Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El encanto perdido del portátil

Del 'netbook' al 'ultrabook', el ordenador lleva años buscando nuevos reclamos para mantener su atractivo, ahora amenazado por las tabletas

No te puedes llamar portátil y pesar tres kilos. No, cuando una tableta pesa 800 gramos. Tampoco es la solución que el portátil de kilo supere el millar de euros. Si no soluciona su problema peso/precio, la tableta es una seria amenaza al reinado del portátil.

Los españoles acabarán el año comprando 4,7 millones de ordenadores, un 35% menos que en 2010. De todos esos ordenadores el 75% son portátiles, aunque si se atiende solo al consumo privado (el 60% del total), el mercado del portátil se come el 85%. Sin embargo, la irrupción de las tabletas, incluso de los smartphones, parece que ha parado su crecimiento.

"La canibalización es entre las pantallas de 10 pulgadas, entre los netbooks, las tabletas y los móviles", explica Alberto Ruano, director general de Toshiba España. "El portátil no tiene sustituto para trabajar. La tableta complementa el portátil, pero nunca lo sustituirá". El portátil aún hace cosas que una tableta no hace o le son incómodas de hacer.

"El auge de las tabletas ha dañado mucho las ventas de los miniportátiles (netbooks), que años atrás llegaron a tener el 30% del mercado de ordenadores y ahora no llega al 15%", dice Salvador Cayón, director de Marketing de HP. "Pero los minis seguirán existiendo".

Si en 2007 los portátiles se comieron al PC gracias a los miniportátiles, que comenzó lanzando Asus, ahora la esperanza del sector ante el empuje de las tabletas son los llamados ultraligeros o ultrabook (término registrado por Intel).

"El año 2012 será del ultrabook, la mezcla de tableta y ordenador", pronostica Ruano. Efectivamente, estos ultraligeros juntan lo mejor de esos dos mundos: un kilo de peso, batería para ocho horas, arranque instantáneo (tabletas) y teclado físico y pantalla de 13 pulgadas (ordenador). De momento queda pendiente el reto del precio. "Para que tengan éxito deben costar menos de 800 euros", dice Ruano.

IHS iSupply estima que las ventas de ultrabooks no alcanzarán el millón de unidades este año, apenas el 2% de las ventas totales de los portátiles. Pero para el próximo, los ultradelgados representarán el 13% de todas las ventas de portátiles, el 28% en 2013, y el 38% para 2014.

"Ordenadores ultraligeros han existido siempre", puntualiza Cayón, "aunque estaban enfocados al sector profesional, con precios por encima de los 2.000 euros. Apenas suponían el 6% de las ventas".

Efectivamente, el concepto ultrabook ya hace años que lo practica Apple con su línea de ordenadores MacBook Air, a partir de 950 euros.

"Todavía es prematuro, tanto por tecnología como por precios, pronosticar el impacto de los ultraportátiles", dice Cayón. Apenas hay media docena de modelos en el mercado del consorcio creado por Intel (que pone los chips), los fabricantes Acer, Asus, Toshiba y Lenovo, más el último sistema operativo de Microsoft.

El grupo Ultrabook ya ha anunciado rebajas de un 10% en sus precios actuales. A mediados de 2012 los modelos de Acer se encontrarán por unos 800 euros y en 2013 por 500, según ha declarado el presidente de Acer, Jim Wong.

Gracias al concepto ultrabook el portátil seguirá muy vivo, según IHS iSupply, que revela que en 2015 se venderán en todo el mundo 324,9 millones de portátiles frente a los 220 millones de 2011. Aunque el crecimiento del mercado de portátiles se ralentizará en los próximos años por la presión de las tabletas, este continuará progresando.

"Antes la disyuntiva era fijo y/o portátil. No había otras alternativas", explica Cayón. "Ahora existen las tabletas e incluso los smartphones y creo que, al final, los dueños de estos aparatos querrán tener en casa un ordenador potente y fijo con conexión a Internet, a la televisión, un buen sonido y con capacidad para jugar. Creo que la crisis la está resistiendo mejor el fijo que el portátil. A nosotros la gama de ordenadores All in One nos va muy bien". Cayón no oculta un importante factor de negocio: hoy un ordenador fijo cuesta más que un portátil y deja más margen. "Las cosas se han vuelto al revés".

MacBook Air

MacBook Air
MacBook Air

Es tan apetitoso que le está quitando mercado a su hermano iPad. Pesa 1,3 kilos. Los hay desde 949 euros, pero el de pantalla de 13 pulgadas, 4 gigas de memoria y 7 horas de batería ronda los 1.250 euros.

Aspire S3

Aspire S3
Aspire S3

Acer ya ha empezado las rebajas: 769 euros por un ultrabook de 1,3 kilos de peso, pantalla de 13 pulgadas, 4 gigas de RAM, Intel Core 5, Windows 7, arranque en dos segundos y batería que aguanta 7 horas.

Zenbook UX 31

Zenbook UX 31
Zenbook UX 31

Las características de todos los ultrabook son similares, cualquiera que sea su marca, así que Asus juega la carta de un diseño exquisito, aunque también lo cobra en el precio (999 euros).

Portegé Z830

Portegé Z830
Portegé Z830

Toshiba tiene el ultrabook más ligero (1,1 kilos), con más conexiones USB (uno de ellos 3.0) y con teclado retroiluminado para escribir en lugares sin apenas luz. RAM de solo 2 gigas, ampliables. Precio: 999 euros

ProBook

ProBook
ProBook

HP, primer vendedor mundial, de momento no tiene un ultrabook de verdad. Lo más parecido es el Probook con un precio imbatible (620 euros), pero con las pegas de su peso (1,8 kilos) y escasa batería (5 horas).

Más información