Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Comedia y terror en ‘Truth Seekers’

Serie británica que aspira a entremezclar comedia y terror con mayor o menor fortuna y que, suponemos, persigue que tras su visión el espectador no tenga pesadillas

Los dos protagonistas de 'Truth Seekers'. En vídeo, el tráiler de la serie.Vídeo: AMAZON PRIME VIDEO

Truth seekers (Amazon Prime). 8 capítulos cortos. No deja de ser irónico que “los buscadores de la verdad”, el canal de YouTube creado por Gus Roberts, el personaje interpretado por el coguionista y coproductor, además de protagonista de la serie, Nick Frost, se dedique a descubrir fantasmas en general y sucesos paranormales en particular. La presunta verdad convive con los fantasmas o, si se prefiere, la verdad es fantasmagórica.

Serie británica que aspira a entremezclar comedia y terror con mayor o menor fortuna y que, suponemos, persigue que tras su visión el espectador infantil o adolescente no tenga pesadillas en su intenso y en ocasiones atribulado sueño. Es un terror asumible, sin grandes sustos y con un humor que se basa más en la sutileza que en la carcajada.

Edificios abandonados, hoteles con leyendas espeluznantes, mansiones con venerables damas inconscientes de los extraños visitantes... muchos de los escenarios habituales en el género y con las omnipresentes tazas de té en los hogares que visitan los cazafantasmas que buscan la verdad, un reducido equipo cuyo trabajo remunerado es la instalación y mantenimiento de internet liderado por Gus Roberts y con un ayudante negro que se creía se llamaba Elton John hasta que, finalmente, supimos que su nombre real era Lionel Richie.

Añádanle un reparto en el que intervienen, entre otros, los muy respetados Malcolm McDowell, Kelly MacDonald y Simon Pegg, con un casting en el que se ha buscado el equilibrio de géneros y la diversidad étnica y el resultado es una serie entretenida y fácilmente olvidable. No todo el mundo es capaz de realizar El resplandor o Inside Nº 9, a lo que habría que añadir “afortunadamente”. La proliferación del talento acabaría por devaluarlo.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS