’Nasdrovia’: la mafia rusa da risa

En la nueva comedia de Movistar +, que bebe de las fuentes de ‘Fargo’, una crisis vital lleva a sus protagonistas a codearse con peligrosos criminales

Leonor Watling, en un momento de 'Nasdrovia'.

Al parecer, los mafiosos también tienen problemas de pareja, sufren esquivando spoilers de Juego de tronos y llevan fatal no poder tomar gluten. También les encanta la comida que les recuerda a la madre patria, como la que preparan en el restaurante Nasdrovia con el que Edurne y Julián quieren dar un giro a sus vidas en plena crisis de los 40. Este es el punto de partida de Nasdrovia, la producción que mañana estrena Movistar + (con dos capítulos cada semana hasta completar los seis episodios de su primera temporada), en la que los personajes que interpretan Leonor Watling y Hugo Silva se ven inmersos en un mundo peligroso para el que no estaban preparados.

El origen de la serie está en la novela El hombre que odiaba a Paulo Coelho (La Esfera de los Libros, 2016), de Sergio Sarria. Aunque, en realidad, el origen de la novela está en la serie: “Hace cosa de ocho años conocí a Susana Herreras [productora y responsable de desarrollo de series originales en Movistar +] cuando estaba en Canal +. Le hablé del proyecto y en ese momento no terminó de salir, así que lo reconvertí en novela. Cuando se publicó, Susana ya estaba en Telefónica y el proyecto todavía le gustaba, así que nos animamos a escribir un piloto. Más que pensar en escribir la novela para hacer la serie fue reconvertir la idea en novela y luego al revés. Se trata de que no se mueran las ideas”, cuenta Sarria, que firma el guion junto a Luismi Pérez y Miguel Esteban.

Curtidos en el equipo de guionistas de El intermedio, Sarria, Pérez y Esteban tienen un bagaje de comedia televisiva que se aparta de los caminos más transitados. Entre las series en las que han participado se encuentran títulos aplaudidos por la crítica como El fin de la comedia, Capítulo 0 o El vecino, y Sarria y Pérez también participaron en el thriller Malaka. Cuando se les pregunta por los referentes para Nasdrovia, el primer título que surge es Fargo y esas historias en las que personas normales y corrientes se ven inmersas en violentas tramas criminales como consecuencia de un cúmulo de malas decisiones. Cuando ya estaban escribiendo la serie entró en escena la comedia negra de HBO Barry, en la que un asesino a sueldo quiere apartarse de su trabajo para dedicar más tiempo a su nueva pasión de la actuación. También les alcanzó el boom de Fleabag, cuya protagonista, al igual que el personaje de Leonor Watling, rompe la cuarta pared para contar a los espectadores sus pensamientos sin filtro. En la conversación también cuelan referentes españoles como El fin de la comedia, Qué fue de Jorge Sanz o Arde Madrid. “Es una serie que será reivindicada en el futuro”, defiende Luismi Pérez sobre la ficción creada por Anna R. Costa y Paco León. A esta combinación de referentes, el director Marc Vigil incorporó un toque tarantiniano en la realización.

Los miembros de la mafia rusa de la serie 'Nasdrovia'.
Los miembros de la mafia rusa de la serie 'Nasdrovia'.Movistar +

Y todo para una trama envuelta en ritmo y tono de thriller en la que sus autores buscan el humor a través de las situaciones y no los chistes. “Es un humor que se usa mucho en la comedia madrileña de los años ochenta, de Colomo, de Azcona… Ninguno de esos guionistas y directores hacían chistes realmente. Jugaban más con la situación y los personajes. La sitcom televisiva perfecciona el chiste, que un personaje diga algo y otro lo remate. Pero en la comedia clásica no hay tanto chiste”, dice Luismi Pérez. “Me da la sensación de que cuando Billy Wilder escribía una comedia, lo que escribía era una película que era una comedia, no llegaba a una página y decía 'voy a poner un chiste a cada personaje”, continúa.

“El chiste tiene mucho peligro”, tercia Miguel Esteban. “Se puede hacer maravillas con él, pero es muy difícil que no arrase con todo y se coma todo lo demás. Si quieres que la historia y los personajes tengan interés, es mejor dejarlo a un lado”, añade Esteban, que también destaca la habilidad de comedias estadounidenses como The Office para encadenar chistes perfectos. “Como nuestra serie tiene su componente de thriller, cuanto más te vayas a la exageración menos te crees lo que está pasando. Nos convenía guardar ese equilibrio”, añade Sarria. “Además, por algún motivo en la sitcom desprecias un poco el aspecto visual. Nos apetecía hacer algo bonito, cuidando la fotografía, el tono, potenciar el thriller, el humor negro”, completa Miguel Esteban, que además dirige el tercer episodio de la serie.

Leonor Watling y Hugo Silva, en la serie 'Nasdrovia'.
Leonor Watling y Hugo Silva, en la serie 'Nasdrovia'.Movistar +

Los tres celebran el gran momento en el que se encuentra la comedia televisiva en España. “Hay más posibilidades que nunca. Antes, en las cadenas generalistas, tenías que lograr un 20% de cuota y capítulos de más de 60 minutos, son lastres grandísimos. La comedia estadounidense, a la que aspiramos todos, tiene temáticas más de nicho, con 20 minutos por capítulo, y eso aquí hasta hace cinco o seis años no se podía hacer”, dice Miguel Esteban. “Yo soy admirador de La que se avecina”, continúa. “No creo que se pueda hacer mejor de lo que se hace, es un prodigio cómo están los diálogos, los actores, cómo llevan diez años más los de Aquí no hay quien viva y no sé cómo no les explota la cabeza”.

Documentarse sobre la crisis de los 40 no parece complicado para guionistas que rondan esa edad, pero más complejo es adentrarse en el mundo de la mafia rusa. “Para la novela hice ese trabajo, pero aquí nos apetecía más llevar a los mafiosos a nuestro terreno”, dice Sarria. “Aun así, fantaseamos con la posibilidad de que nos pase como con Antidisturbios y las protestas de los policías, y que la mafia rusa se queje por estar mal representada”, remata.

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS