Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Windows 8 es una catástrofe para los pecés”

El cofundador de Valve pronostica que el mundo táctil no sobrevivirá más de diez años

Gabe Newell.
Gabe Newell.

El director general de Valve, Gabe Newell, ha asegurado en una entrevista en la feria Casual Connect de Seatle que el nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 8, "es una catástrofe" para los ordenadores de sobremesa". Además ha afirmado que el mundo táctil desaparecerá en diez años.

El cofundador y director general de Valve fue entrevistado inició su carrera en Microsoft desarrollando Windows, durante 13 años. Ahora dirige una de las mayores plataforma de videojuegos, valorada en 3.000 millones de dólares (2.400 millones de euros).

Según Newell, el futuro del desarrollo informático es radicalmente distinto al que se está viviendo en la actualidad, sobre todo en lo que concierne a los ordenadores de sobremesa. "Creo que Windows 8 es una catástrofe para todo el mundo en el espacio de PC. Creo que vamos a perder cosas del mundo PC de primer nivel. Además, creo que los márgenes serán destruidos por un grupo de personas. Si eso ocurre será bueno tener alternativas para protegerse".

La alternativa, según Newell, es Linux. "Las plataformas de código abierto constituyen los pilares de la informática que se ofrece hoy en día. Valve no existiría hoy sin el PC, Epic, Zynga o Google. Todos ellos no habrían existido sin la apertura de la plataformas de código libre. El problema, sin embargo, es que muchas empresas no están interesadas en las plataformas libres. Hay una fuerte tentación para cerrar la plataformas, porque miran a lo que pueden lograr cuando se limita a los competidores".

En cuanto al espacio de trabajo, Newell señala que el control táctil no tendrá una vida tan longeva como el ratón, a pesar de la excelente acogida por el momento. "Creemos que lo táctil es a corto plazo. El ratón y el teclado se mantuvieron estables durante 25 años, pero creo que los 'toques' permanecerán estables durante 10 años".

Sobre el futuro del control de los dispositivos ha afirmado que será producto de nuevas tecnologías. "Yo creo que vamos a tener bandas en las muñecas, y que se va a hacer algo con las manos, que son muy expresivas".