Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU “no tiene pruebas” contra Huawei, asegura su presidente en Barcelona

El responsable de la compañía china ironiza contra Donald Trump en el MWC

Guo Ping, presidente de Huawei, hoy durante su intervención en el Mobile World Congress. En vídeo, declaraciones del vicesecretario de Política Cibernética de EE UU.

El presidente rotativo de Huawei, Guo Ping, no ha querido dejar escapar la oportunidad que da una feria tan internacional como el MWC de Barcelona para defender de nuevo que EE UU “no tiene pruebas” para acusar a su compañía de ayudar al Gobierno chino a espiar a través de sus equipos. En una conferencia sobre conectividad inteligente: el gran facilitador, el directivo no ha dudado en dar la vuelta al argumento al señalar que la Cloud Act estadounidense permite a sus operadores acceder a los datos de empresas y usuarios más allá de su frontera, vulnerando el reglamento europeo de Protección de Datos, por ejemplo. “Para una mejor tecnología y mayor seguridad, escojan Huawei”, añadió con sorna.

Ping reiteró que su empresa no ha establecido puertas traseras para que el Gobierno de Pekín. “Nos tomamos muy en serio la seguridad; no lo hemos hecho nunca ni dejaremos que eso ocurra en el futuro”, subrayó. Para el presidente de Huawei la seguridad de las redes es un tema que afecta a todo el ecosistema, por ello indicó debe ser debatido y abordado conjuntamente por industria y gobiernos. “Debemos trabajar todos juntos porque necesitamos regulaciones consensuadas sobre seguridad. El tema de la ciberseguridad es algo tecnológico no es algo que deba decidir la política”, resaltó.

Muchas de las palabras de Ping tuvieron como diana al presidente de EE UU, Donald Trump. El directivo aseguró, por ejemplo, que las soluciones 5G que está probando Huawei en sus laboratorios son “cinco veces más rápidas” que las creadas por los ingenieros de EE UU. “Este país no representa a todo el mundo”, dijo en un claro guiño a Europa, a la que anima a tomar sus propias decisiones sobre su infraestructura de red 5G ante las presiones de la Administración de Trump.

“Huawei puede seguir sin EE UU”, defendió el directivo, que continuó con su tono de humor al asegurar que algo deben “estar haciendo bien” cuando desde hace meses el Gobierno estadounidense no para de presionar a sus socios para que boicoteen la tecnología de la empresa china. “Nunca antes nos habían hecho tanto caso”.

“Nos tomamos muy en serio la seguridad; no lo hemos hecho nunca [establecer puertas traseras] ni dejaremos que eso ocurra en el futuro”

El presidente de Huawei recordó que la compañía lleva trabajando 30 años (casi 20 en España) sin haber sufrido ningún problema de seguridad, y apuntó que el año pasado invirtieron más de 15.000 millones de euros en I+D. “Estoy totalmente de acuerdo con el presidente Trump: EE UU necesita mayor velocidad de conexión”, apuntó, al tiempo que indicó que Huawei es la única compañía del mundo que puede desplegar 5G a gran escala”.

Las declaraciones de Ping llegan después de que EE UU, Japón, Australia y Nueva Zelanda hayan prohibido el uso de la tecnología 5G de Huawei por supuestos problemas de seguridad. “Huawei como proveedor de red tiene que cumplir los estándares y desarrollar equipos seguros. El 5G es más seguro que el 4G, pero nosotros no operamos la red, no tenemos acceso a los datos de los usuarios” insistió.

Sobre la crisis de Huawei, el secretario de Estado de Avance Digital, Francisco Polo, aseguró en un encuentro con periodistas que apuesta por una respuesta conjunta de Europa ante el caso Huawei. El responsable político apoyó la propuesta presentada por la GSMA en la que se urge a establecer un sistema de certificación de los equipos de 5G para todo el Viejo Continente acordada entre gobiernos y operadoras, informa Santiago Millán.

Ayer, la comisaria europea para la Economía y Sociedad Digital, Mariya Gabriel, también hablo en su discurso en el Mobile sobre la preocupación en torno a la seguridad de las redes 5G. “Soy muy consciente de la preocupación que hay sobre este asunto, pero quiero decirles que la Comisión Europea se toma muy en serio la cuestión”. Aunque no citó en ningún momento a Huawei, Gabriel sí apuntó que “a nadie le ayuda tomar decisiones prematuras basadas en análisis parciales de los hechos”.

La comisaria apoyó la idea de que Europa tiene que alcanzar una postura común ante este reto. “Si no se correrá el riesgo de una fragmentación entre países vecinos que intentan proteger el acceso (…) Desde la comisión estamos trabajando en este tema de manera prioritaria y tomaremos una decisión pronto”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >