Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xiaomi lanza el ‘smartphone’ más rápido

La marca china, con tres años de vida, ha logrado el teléfono más popular del país

Un fan en la presentación de Xiaomi.
Un fan en la presentación de Xiaomi.

Ni Apple, ni Samsung. La sensación tecnológica del año en China se llama Xiaomi. Se confirmó hoy en Pekín durante el multitudinario acto en el que la empresa china escenificó el lanzamiento de su último smartphone, el Xiaomi 3 y la presentación en sociedad de su fichaje estrella, el exvicepresidente de Google, Hugo Barra.

“He seguido muy de cerca el trabajo de la empresa, cuyo sistema operativo MIUI resulta espectacular, y yo también me considero un MiFan. Creo que ha llegado la hora de que el mundo conozca Xiaomi, y por eso en octubre me mudaré a Pekín”, explicó el brasileño, cuya tarea será dar a la compañía una dimensión internacional que muchos ya le reclaman en el ciberespacio. Porque, a pesar del interés global por sus productos, de momento solo vende en China, Taiwán y Hong Kong.

Frente a cientos de enfervorizados fans, y como es habitual en Xiaomi, Lei Jun, consejero delegado de una marca que en solo tres años de vida ha conseguido vender casi 20 millones de teléfonos —9,19 millones en lo que va de año—, desgranó todos los componentes del teléfono más rápido del planeta.

El Xiaomi 3 pesa 145 gramos, tiene un grosor de solo 8,1 milímetros, está equipado con una pantalla LG de 5 pulgadas que podrá ser utilizada incluso con guantes o con agua sobre ella, y tiene una cámara Sony de 13 megapíxeles con una óptica de 30 milímetros muy luminosa (f 2.2) capaz de disparar ráfagas a 10 fotogramas por segundo y grabar vídeo a la vez. El sonido correrá a cargo de la misma empresa que fabrica los componentes para el iPhone, Cirrus Logic.

Los tests que hemos realizado demuestran que hemos conseguido batir a Samsung por completo

El aparato se comercializará a mediados de octubre con dos procesadores diferentes. Y sobresaldrá en ambos: volará con un Qualcomm Snapdragon 800 a 2,3 Ghz, y será el primer aparato con un Tegra 4 de Nvidia a 1.8 Ghz. “Tenemos la mejor CPU del mundo a disposición de Xiaomi”, aseguró el presidente de Nvidia, Jen Hsun Huang.

El teléfono dispondrá de 2 gigas de RAM e incluirá también una de las tarjetas de memoria más veloces, la SanDisk de 120 megas por segundo. Su batería, de 3.050 Amh, permitirá que los compradores no tengan que preocuparse por ella. “Los tests que hemos realizado demuestran que hemos conseguido batir a Samsung por completo”, sentenció Lei.

Pero la mayor ovación llegó cuando el directivo reveló el precio del MI 3 tras una nube de humo artificial. La versión de 16 GB del costará solo 1.999 yuanes (250 euros) y la de 64 GB, 2499 (315 euros). “Es un precio honesto”, dijo Lei, empeñado en hacer trizas el mercado. El Xiaomi 2S, considerado este año el teléfono más popular de China según una encuesta de la consultora especializada Antutu, queda desde ahora rebajado a 1.799 yuanes (220 euros) en su versión de 32 GB. Y la marca también cuenta con el Hongmi, un aparato con una pantalla de 4,7 pulgadas y un procesador de 1,5 Ghz cuyo precio es de solo 100 euros.

Como todos sus productos, este último solo puede ser adquirido online y las 100.000 primeras unidades que se pusieron a la venta el mes pasado volaron en 90 segundos. Otros productos también están agotados. “Es algo por lo que tengo que pedir perdón. La demanda multiplica por 10 nuestras previsiones más optimistas. Pido paciencia”, se disculpó. Como explicó a este periódico en una entrevista el presidente de Xiaomi, Lin Bin, aunque prevén que en 2013 la empresa venda 20 millones de teléfonos, no pretenden hacer dinero con el hardware sino con el software. Y lo mismo sucede en el segundo producto que presentó Xiaomi ayer por la tarde.

Las 100.000 primeras unidades que se pusieron a la venta el mes pasado volaron en 90 segundos.

Había mucha expectación por saber cuál sería el siguiente mercado al que Xiaomi le hincará el diente. Lei Jun incluso bromeó con ello y mostró de fondo una fotografía en la que se veían los cuatro aparatos con los que se ha especulado en los últimos meses: un ordenador, una videoconsola, una tableta, y un televisor. Los fans aullaron ¡tableta!, pero lo que se desveló fue la Xiaomi TV, una pantalla que, según Lei, "por fin hará honor al nombre 'Smart TV'".

Se trata de un televisor 3D de 47 pulgadas que también utiliza el sistema operativo de la casa, basado en Android 4.1, y un chip Qualcomm 600 a 1,7 Ghz. “Queremos que sea la primera televisión para gente joven”, anunció el consejero delegado. Por eso, está pensada para el consumo de vídeo por Internet —que la empresa ofrece a través de Xiaomi Box—, optimizada para videojuegos; incluye un mando inalámbrico desarrollado por la propia Xiaomi-, con plena conectividad para los teléfonos móviles, y, sobre todo, saldrá al mercado con un precio imbatible que provocó otra larga ovación: 374 euros. "Solo espero que no tarden en sacar una tableta", suplicaba un fan.

Más información