Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samsung podrá vender su tableta en Australia

El Tribunal Federal de Sidney levanta la prohibición de comercializar la Galaxy Tab 10.1

El fabricante surcoreano Samsung ha logrado que el Tribunal Federal de Sidney levante la prohibición de vender su tableta Galaxy Tab 10.1 impuesta por un juez en octubre a petición de Apple. El fabricante estadounidense denunció a Samsung por considerar que su tableta vulneraba patentes suyas. Apple ha recurrido la decisión del tribunal, recurso que deberá estudiarse de forma inmediata antes de que Samsung pueda colocar su tableta en los escaparates. La decisión es previa a la sentencia sobre el conflicto que no se ha dictado. Los jueces consideran que la vida comercial de la tableta es de aproximadamente un año y que prolongar la prohibición de venta supondría "matar" la Galaxy 10.1 en Australia. La patente más discutida hace referencia a la pantalla táctil. La decisión permitirá a Samsung aprovechar la campaña navideña.

Este episodio no es el único que enfrenta a ambas compañías. En Alemania, también a iniciativa de Apple, Samsung no puede vender esta tableta. Apple sostiene que los parecidos entre su tableta iPad y la Galaxy 10.1 de Samsung son demasiados y ha convencido a una corte alemana de que es así. El asunto empezó a sustanciarse en agosto, cuando el tribunal prohibió la venta de la tableta de Samsung en toda Europa salvo Holanda, por una razón estrictamente jurisdiccional. Luego corrigió su decisión prohibiendo la venta únicamente en Alemania. El tribunal considera que la filial alemana de Samsung, que tiene personalidad jurídica propia, no puede vender ni exportar la tableta. Las otras filiales europeas, sin embargo, pueden comercializar el producto en su territorio. Samsung defendía que Apple había presentado imágenes falsas de Tab para reforzar la idea de que su diseño era una simple copia, y que el tribunal no tenía competencias para ordenar un bloqueo comercial en toda la Unión Europea. Apple tiene demandas abiertas por los mismos motivos en otros países como Francia y Estados Unidos.

En Holanda, Apple había denunciado que Samsung violaba hasta 10 patentes de su titularidad con la gama de teléfonos inteligentes Galaxy. El juez, al final le dio la razón en una de ellas y prohibió la venta de tres modelos de Samsung. La prohibición en este país no afecta a la tableta.