La próxima revolución televisiva será en el móvil

La plataforma Quibi, que se estrena el 6 de abril en Estados Unidos, tendrá contenido de hasta 10 minutos

El responsable de tecnología de Quibi, Rob Post, muestra contenido en vertical y horizontal en móviles.
El responsable de tecnología de Quibi, Rob Post, muestra contenido en vertical y horizontal en móviles.AFP

El 6 de abril, una nueva plataforma se sumará al ya pobladísimo panorama del streaming en Estados Unidos. Sin embargo, en este caso no se trata de una plataforma al uso. Quibi, acrónimo de quick bites (bocados rápidos), solo acogerá formatos de vídeo cortos, de no más de 10 minutos, pensados para ver en el móvil. Puede sonar a una nueva fantasía de Hollywood llamada a pasar al olvido en unos meses, pero su órdago al mundo audiovisual es firme y llega respaldado por una fuerte apuesta económica y por grandes nombres de la industria audiovisual. ¿Y si la próxima gran revolución televisiva tiene lugar en las pantallas de los móviles?

El día de su lanzamiento (de momento, solo en Estados Unidos; hay planes de expansión internacional pero todavía no se han detallado) llegará con 50 programas originales, que irán desde series de ficción hasta documentales o espacios de entretenimiento e informativos. Está previsto que en el primer año se estrenen 175 programas con un total de 8.500 episodios, según explicó la compañía en su presentación oficial ante los medios el pasado viernes. Su máximo responsable es Jeffrey Katzenberg, quien fue director de Walt Disney Studios y uno de los fundadores de Dreamworks. La inversión inicial solo en adquisiciones de contenido ha sido de más de 1.000 millones de dólares. Y tendrá dos modelos de suscripción: con publicidad por 5 dólares al mes (unos 4,37 euros) o sin publicidad por 8 dólares al mes (unos 7 euros), con 90 días de prueba gratuita para las suscripciones antes del día del lanzamiento.

Además del reto narrativo de contar historias en vídeos que no superen los 10 minutos por entrega, Quibi también aporta innovaciones tecnológicas derivadas de su formato. La plataforma ha desarrollado una tecnología llamada Turnstyle que permite ver el contenido tanto con la pantalla en horizontal como en vertical. Para ello han rodado las escenas en ambos formatos, y algunos programas ofrecerán experiencias diferentes y complementarias según cómo se vean.

Entre los productores que están trabajando en contenido para la nueva plataforma están Guillermo del Toro, Sam Raimi, Steven Spielberg, Ridley Scott, Steven Soderbergh, Jennifer Lopez, Jon Favreau, Dwayne Johnson y Reese Witherspoon. Selena Gomez, Zac Efron y Kendall Jenner tendrán sus propios espacios. Y entre los actores que participarán en diferentes series están Christoph Waltz, Liam Hemsworth, Sophie Turner y Laura Dern. La apuesta de Quibi es firme, aunque ahora queda comprobar cuál es la acogida de los usuarios.

Otras compañías ya han probado antes a producir formatos de vídeo cortos pensados para ver en el móvil. Por ejemplo, Snapchat, aplicación de mensajería instantánea, lleva ya tiempo experimentando con contenido para consumir en pantallas pequeñas. Ya ha estrenado 95 programas bajo el sello Snap Originals. El más seguido de ellos, titulado Endless, cuenta, según la compañía, con unos 38 millones de espectadores, la mayoría de ellos en un rango de edad entre 13 y 24 años, y ya está en su tercera temporada. En su caso, los episodios se graban siempre en formato vertical y duran una media de cinco minutos.

“La ventaja que veo en Quibi es los presupuestos que manejan y que cuentan con creadores con peso en la industria, además de la capacidad de hacer series que se adaptan al formato vertical y horizontal”, dice Alberto Fernández, director del Área de Contenidos Digitales de RTVE. “Será un paso más en la adaptación de la ficción al consumo móvil, que antes se consideraba más una pantalla secundaria. Si tiene éxito, puede cambiar los formatos de producción”, añade.

Precisamente TVE también ha experimentado con formatos cortos, tanto en ficción como en programas documentales, en este caso con Instagram como aliado. El pasado diciembre, la plataforma online de TVE Playz estrenó en su canal de Instagram (con contenido también en la web y en YouTube) la serie de terror Circular. Grabada íntegramente en el Metro de Madrid con móviles en vertical y algunos planos en horizontal para simular cámaras de seguridad, la historia narraba la investigación de dos periodistas sobre las desapariciones de unos jóvenes en el metro en las Navidades anteriores. En enero, el Lab de RTVE estrenó Backup, la primera serie documental en vídeo vertical para Instagram, con los delitos digitales como protagonistas.

Según explica Fernández, estos formatos han contado con buena acogida, pero señala un problema: su permanencia en el tiempo. “Tienen picos grandes de consumo, pero es difícil que tengan recorrido más allá, no como ocurre en YouTube. Una plataforma como Quibi tiene más base porque la gente irá a ella de forma recurrente”, remata Alberto Fernández.

Más información

Lo más visto en...

Top 50