatcher (premio para Gillian Anderson por una interpretación en la que quiso imitar tanto a la Dama de Hierro que provocaba cierta extrañeza en el espectador) y alimentada por el morbo de las primeras dificultades del matrimonio entre Diana Spencer y Carlos de Inglaterra (premios para Emma Corrin y Josh O’Connor), se coronó como el mejor drama del año, una decisión inapelable.

Mientras que el lujoso drama de Netflix triunfaba en sus categorías, hacía lo propio Schitt’s Creek en comedia, aunque en su caso el triunfo no ha sido completo, como en la gala de entrega de los Emmy, donde acaparó todos los premios posibles para una misma serie. La comedia sobre una familia de ricos que se ve obligada a comenzar una nueva vida sin nada en un pequeño pueblo se hizo con el premio por delante de su rival más claro, Ted Lasso, la optimista y amable historia de un entrenador con mejores intenciones que conocimientos sobre fútbol que sí ha dado a Jason Sudeikis un premio que el actor agradeció en sudadera. El de Suideikis, además, ha sido el primer Globo de Oro para Apple TV+, plataforma todavía pequeña en lo que se refiere a la cantidad de producción propia, pero con títulos de gran calidad que ya ha logrado, primero con The Morning Show y ahora con Ted Lasso, colarse en los premios televisivos más relevantes.

Quizá los premios más evidentes de la noche eran los de Gambito de dama. La miniserie, todo un fenómeno en Netflix que ha arrastrado a miles de personas a apuntarse a aprender a jugar al ajedrez y disparó la venta de tableros, se impuso en una categoría cada vez más competitiva dada la pujanza del formato corto en la televisión actual. La actriz argentino-británica Anya Taylor-Joy también se hizo con el premio por interpretar a esa huérfana genio del ajedrez que lucha contra sus rivales y contra sus propios fantasmas en forma de adicciones.

Anya Taylor-Joy, en 'Gambito de dama'.

John Boyega, protagonista del capítulo Rojo, blanco y azul de la colección de historias dirigidas por Steve McQueen, Small Axe, se hizo con el galardón al mejor actor de reparto en televisión, mientras que Mark Ruffalo y su interpretación de dos hermanos gemelos en el durísimo drama La innegable verdad fue el vencedor en la categoría de actor de miniserie.

De esta forma, los Globos de Oro han sellado el gran año de Netflix, en el que la pandemia y los confinamientos dispararon el número de suscriptores y en el que sus previsiones de producción y su expansión internacional le permitió mantener el abastecimiento de historias por capítulos cuando las televisiones en abierto y algunos canales de pago empezaron a sufrir las consecuencias del parón en la producción. De los 11 galardones de las categorías televisivas, seis han ido a parar a Netflix —además, la gran popularidad de Schitt’s Creek en su tramo final también se debe en gran parte a su presencia en la plataforma—.

Pero todo el camino recorrido hasta el triunfo de esta nueva televisión no habría sido posible sin revolucionarios como Norman Lear, productor de sitcoms clásicas que renovaron el formato, pionero en el tratamiento de temas políticos y sociales en las comedias familiares y que, como decía el vídeo con el que se le homenajeó durante la entrega del premio honorífico Carol Burnett a toda su carrera, cambiando la televisión cambió Estados Unidos. Al fin y al cabo, la televisión está en cambio constante y se adapta continuamente. Y ni una pandemia ha podido con ella.

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción