Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los creadores de Skype quieren que el dron de reparto vaya por el suelo

Frente a las apuestas por drones voladores para repartir paquetes de Amazon o Google, dos de los fundadores de la compañía de llamadas crean un robot que los repartirá en tierra

Starship Tecnologies ha creado su propio robot cartero. reuters-live

Dos bolsas de la compra, algo más de nueve kilos, como máximo de carga a un poco más de seis kilómetros por hora: así ven los propietarios de Starship Technologies al cartero del futuro. Ni la velocidad ni su capacidad de alcance dejan deslumbrado a nadie, pero es la primera gran apuesta de reparto terrestre tras las de Amazon y Google y sus drones de entrega por el aire.

La empresa, creada por dos pioneros del servicio de llamadas Skype, apuesta por rodar sus primeros robots piloto en 2016 al menos en Estados Unidos y Reino Unido. Confían en reducir los tiempos de entrega finalista (el recorrido final del paquete desde el último almacén a casa) a solo 5 o 30 minutos, "unas diez o quince veces menos que las alternativas actuales", indican en su página web. Presumen de que su robot tendrá además un 99% de autonomía y los clientes podrán ver en qué punto del recorrido se entrega a través de una aplicación de móvil.

Starship afirma que este nuevo robot permitirá un ahorro para los particulares, "y al tiempo creará nuevas oportunidades para negocios como las empresas de mensajería o las tiendas de alimentación".

La compañía vende su producto como ecológico (presumen de tener "un impacto nulo sobre el medioambiente") y tiran de prestigio: "Queremos hacer con las entregas locales lo que Skype hizo con las telecomunicaciones", afirma el director de la empresa y ex Skype, el estonio Ahti Heinla. Su empresa ha contratado ya a 30 personas y cuenta con oficinas en Londres y Tallín, la capital de Estonia. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información