Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los activistas contra Skype

Denuncian sospechas de violación de la privacidad de conversaciones, sobre todo en China

Los activistas contra Skype

Un informe de transparencia, esa es la petición mínima a Skype. Un grupo de activistas, abogados especializados en privacidad, periodistas y organizaciones a favor de los derechos de los usuarios en Internet han publicado una carta abierta en la que esgrimen sus argumentos para desconfiar del programa de telecomunicaciones.

Este colectivo expone que sus sospechas comenzaron a partir del cambio de propiedad, desde que en octubre de 2011 Microsoft compró el software europeo no han aportado ninguna información sobre si se comparten datos con gobiernos o terceras empresas. Algo que en su opinión no es tolerable tratándose de un sistema de telecomunicaciones con más de 600 millones de cuentas activas.

Carta abierta a Skype

Skype Division President Tony Bates

Microsoft Chief Privacy Officer Brendon Lynch

Microsoft General Counsel Brad Smith

Estimados sr. Bates, sr. Lynch y sr. Smith,

Skype es una plataforma de comunicaciones de voz, vídeo y chat con más de 600 millones de usuarios en todo el mundo, convirtiéndolo efectivamente en una de las mayores compañías de telecomunicaciones del mundo. Muchos de sus usuarios confían en Skype por las comunicaciones seguras -ya sean activistas operando en países gobernados por regímenes autoritarios, periodistas comunicando con fuentes sensibles, o usuarios que quieren hablar privadamente en confianza con socios comerciales, familia o amigos.

Resulta desgraciado que estos usuarios, y aquellos que les aconsejan en las mejores prácticas de seguridad, trabajan frente a declaraciones persistentemente poco claras o confusas sobre la confidencialidad de las conversaciones de Skype, y en concreto sobre el acceso que los gobiernos y otras terceras partes tengan a los datos y comunicaciones de usuarios de Skype.

Entendemos que el cambio de propiedad a Microsoft, y las correspondientes variaciones de la jurisdicción y la gestión, pueden haber hecho que algunas cuestiones sobre el acceso lícito, la retención de datos de usuario, y el grado de seguridad de las comunicaciones por Skype sean temporalmente difíciles de contestar de forma autorizada. Sin embargo, pensamos que 8 meses desde el anuncio original de la fusión, y en la víspera de la integración por parte de Microsoft de Skype en muchos de sus servicios y programas clave, ha llegado la hora de que Microsoft documente públicamente la seguridad de Skype y las prácticas de privacidad.

Instamos a Skype a publicar regularmente y de forma actualizada un Informe de Transparencia que incluya:

1. Datos cuantitativos relativos a la cesión de información de los usuarios de Skype a terceras partes, desagregado por país originario de la petición, incluyendo el número de solicitudes realizadas por gobiernos, los tipos de datos solicitados y la proporción de solicitudes con las cuales ha cumplido.

2. Detalles específicos de todos los datos de usuario que Microsoft y Skype están reteniendo actualmente y las políticas de retención.

3. El punto de vista de Skype de qué datos de usuario será posible interceptar o retener por terceras partes, incluyendo proveedores de red o posibles atacantes maliciosos.

4. Documentación relativa a la actual relación operacional entre Skype y TOM Online en China y otras terceras partes que sean usuarios autorizados de la tecnología Skype, incluyendo el conocimiento de Skype de las capacidades de vigilancia y censura a las que los usuarios puedan estar sujetos como resultado de usar estas alternativas.

5. La interpretación de Skype de sus responsabilidades bajo la Ley de Asistencia de Comunicaciones para el cumplimiento de la ley (CALEA) sus políticas relativas a la desclasificación de los metadatos de las llamadas como respuesta a requerimientos judiciales y Cartas de Seguridad Nacional (NSLs) y más generalmente, las políticas seguidas cuando Skype recibe y responde a peticiones de datos de usuarios por parte de agencias de inteligencia y cumplimiento de la ley en los USA y en otra parte cualquiera.

Otras compañías como Google , Twitter y Sonic.net ya publican informes de transparencia detallando las solicitudes de datos de usuario por terceras partes dos veces al año. Creemos que esta información es vital para ayudarnos a ayudar a los usuarios más vulnerables de Skype, que confían en su software para la privacidad de sus comunicaciones y, en algunos casos, sus propias vidas.

La idea es que sigan la estela de Google o Twitter, dos empresas que periódicamente, publican las peticiones de información (o retirada de ella) por parte de los gobiernos, concretando cuáles atendieron y cuáles rechazaron."Muchos de sus usuarios confían en Skype para comunicaciones seguras, ya sean activistas que operan en los países gobernados por regímenes autoritarios, periodistas que se comunican con fuentes confidenciales o usuarios que deseen hablar en privado en confianza con socios de negocios, familiares o amigos. Es lamentable que estos usuarios y aquellos que les aconsejan en las mejores prácticas de seguridad no puedan trabajar sin enfrentarse a las poco claras y confusas prácticas acerca de la confidencialidad de Skype, y en particular al acceso a gobiernos y otros terceros de los datos y las comunicaciones", exponen.

La preocupación es mayor con respecto a China donde Skype funciona en colaboración con una empresa local de telecomunicaciones, Tom. En consecuencia, la versión en mandarín de Skype tiene un filtro que bloquea los mensajes de texto que considera "no aptos para la entrega", aunque la apariencia y funcionamiento de Skype parece la misma. Además, no queda muy claro el nivel de vigilancia y control que tienen las autoridades chinas. Se pide que se detalle si hay alguna técnica de censura adicional.

De momento, Microsoft se limita a remitir una nota aclaratoria: “Estamos revisando la carta. Microsoft tiene un compromiso permanente de colaborar con abogados, socios de la industria y gobiernos de todo el mundo para desarrollar soluciones y promover políticas públicas eficaces que ayuden a proteger la seguridad de las personas y la privacidad en Internet".

Entre los firmantes de la carta, además de activistas y periodistas a título particular, se encuentran organizaciones como Global Voices (una plataforma dedicada al periodismo ciudadano cuyo lema es "dar voz a quienes no la tienen"), Tech for freedom y Electronic Frontier Foundation.

También está la Asociación de Internautas, la única española entre las que firman el documento. Víctor Domingo, su presidente, aclara que no tienen pruebas concretas que denunciar, pero sí fundadas sospechas: "Pensamos que este programa está interceptando algunas conversaciones. Para algunas personas violar su privacidad puede costarles la vida. Y para un usuario normal es sencillamente una intromisión en las libertades civiles". Subraya que esta carta es un primer paso de más acciones para que Microsoft cambie su política respecto a Skype.

Domingo desmiente que se trata de una campaña contra Skype, un programa al que la comunidad internauta está muy agradecida: "La popularización de este software ha hecho que hoy tengamos tarifas de ADSL y de llamadas internacionales mucho más ajustadas".

Aunque inicialmente no hubo grandes movimientos tras la compra de Skype por parte de Microsoft, en el último tramo de 2012 comenzó el impulso de Skype de manera más activa. No solo como una aplicación nativa y preinstalada en sus móviles con Windows Phone 8, sino también como sustituto de su otrora popular servicio de mensajería, MSN Messenger, que desaparecerá el 15 de marzo.

El próximo 29 de enero el gigante de Redmond estrenará una nueva edición de Office, dedicado al mundo profesional. Skype estará integrado como herramientas de mensajería y llamadas de voz para debatir sobre documentos compartidos y trabajos de grupo.