Sony se enfrenta ahora a una demanda de dos extrabajadores

Dos exmiembros de la plantilla denuncian que la empresa ya conocía su vulnerabilidad

Dos extrabajadores de Sony denuncian a la empresa por el ciberataque.
Dos extrabajadores de Sony denuncian a la empresa por el ciberataque.Jonathan Alcorn (Bloomberg)

Mal final de año para Sony Pictures. Tan solo 15 días después de haber sido objeto de un ciberataque, dos exempleados del gigante estadounidense han puesto una denuncia contra la empresa por haberse sentido expuestos a raíz del ataque. Según publica la revista Vanity Fair, la empresa "no hizo lo suficiente para salvaguardar su información privada del ataque cibernético" supuestamente perpetrado por unos piratas informáticos llamados Guardianes de la Paz.

Más información
Un ataque informático paraliza Sony Pictures
Los háckers difunden películas de Sony y datos personales de actores
Un ataque hacker desvela los sueldos de los actores
Sony protagoniza un drama

"Una pesadilla épica, más propia de un thriller que de la vida real se está desarrollando lentamente en la vida de los actuales y anteriores empleados de Sony", reza la demanda de 45 páginas que ha sido presentada este martes en Los Ángeles por Michael Corona y Christina Mathis.

"Los datos más sensibles, incluyendo más de 47.000 números de Seguridad Social, archivos de empleo, incluyendo sueldos, información médica, y cualquier otra cosa que Sony tocó, se ha filtrado al público, e incluso puede estar en manos de delincuentes", se lee en la demanda de Corona y Mathis, según France Presse, que dice haber recibido una copia del documento.

Esto no nos va a hacer caer. No deberíais preocuparos por el futuro del estudio Michael Lynton, jefe de Sony Pictures

Algunos presupuestos de películas y detalles médicos de los empleados también fueron desvelados tras el ataque. Corona y Mathis alegan en su demanda que Sony sabía de antemano que su sistema de seguridad era vulnerable, pero hizo una "decisión empresarial añ aceptar el riesgo" de un posible incumplimiento en lugar de gastar más dinero para mejorar el sistema.

El jefe de Sony Pictures, Michael Lynton, quiso tranquilizar a los empleados en una reunión de personal el lunes, prometiendo que la empresa no será destruida por las filtraciones de hace 15 días. "Esto no nos va a hacer caer. No deberíais preocuparos por el futuro del estudio", defendió Lynton ante los trabajadores, según France Presse.

Los hackers (autodenominados Guardianes de la Paz), exigían a Sony que detenga el estreno el día de Navidad (el 25 de diciembre) de la comedia La Entrevista, que representa a un complot de la CIA para matar al líder de Corea del Norte.

Las autoridades herméticas del país asiático negaron su participación en ciberataque pero sí lo elogiaron denominándolo "obra justa".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS