Columna
i

La monarquía como una forma de sadismo nacional

‘The Crown’ cuenta la historia de una familia secuestrada por una nación que, a cambio de unos cuantos palacios y una serie de privilegios, está condenada a entretener al pueblo

Josh O'Connor, en el papel de príncipe Carlos, y Emma Corrin, como la princesa Diana, en 'The Crown'.
Josh O'Connor, en el papel de príncipe Carlos, y Emma Corrin, como la princesa Diana, en 'The Crown'.Des Willie / Des Willie/Netflix

A estas alturas (cuarta temporada ya) aún no he decidido si The Crown es monárquica o republicana. Si la miras por el lado legitimista, la serie narra el sacrificio de una familia por la unidad y la estabilidad de la nación británica. Si la miras por el lado republicano, la serie narra los estrambotes de un clan de aprovechados que se pegan la gran vida palaciega a costa del erario. Hay, creo, una tercera vía, que yo llamo la “mirada Misery o Stephen King”: The Crown cuenta la historia de una familia secuestrada por ...

Más información

Lo más visto en...

Top 50