Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chehadé: “Internet existe porque todos participamos en su creación”

El presidente de ICANN afirma que los gobiernos no son capaces de seguir el ritmo de la Red

Fadi Chehadé, presidente del ICANN.
Fadi Chehadé, presidente del ICANN.

Uno de sus hijos estudió en Granada y, desde entonces, Fadi Chehadé es un enamorado de España. Le gusta el clima, la gente y su gastronomía. Saca el móvil y muestra la foto de una botella de vino. "Me encantó", explica. "Lo descubrí en la cena de ayer y le saqué esta foto para buscar más información en internet". Sus padres son egipcios, pero él nació en Beirut (Líbano), estudió en Estados Unidos, en 1986 obtuvo la nacionalidad de ese país y un año después trabajaba en la industria informática. Desde junio del 2012, Fadi Chehadé es el presidente de ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers).

ICANN es una organización privada sin ánimo de lucro que nació en 1998 para asignar las direcciones de los protocolos de comunicación (IP) que son las que permiten gestionar los dominios de internet además de administrar los sistemas de los servidores del nombre del dominio (DNS).

"Nos encargamos de la gestión de los dominios asignando un número único a cada uno de ellos y registramos las IP (lnternet Protocol)", explica Chehadé, que asistió en Barcelona a la feria del MWC. "Esta gestión hace posible que internet sea operativa tal y como la conocemos. Cuando un móvil se conecta a una web es porque identifica ese número único. Nos encargamos de garantizar que esos números existan. Nuestra mayor aportación es haber realizado esta gestión garantizando la estabilidad de la operativa de internet. En 15 años el sistema no ha sufrido ni una sola interrupción. Ni siquiera se ha caído un nanosegundo".

Pese a estos logros del ICANN, Chehadé no oculta su preocupación por la necesidad de diseñar un marco de trabajo que defina el correcto gobierno de internet. "Internet existe porque todos hemos participado en su creación". Cuando dice todos, se refiere a la industria, los gobiernos, la sociedad civil, los académicos y la comunidad formada por los técnicos (desarrolladores, ingenieros...).

Ahora se cierne, con el espionaje de Estados Unidos, una iniciativa europea y de países como Brasil, Rusia y China para que ese país no tenga la llave del sistema. "Todos ellos deberían trabajar en la misma dirección. Nunca antes en la historia la humanidad ha habido una oportunidad como esta de diseñar un ecosistema colaborativo de gobierno de alcance global".

La importancia de este nuevo ecosistema viene dada por el impacto que tiene internet en la economía de los países. Se trata de evitar lo que en ICANN denominan "e-fricción". Según un estudio de The Boston Consulting Group, hay una relación directa entre el potencial crecimiento económico de un país y la manera en la que se desarrolla internet. Suecia, Hong Kong, Finlandia y Dinamarca son los países más avanzados. A la cola, Nigeria, Argentina, Egipto y Arabia Saudí.

"Internet se desarrolla a tal velocidad que los gobiernos no son capaces de seguir este ritmo", afirma Chehadé. "Cuando un gobierno se enfrenta a un nuevo problema y trata de regular su funcionamiento, por lo general, elaborar la normativa le lleva tanto tiempo que, cuando por fin está lista, el problema de partida ya no existe y lo que hay son otros problemas. De ahí que sea tan importante que todos los implicados reaccionemos".

Ahora todo gira alrededor del móvil, impensable cuando nació internet. "Los móviles son el canal natural para facilitar el acceso a internet y es internet quien pone la música a los dispositivos móviles".

El futuro inmediato de Internet, Chehadé lo sitúa en el 23 de abril, en Sao Paulo (Brasil). El ICANN, con el apoyo del Gobierno de Dilma Rousseff organizará el NET Mundial. Este encuentro al que están convocados los 136 países de ICANN tiene el objetivo de impulsar "el buen gobierno" de internet que Fadi defiende y que, al aprecer, pasa por un menor peso de Estados Unidos. "El gran peligro que corremos si no trabajamos en diseñar este marco de trabajo es que la velocidad de crecimiento de internet se frene".

El presidente del ICANN cuenta un ejemplo cercano de la importancia de internet. Con 88 años su madre se ha lanzado a la aventura de internet. A través de su iPad localizó la canción con la que se enamoró del padre de Fadi. Tan solo sabía que era de un cantante mexicano (Luis Mariano) y que la letra decía "María Cristina me quiere gobernar...". Ahora lo sabe todo sobre la historia de esta canción. La madre también se ha creado un perfil en Facebook.

Un buen día, su madre compró por internet, y al poco tiempo le llegó a su correo electrónico una oferta. Le pareció algo fantástico. Sin moverse de casa, le estaban ofreciendo un descuento hecho a su medida. "Lo cierto es que a mi madre no le han respetado el derecho a decidir", reflexiona Chehadé sobre la intromisión en su privacidad.

"Ella no tenia ni idea de cómo habían obtenido información sobre sus preferencias e intereses. La moraleja es que no conocemos las reglas y esto puede hacer que internet pierda su esencia. Internet es pura magia", afirma el presidente del ICANN. "Nos permite llegar a lugares y tener acceso a conocimientos que sin este medio sería impensable. Por eso necesitamos proteger esa magia".